Todo lo que debes saber sobre la electroestimulación

Todo lo que debes saber sobre la electroestimulación
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 29 may 2017 · Actualización: 16 jul 2019

Hace años que la electroestimulación hizo su aparición en el mundo del fitness. Esta técnica ha sido siempre utilizada por los deportistas como complemento al entrenamiento o como ayuda para recuperarse de una lesión.

Pero desde hace un tiempo, el mundo de la estética la está utilizando como método adelgazante, anticelulítico y antiflacidez. Aunque no todos los contextos en los que se usan estas corrientes eléctricas son correctos. Un ejemplo de ello son los aparatos domésticos que se venden en la teletienda, que prometen cuerpos esculturales (como los que salen en sus promociones) simplemente usando el aparato de electroestimulación sentado en el sofá sin hacer el mínimo esfuerzo.

En este artículo queremos analizar el controvertido tema de la electroestimulación en profundidad. Queremos aportar una visión profesional con la que puedas valorar en qué contextos usarla y las ventajas e inconvenientes que tiene.

¿Qué es la electroestimulación?

La electroestimulación es una técnica que sirve para ejercitar los músculos mediante impulsos eléctricos. Las corrientes eléctricas son generadas por un dispositivo que se traspasan a través de unos electrodos adheridos a la piel. De esta manera, se pretende imitar la contracción muscular que genera el sistema nervioso cuando ejercitamos nuestro cuerpo.

Los objetivos de la electroestimulación son estimular el músculo y así, con el gasto energético, evitar la flacidez y mejorar la insuficiencia venosa. Como consecuencia de esto, los músculos adquieren fuerza y resistencia.

La electroestimulación no puede ser empleada siempre. Entre las personas que no pueden realizar electroestimulación están las embarazadas, pacientes con cáncer o con enfermedades cardíacas, que lleven marcapasos, que sufran epilepsia o que padezcan enfermedades graves o infecciosas. Tampoco se puede emplear en estados febriles o en periodos de reposo.

¿La electroestimulación es una técnica estética?

shutterstock-288984758.jpg

La electroestimulación también se utiliza como método de estética para adelgazar y combatir la flacidez y la celulitis. Pero hay que destacar que este método solo debe ser complementario al ejercicio aeróbico y una dieta sana y equilibrada, ya que, como muy bien recalca la SEME (Sociedad Española de Medicina Estética), la única manera de perder calorías es realizando ejercicio físico, porque solo así es como se activa gran parte del sistema muscular.

Si es el caso de que se usa la electroestimulación como método para perder volumen, esta debe complementarse con masajes de drenaje que ayuden a eliminar la grasa que ha disuelto el dispositivo electroestimulador. Los aparatos cuentan con diferentes programas que trabajan problemas concretos: recuperación de lesiones (rehabilitación), mejorar problemas de circulación o adelgazar y tonificar.

↪️ Relacionado: Las claves de la electroestimulación

¿Es correcto pasar de un método complementario a un método único?

El electrofitness es una variante del fitness que combina la electroestimulación para complementar el ejercicio físico que se realiza, ya que las corrientes eléctricas ayudan a incrementar la fuerza y la resistencia de los músculos mientras se realiza ejercicio físico. Además, no solo se utiliza como técnica de entrenamiento, también ayuda a los deportistas a recuperarse de lesiones sufridas.

El problema radica cuando se quiere emplear la electroestimulación como el único método de ejercicio, es decir, tener un cuerpo fuerte y tonificado sin esfuerzo y en poco tiempo. Si ese es tu objetivo, lamentablemente no te va a servir la electroestimulación. No puedes tener un cuerpo saludable y esbelto estando tumbado/a en el sofá y sin realizar ejercicio físico complementario, a pesar de lo que digan en los anuncios.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene la electroestimulación?

A modo de conclusión, vamos a analizar las ventajas e inconvenientes que la técnica para que puedas valorar si te conviene realizarla.

Dentro de sus ventajas están:

  • Trabajo muscular muy específico. Esta técnica permite trabajar zonas musculares específicas, así que si necesitas realizar un trabajo concreto sobre un grupo muscular, con la electroestimulación el trabajo será más efectivo.
  • Mayor alcance del ejercicio. Gracias a la electroestimulación se consiguen alcanzar y activar fibras que no pueden trabajarse realizando ejercicio de forma voluntaria.
  • Excelente para personas que no pueden ir al gimnasio. Si llevas una vida activa pero no tienes tiempo para ir al gimnasio, puedes completar tu actividad aeróbica con la actividad tonificante de la electroestimulación mientras realizas tus actividades cotidianas (en el trabajo, en casa, mientras vas a la compra o descansas un rato viendo la televisión o leyendo un libro, por ejemplo).
  • Recomendado para personas que no pueden cansarse mucho. La electroestimulación es un método de ejercicio pasivo porque el sistema nervioso y muscular sufre muy poca fatiga.
  • Eliminación de líquidos y celulitis. Gracias a las corrientes eléctricas conseguirás eliminar líquidos y mejorar la circulación sanguínea, con la consecuente pérdida de celulitis.
  • Buenos resultados. Los resultados que se consiguen con la electroestimulación son visibles rápidamente a corto plazo.

Por otro lado, los inconvenientes de esta técnica son:

shutterstock-271409714.jpg
  • No fomenta la coordinación ni el control muscular. Esto es debido a que, al tratarse de impulsos involuntarios provocados por el dispositivo utilizado, el cerebro se desconecta y, por tanto, no se producen conexiones ni órdenes voluntarias de contracción del músculo.
  • No se puede trabajar toda la musculatura. La electroestimulación solo puede actuar sobre zonas musculares concretas, que en algunas ocasiones puede ser beneficioso, pero para trabajar a nivel general se deben realizar varias sesiones.
  • Volumen muscular mínimo. Es cierto que esta técnica consigue tonificar la musculatura pero, en ningún caso, se consigue el mismo volumen muscular que trabajando los músculos haciendo ejercicio o en el gimnasio.
  • El riesgo de lesiones aumenta. En el caso de la electroestimulación solo se trabajan los músculos, sin ejercitar los ligamentos o tendones, por tanto el riesgo de sufrir lesiones es mucho mayor a pesar de estar muscularmente más fuerte.
  • No todas las personas pueden utilizar la electroestimulación. Como hemos comentado anteriormente.
  • Fallos renales. Pueden producirse sobrecarga y colapso en los riñones, aunque esto ocurre solo en casos extremos, de uso excesivo.

Así que la única manera de conseguir un cuerpo 10 es realizando ejercicio físico y cuidando la alimentación. Si quieres potenciar todo ese trabajo, entonces la electroestimulación sí es un método que te puede ayudar.

↪️ ¿Has probado la electroestimulación? ¿Estás a favor o en contra de este sistema de entrenamiento? Estos y muchos temas más los encontrarás en el foro de Multiestetica, te esperamos!

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.