Efectos secundarios de una liposucción: la fibrosis abdominal

Efectos secundarios de una liposucción: la fibrosis abdominal
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 24 nov 2016 · Actualización: 18 jun 2021

La liposucción es una de las intervenciones de cirugía estética más habituales hoy en día. El proceso consiste en extraer la grasa acumulada en el cuerpo a través de unas cánulas conectadas a un aparato de succión.

Según lo que explican los especialistas de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica, ninguna intervención quirúrgica está exenta de riesgos. En esa línea, la liposucción es una de ellas y tiene como principal objetivo afinar y dar forma a lugares específicos de nuestro cuerpo, retirando la indeseada grasa localizada.

Por otra parte, la Sociedad Americana de Cirugía Plástica enfatiza que la decisión de realizarse una liposucción debe ser personal y es el paciente quien deberá decidir si los beneficios son los adecuados y si los riesgos asociados son o no aceptables. En esa línea, será el Cirujano Plástico certificado quien tendrá el deber de dar a conocer las potenciales consecuencias de una liposucción, así como también los paso a paso del procedimiento.

Por lo mismo y para evitar futuras complicaciones, el equipo médico le recomendará que se prepare para la cirugía semanas antes de la intervención. En primer lugar, le pedirán realizarse algunos exámenes médicos como por ejemplo una analítica y un electrocardiograma. Además, le pedirán que deje de fumar varias semanas antes de la intervención y evite tomar aspirinas, antiinflamatorios, entre otros.

Así mismo, el cirujano a cargo, le indicará una serie de instrucciones que deberá tomar en cuenta luego de la intervención y que el éxito de esta, dependerá casi al 100% de seguirlas al pie de la letra, como por ejemplo qué medicamentos tomar, qué cosas no deberá hacer durante el tiempo de recuperación, qué cuidados deberá tener en cuenta en la zona de la operación y drenajes a realizar. Así mimo, le recomendará el uso de faja compresora y de la realización periódica de masajes para evitar posibles edemas.

No se trata de una cirugía demasiado invasiva, pero es común que tras la realización de la intervención puedan aparecer algunos efectos secundarios.

liposucción
La liposucción trae consigo riesgos que son importantes conocer antes de realizarse esta cirugía

🔎Artículo relacionado: Nuevos métodos de liposucción

Efectos secundarios de una liposucción

Entre los más habituales están la aparición de moretones y de inflamación en la zona afectada. Este tipo de efectos están asociados a prácticamente todas las intervenciones quirúrgicas y lo normal es que vayan desapareciendo pasados unos días desde la operación. En un plazo de una semana a 15 días deberían de haber desaparecido.

También podemos destacar dentro de las posibles complicaciones o efecto secundarios lo siguiente:

  • La presencia de una figura desigual
  • Posible infección
  • Una mala cicatrización,
  • Posible formación de coágulos de sangre
  • Daños en la piel o nervios
  • Una pigmentación irregular en la piel
  • Piel flácida
  • Un sangrado inhabitual con la formación de hematomas
  • Cambios en la sensibilidad de la piel
  • Mucho dolor que persiste en el tiempo
  • Complicaciones por la anestesia
  • Una hinchazón poco común en las piernas
  • Asimetría y descontento con los resultados
  • Daño a estructuras internas, como órganos o nervios.
  • Posibles complicaciones pulmonares
  • Posible trombosis
  • Algunas complicaciones cardiacas

Cuando se lleva a cabo una liposucción hay que tener en cuenta que cuesta que el cuerpo se acostumbre a su nueva forma y que esto puede tardar más o menos en función de las circunstancias personales de cada paciente.

Junto con los moretones y la hinchazón, otro de los efectos secundarios más habituales de la liposucción es la fibrosis abdominal. Se trata de un endurecimiento de la piel del abdomen que aparece cuando la liposucción se ha hecho en esta zona.

drenaje linfático
El drenaje linfático es un masaje que ayuda a eliminar toxinas y mejora la circulación sanguínea

Tratamientos para la fibrosis abdominal

¿Qué es la fibrosis post quirúrgica?

La fibrosis post quirúrgica se refiere a la formación excesiva o anómala de tejido cicatrizal en la zona de la incisión o herida en una intervención. Los principales síntomas son dolores intensos en la zona abdominal y la presencia de una cicatriz abultada o poco simétrica.

Así mismo, el riego de fibrosis es proporcional al tamaño del corte y a la cantidad de sangrado durante la intervención. Es necesario aclarar, que en una liposucción y al momento en que el médico introduce las cánulas para retirar los depósitos de grasa, el paciente desarrollará fibrosis, debido a las heridas internas que esto produce. En ese aspecto, los tejidos deben regenerarse, formándose hematomas en algunos casos y edemas que salen a relucir al exterior como protuberancias.

Es por ello, que en un primer momento la fibrosis puede aparecer a consecuencia de la inflamación de la zona en la que se ha llevado a cabo la cirugía, pero cuando esa inflamación desaparece, puede que la piel de la zona tratada se quede con un aspecto endurecido.

La fibrosis abdominal puede tardar unos meses en desaparecer. La mejor forma de conseguir que la piel vuelva lo antes posible a la normalidad es aplicar masajes posoperatorios, ya sean masajes de forma conservadora, aplicados únicamente con las manos, o masajes aplicados con ayuda de nuevas tecnologías como el ultrasonido.

Uno de los métodos más recomendados es el drenaje linfático manual. La aplicación de este masaje disminuye el hematoma y evita que se produzca un exceso de fibrosis en el tejido afectado.

Este drenaje es un masaje que se aplica con la finalidad de estimular el sistema linfático, por lo que favorece la circulación sanguínea y la eliminación de líquidos/toxinas, a través de la orina.

Una vez que la zona esté más recuperada, se pueden aplicar otras terapias como los ultrasonidos o la hipertermia.

La fibrosis en algunos casos no se puede llegar a evitar, pero sí se puede hacer que el problema sea lo menos grave posible; para ello lo más recomendable es hacer caso a las indicaciones dadas por el cirujano.

También es importante dar tiempo a la piel para acomodarse al nuevo volumen, no llevando a cabo acciones que supongan un excesivo movimiento de la piel hasta que el cirujano no lo permita. En algunos casos puede ser aconsejable el uso de una faja compresora durante algunos días, e incluso durante algunas semanas.

Con un buen cuidado posoperatorio y recurriendo a los masajes, se puede conseguir que la fibrosis abdominal desaparezca en apenas unos meses.

Beneficios del drenaje linfático:

☑Gracias a este, se mejora la circulación del paciente.

☑Estimula el sistema inmunológico

☑Acelera la cicatrización de la piel y los tejidos.

☑Reduce notoriamente la inflamación

☑Disminuye el tiempo de recuperación

☑Mejora sustancialmente el estado de la piel.

☑Ayuda a controlar los edemas y protuberancias

☑Ayuda a aliviar el dolor post operatorio.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.