Puntos legales y laborales tras un aumento de pecho

Puntos legales y laborales tras un aumento de pecho
Para que una intervención estética la cubra la Seguridad Social debe ser por caso de accidente, enfermedad o malformación.
Elisa Romero
Elisa Romero
Redactora de contenidos especializada desde hace más de 10 años en cirugías mamarias tanto de reducción, elevación como aumento.
Creación: 1 nov 2013 · Actualización: 10 mar 2020

Los precios de las intervenciones de aumento de senos dependerán, sobre todo, de la técnica quirúrgica utilizada, del tipo de implante escogido y de la colocación de la prótesis (delante o detrás del músculo pectoral).

El precio suele rondar entre los 4.000 y los 6.000 euros, incluso más en algunas ocasiones, pudiendo llegar a costar 12.000 euros.

¿Qué conocemos como aumento de pecho?

La mamoplastia de aumento, o lo que comúnmente conocemos como aumento de pecho es una de las cirugías estéticas más demandadas en la actualidad. Se trata de aumentar el volumen del pecho mediante una prótesis mamaria, con este tipo de cirugía podemos modificar las características de la mama otorgándole así una forma más definida al mismo tiempo en el que se corrigen algunas pequeñas deformaciones.

mamoplastia-aumento.jpg
El aumento de pecho es una de las intervenciones más comunes en la cirugía estética.

¿En qué casos se suele realizar una mamoplastia de aumento?

Existe un número muy variado de casos en los cuales se decide realizar este tipo de intervención:

  • Asimetrías mamarias
  • Mamas de tamaño pequeño
  • Mamas vacías tras el periodo de lactancia
  • Mamas caídas
  • Reasignaciones de sexo

En todo caso, es recomendable tener claro qué tipo de mama se quiere obtener, con las técnicas existentes hoy en día, se puede conseguir todo tipo de formas, desde un aspecto artificial hasta una forma completamente natural, para ello los cirujanos encargados de la intervención deben acordar con su paciente el aspecto final que tendrá su pecho.

↪️ Relacionado: Preguntas frecuentes sobre aumento de pecho o mamoplastia de aumento

Recomendaciones para antes de realizarse una mamoplastia

Los profesionales que realizan este tipo de intervenciones advierten que es totalmente necesario estar preparada tanto mental como en forma física, además de seguir una serie de consejos que te ayudarán a llevar de mejor manera el periodo post-operatorio:

  • Prepara tu casa para la vuelta. Los pacientes que se encuentran en un ambiente relajado y limpio se recuperan con mayor rapidez.
  • Ten a mano todo lo necesario para el post-operatorio. Prepara en tu mesita de noche aquello que sea necesario para no tener que levantarte con mucha frecuencia ya que sentirás molestias y algo de dolor.
  • Deja a cargo de un familiar a tus hijos o mascotas durante los primeros dias. Es muy probable que durante los primeros momentos del post-operatorio no puedas conducir ni hacer las tareas habituales.
  • Deja hecha la compra habitual. Es aconsejable dejar preparada comida o encargar a alguien debido a las molestias que tendrás en la zona superior.
  • Utiliza ropa cómoda como blusas o camisas ya que no podrás levantar los brazos para ponerte una camiseta o suéter.

Post-operatorio tras la mamoplastia

postoperatorio-mamoplastia.jpg
Debes seguir al pie de la letra las recomendaciones que te dará tu cirujano tras la operación para un buen resultado.

Tras el procedimiento quirúrgico, el cuerpo puede llegar a sufrir algún tipo de estrés, por lo que es recomendable un buen descanso durante los primeros dias, durmiendo con una posición ligeramente inclinada para evitar la inflamación de la zona. Normalmente son habituales las molestas en la zona en donde se ha realizado la intervención, con lo que el cirujano te ofrecerá analgésicos por vía oral para aliviar dichos dolores.

En las 24 horas siguientes, el cirujano cambiará el vendaje postoperatorio por un sujetador de tipo anatómico, es totalmente recomendable su empleo ya que ayuda a inmovilizar la mama y evitar cualquier movimiento que pudiese alterar el resultado de la intervención.

Es necesario un corto tiempo de baja laboral, si no aparecen complicaciones, bastarán con unos cinco dias de reposo tras la intervención. Después de este tiempo, el paciente podrá volver a su rutina diaria e incluso conducir, eso sí, evitando hacer movimientos muy violentos con los brazos mientras se aparca.

Pasado un mes, se podrá realizar una vida completamente normal e incluso puede volver a realizar deporte, pero es bueno saber que si realiza alguna actividad física que afecta a la zona pectoral, puede existir el riesgo de rotura o desgaste en los implantes, por lo que hay que evitar ejercitar el pectoral con peso.

↪️ Relacionado: Todo lo que debes saber antes de someterte a una mamoplastia de aumento

¿Cuándo la Seguridad Social cubre los gastos de una mamoplastia?

Para que una cirugía estética cuente con la subvención económica de la Seguridad Social (tanto en lo que se refiere al pago de la operación como a la remuneración de baja laboral) debe darse un caso de accidente, enfermedad o malformación congénita. Es preciso matizar que los condicionantes psicológicos no entran en dichas excepciones de cobertura de la sanidad pública, aunque deriven de forma directa y acreditada por parte de un profesional, a no ser que se dé alguno de los casos comentados.

La Seguridad Social sí que cubre la cirugía reconstructiva (mamoplastia reconstructiva debido a un cáncer, malformación, etc.) y la reducción de pecho si genera problemas de salud (dolores de espalda o de cervicales...).

Así pues, en ningún caso el aumento de pecho entrará dentro de la cobertura de la sanidad pública, puesto que se trata siempre de intervenciones con fines únicamente estéticos.

¿Tengo derecho a baja laboral tras una operación estética?

Cuando el trabajador, por voluntad propia, decide someterse a una intervención estética, no tiene derecho a ser compensado por el tiempo no trabajado, es decir, no tiene derecho a baja laboral.

La Ley General de la Seguridad Social es clara al respecto y desde la sanidad pública se matiza que, la recuperación postoperatoria tampoco será cubierta.

Es decir, a la paciente no se le exigirán sus servicios laborales si precisa de días de reposo, pero tampoco tendrá derecho a recibir ningún subsidio, a no ser que exista alguna complicación que nada tenga que ver con la recuperación de la intervención quirúrgica. Por supuesto, la empresa tampoco estará obligada a abonar el salario a la paciente intervenida (a no ser que así se especifique en el convenio).

El fin de cualquier aumento mamario es conseguir un resultado lo más natural posible. Es importante que la paciente se informe concienzudamente sobre la operación a la que quiera someterse, así como debe también asegurarse de acudir a un médico formado y acreditado.

La información proporcionada en este artículo no pretende ni puede sustituir los consejos e información de un cirujano plástico. En cualquier caso, es necesario que la paciente se entreviste con un especialista para aclarar dudas y planificar cualquier intervención.

👉🏼 ¿Estas buscando información para realizarte una mamoplastia? ¿Quieres consejo sobre tipos de implantes? Pregunta en nuestro foro.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.