Recupera hasta 1.000€ de tu tratamiento

Cada mes tienes la oportunidad de poder conseguirlo.
¡Guarda la factura y participa gratis!

Participa

¿Tienes novedades? Cuéntale a la comunidad tus avances

15 oct 2023 · Actualización: 15 oct 2023

El destino en las ondas

Vale la pena
143101
143096

Sobre el Doctor

Córdoba

A pesar de que siempre aborrecí el tamaño y la forma de mi nariz, la posibilidad de someterme a una cirugía no era más que un plan fantasioso.

Cada vez que expresaba mis deseos de hacerlo, la gran mayoría me respondía con frases como: “estás loca, no lo hagas”, “pero si eres muy guapa”, “tu nariz tiene mucha personalidad”, “te cambiará la cara entera” y una larga lista de razones que me hacía sentir que aquello no era más que un capricho absurdo.

Pero yo no sólo odiaba ver mi perfil en fotos o en el espejo; además mi respiración era en muchas ocasiones dificultosa y desde mi juventud padecía un fastidioso moqueo crónico que me obligaba a vivir con un pañuelo en la mano.

Con el paso del tiempo, finalmente decidí callar esas voces que en cierto modo me oprimían y busqué la forma de poner fin a mi complejo físico y problema de salud.

Durante semanas, hice una búsqueda exhaustiva para encontrar al médico idóneo, sin embargo, ante tantas opciones acabé por agobiarme y nada me entusiasmaba.

Aunque no quisiera pecar de mística, en medio de mi frustrada investigación me pasó algo que determinó mi destino: mientras conducía escuché al Dr. Amaro Camacho por la radio.

Enseguida me transmitió lo que hasta entonces había echado en falta: sentir que el cirujano era una persona real, más allá de la imagen de un extraño sonriente entre un sinfín de fotos de narices en mi ordenador.

El Dr. Camacho parecía ser un médico joven, que irradiaba un talento natural para la dialéctica; capaz de transmitir cercanía, profesionalidad y hasta sentido del humor en tan solo unos minutos de escucha. Me entraron ganas de hablar con él personalmente y no tardé en pedirle una primera consulta.

Por motivos de trabajo, mis consultas previas a la operación fueron telemáticas pero eso no supuso ningún impedimento para que la comunicación fuera excelente, pues supo entender lo que quería desde el principio, tratándome con suma atención y empatizando hasta el extremo en que me aclaraba dudas que yo, por ignorancia, ni me cuestionaba. El procedimiento que me realizaría sería una septorrinoplastia, con la cual corregiría tanto el tamaño de mi nariz como su función.

El día previo a la operación, finalmente me dirigí al hospital San Juan de Dios de Córdoba para realizarme una endoscopia nasal y las fotografías que el doctor usaría en quirófano. Allí por fin tuve el placer de conocerle en persona, tanto a él como a su amabilísima auxiliar, quien me atendió durante todo el proceso administrativo.

Por fin llegó el gran día. Estaba emocionada a la vez que nerviosa, pues nunca me había sometido a una cirugía por voluntad propia y únicamente había pisado un quirófano en mi niñez.

El camino al quirófano lo hice a pie junto al camillero, quien me hizo reír a pesar de que yo sentía que andaba hacia la silla eléctrica por ese frío pasillo de hospital. Al cruzar las puertas, a lo lejos ví al doctor junto a un equipo de médicos que parecían salidos de `Anatomía de Grey´ y que me saludaron calurosamente, lo cual me reconfortó puesto que mi cerebro se encontraba en medio de una historia algo más turbia. Rápidamente entramos al quirófano y después de intercambiar algunas frases todo empezó y los nervios terminaron para mi.

Desperté intrigada por saber cómo había ido todo. Una vez en mi habitación, me dijeron que la operación había salido de maravilla. Como fue por la tarde pasé la noche en el hospital, donde las enfermeras me visitaron cada vez que lo necesité. A la mañana siguiente, el doctor vino a verme y me mostró el resultado. No pude evitar que se me escaparan unas lágrimas. Realmente era una nariz preciosa.

Al cabo de un rato me fui a casa, donde llevé a cabo las instrucciones del postoperatorio que tan bien me explicaron tanto él como Ángela, la cual además siguió en contacto conmigo durante los días siguientes.

Al cabo de una semana, en la que jamás experimenté dolor de ningún tipo, volví a ver al Dr. Camacho en consulta para que me retirase los puntos y la férula.

Cuando vi mi nariz de nuevo en el espejo pude confirmar lo que había visto en las fotos: había hecho un trabajo perfecto. De perfil tenía el tamaño ideal, con la punta en el ángulo preciso y la proyección exacta que buscábamos. En el frontal, seguía siendo yo, pues fue capaz de conservar la armonía de mi rostro.

Mi alegría no hizo más que crecer, ya que además de encantarme yo misma, mi familia y amigos que antes me habían tomado por chiflada, me expresaron lo mucho que les gustaba con un entusiasmo que yo no me esperaba.

Hace casi un mes de mi operación y además de estar feliz con mi aspecto físico, he arreglado mi problema de salud. Quería compartir mi experiencia por si pudiese ayudar a alguien que esté planteándose realizarse una cirugía de este tipo. Le recomiendo que le pida al Dr. Amaro Camacho una primera consulta y si decide operarse, estoy segura de que se alegrará eternamente.

Gracias al Dr. Amaro por su inmenso talento y buen trato, y a todo su equipo por la profesionalidad con la que me atendió. Verdaderamente hacen un trabajo excepcional y les deseo todo el éxito posible.

4

Comentarios (4)

Hola, hermoso resultado, era un poco lo que yo buscaba y terminé con una nariz con punta de pista de sky y encima la desviación estética sigue igual o peor. Busco médico para rino secundaria, me podrías decir el precio aproximado de tu cirugía por favor?
Responder
¡Hola! muchas gracias :) Siento que tu operación haya salido mal y espero que puedas solucionarlo pronto. Mi cirugía costó 4700 € incluyendo la noche de hospitalización. Cada caso varía dependiendo de su dificultad y en el caso de una secundaría no sé a cuanto podrá oscilar. Te recomiendo que llames al doctor; la consulta no te costará nada y podrá responder todas tus dudas. ¡Mucha suerte!
Responder
¡Hola! muchas gracias :) Siento que tu operación haya salido mal y espero que puedas solucionarlo pronto. Mi cirugía costó 4700 € incluyendo la noche de hosptilacización. Cada caso varía dependiendo de su dificultad y en el caso de una secundaría no sé a cuanto podrá oscilar. Te recomiendo que llames al doctor; la consulta no te costará nada y podrá responder todas tus dudas. ¡Mucha suerte!
Responder
Estoy como tú mi nariz no está tan mal pero la quiero bonita
Responder

¿Te ha gustado esta historia? ¡Explícanos la tuya aquí!

Anuncio
Rinoplastia ultrasónica (hace 6 meses)

Hola!!

Hace 6 meses me realicé una rinoplastia ultrasónica. El postoperatorio es totalmente indoloro y sin moratones, lo único que tienes molestias para respirar por la nariz pero en cuanto a dolor cero. Estoy contenta con el resultado,...

Leer más

Todo el contenido de esta página está generado por usuarios reales del portal y no por doctores o especialistas.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y su médico. Multiestetica.com no hace apología de un tratamiento médico específico, de un producto comercial o de un servicio.