¿Cuántos tipos de obesidad hay?

¿Cuántos tipos de obesidad hay?
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 14 dic 2017 · Actualización: 16 jul 2019

Cuando oímos el termino obesidad nos imaginamos siempre a una persona con mucho peso que tiene problemas incluso de movilidad y cuya vida está en riesgo precisamente porque es susceptible de padecer alguna patología asociada a esta enfermedad.

Nada más lejos de la realidad. Hay personas que, sin tener demasiados kilos, son obesas. Y personas grandes que no estarían catalogadas como tal. Ello se debe a que la obesidad se valora en términos de grasa corporal y no de peso. Además, dentro de la propia enfermedad hay varios tipos y clasificaciones en función de muchos factores: el tipo de persona que la padece (hombre, mujer o niño), el grado de riesgo de la misma, la causa que la ha propiciado, etc. De todo ello hablaremos en este artículo. Pero, antes, vamos a ver qué es la obesidad.

¿Qué es la obesidad?

La obesidad ha sido definida por la Organización Mundial de la Salud como «una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud». Este organismo internacional califica la obesidad como una pandemia a escala mundial debido que más de 600 millones de personas en el mundo la padecen. En nuestro país, más del 22% de españoles sufre obesidad, una cifra que resulta alarmante si tenemos en cuenta los riesgos asociados a esta enfermedad.

La obesidad está detrás de varias enfermedades metabólicas, como la diabetes, que se ha incrementado de un modo preocupante en los últimos años, el aumento de la tensión arterial o la intolerancia a la glucosa… Además, se ha asociado a algunos tipos de cánceres. Sin mencionar que muchos de ellos presentan problemas emocionales como depresión, ansiedad o baja autoestima, o problemas de movilidad como discapacidad, amén de que disminuye la calidad de vida de aquellos que la sufren.

¿Cómo se mide la obesidad?

La obesidad se mide en función del índice de masa corporal (IMC) relacionado con su estatura al cuadrado. La Organización Mundial de la Salud establece una distinción entre sobrepeso y obesidad. Se considera sobrepeso cuando el índice de masa corporal es igual o superior a 25. Cuando este índice es igual o superior a 30 hablamos de obesidad.

Además del IMC, la obesidad se puede medir por rayos X, por densitometría, por el índice cintura-cadera (ICC) o por biompedancia, pero salvo el ICC, que también se emplea de manera habitual, el índice de masa corporal es el sistema más usado.

tipos de obesidad

Tipos de obesidad

Los profesionales en obesidad hablan de varios tipos según diversas opiniones. Por ejemplo, a tenor del riesgo que presenta la obesidad, se pueden distinguir los siguientes tipos:

  • Obesidad grado 1. La presentan aquellas personas cuyo IMC está comprendido entre 30 y 34.
  • Obesidad grado 2. La tienen los pacientes con un IMC que oscila entre 35 y 39.
  • Obesidad grado 3 u obesidad mórbida. Cuando el IMC supera los 49 hablamos de este tipo de obesidad.
  • Obesidad grado 4 u obesidad extrema. Los pacientes con un IMC superior a 50 estarían englobados en esta categoría.

Si tenemos en cuenta la causa de esta enfermedad, podemos hablar de los siguientes tipos:

  • Obesidad nerviosa (o del estómago nervioso). Es aquella generada a consecuencia del consumo nervioso de alimentos para paliar episodios de estrés o ansiedad. Suelen ser alimentos ricos en grasas o azúcares, por lo que la grasa tiende a acumularse en el abdomen.
  • Obesidad metabólica aterogenética. Suele estar asociada al consumo de alcohol y genera una apariencia hinchada en la persona que la padece, con una gran acumulación de grasa en la zona de la barriga.
  • Obesidad alimenticia. Es la más habitual, pues está ocasionada por el consumo exagerado de alimentos, sobre todo, de alimentos ricos en grasas y azúcares. En este caso, la grasa tiende a acumularse en las extremidades.
  • Obesidad hereditaria. Como su propio nombre indica, es de tipo genético y la grasa se suele localizar en las caderas, los glúteos y los muslos.
  • Obesidad por gluten. Este tipo de obesidad está relacionada con la alteración que produce el gluten en el metabolismo de esos pacientes, que afecta al sistema endocrino y provoca un desajuste hormonal. En estas personas, son las caderas, los glúteos y los muslos las zonas que pres obesidad.jpg entan un mayor volumen de grasa.
  • Obesidad sedentaria. Otra de las habituales debido al ritmo sedentario de vida que llevamos, pero también afecta a aquellos pacientes que durante toda su vida han practicado ejercicio y que, de buenas a primeras, llevan una vida sedentaria. Estas personas presentan más grasa en la zona de la barriga.

Hemos visto que, según los tipos de obesidad establecidos de acuerdo a su causa, la grasa tiende a acumularse en un lugar o en otro. También existe una clasificación de la obesidad dependiendo del lugar en el que se deposite esa grasa, a saber:

  • Obesidad homogénea. Es aquella que se distribuye de manera uniforme por todo el cuerpo, sin zonas que destaquen con respecto a otras.
  • Obesidad abdominal, central o androide. Se dice que un paciente tiene obesidad abdominal cuando la grasa se ha acumulado en esta zona del cuerpo, así como en el pecho. Es una obesidad peligrosa, ya que, según los expertos, puede provocar diabetes y problemas coronarios.
  • Obesidad periférica. En este caso, la grasa tiende a depositarse en las extremidades: muslos, glúteos, caderas, etc. Esta clase de obesidad es más común en el sexo femenino y suele originar mala circulación y problemas vasculares.

↪️ Relacionado: Cirugía posbariátrica para eliminar el exceso de piel tras la pérdida de peso

Tal y como hemos señalado, la obesidad está detrás de muchos problemas de salud física y psicológica, lo que deriva en una peor calidad de vida y en que esta sea más corta. Si sospechas que puedes sufrir obesidad, ponte en contacto con un profesional especializado en obesidad para que valore tu caso. Este médico calculará tu índice de masa corporal y determinará el tipo de obesidad que tienes en función de su causa, del lugar donde se encuentre la grasa o del riesgo que presenta para tu salud. Su diagnóstico y el tratamiento que determine conveniente serán vitales para que puedas recuperar tu vida de nuevo.

↪️ ¿Quieres hablar con otras personas y que te cuenten qué métodos les han funcionado? ¡Entra en nuestro foro!

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.