Pápulas perladas: no son peligrosas

Pápulas perladas: no son peligrosas
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 18 sep 2015 · Actualización: 18 sep 2015

Estas microlesiones pueden confundirse con las más terribles de las verrugas o interpretarse como señal de enfermedades de transmisión sexual.

Ya estén más o menos visibles (sus dimensiones varían entre 1 y 3 milímetros de diámetro) o sean evidentes a causa de la coloración, que generalmente se debe a la mucosa circundante, su presencia puede generar vergüenza y temores infundados.

Estamos hablando de las pápulas perladas, excrecencias absolutamente benignas que se presentan bajo la corona del glande en un buen porcentaje de hombres, en torno al 20-30 por ciento.

Estas microlesiones pueden confundirse con las más terribles de las verrugas o interpretarse como señal de enfermedades de transmisión sexual, pero en realidad no son, de ningún modo, contagiosas y no representan la presencia de hongos o bacterias.

¿Qué hacer si aparecen?

La mayoría de los casos no necesitan ser tratados: es rarísimo, de hecho, que las pápulas perladas sean motivo de prurito o fastidio. Solo en casos excepcionales estas minúsculas lesiones pueden presentar problemas particularmente importantes, con algunas repercusiones en el plano sexual o psicológico.

Aunque con el avance de la edad, las pápulas perladas tienen a ser menos evidentes, en los casos en los que no se toleran, es posible eliminarlas con técnicas poco invasivas como el láser o la crioterapia.

De manera alternativa, se recomienda consultar al médico, que nos indicará un tratamiento tópico de crema a base de imiquimod o podofilotoxina para atenuarlas sin efectos secundarios.

La importancia del diagnóstico

El diagnóstico de las pápulas perladas debe ser, absolutamente, hecho por un médico especialista que excluya, a través de la observación directa (penoscopia) o con pruebas específicas, que las lesiones bajo la corona del pene son de otra naturaleza.

Una vez confirmado que no es consecuencia de una enfermedad, sino solamente de una alteración del aspecto de la mucosa, su importancia es exclusivamente estética; se puede convivir con las pápulas perladas sin que influya en nuestra vida sexual o en nuestra salud.

Para conocer un diagnóstico seguro sobre cualquier tipo de lesiones presentes en las mucosas del pene podemos pedir consejo a un urólogo especialista o un dermatólogo experto en venereología.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.