La cirugía restrictiva vence la diabetes por obesidad

La cirugía restrictiva vence la diabetes por obesidad
Por Multiestetica.com
25 ene 2018

Muchos no la consideran una enfermedad, pero lo cierto es que dentro de la comunidad médica la obesidad ya está considerada como una de las principales epidemias el siglo XXI. En el mundo desarrollado, casi la mitad de la población está por encima del que sería su peso ideal, y el problema parece que se agrava. Los casos de obesidad infantil empiezan a ser muy numerosos.

Un estilo de vida sedentario y el abuso de alimentos precocinados y de la conocida como "comida basura" están entre las principales causas de ese aumento de peso en la población. El gran problema de la obesidad es que puede derivar en una gran cantidad de problemas físicos y psicológicos. Dsde el punto de vista psicológico, las personas que tienen más peso del debido pueden padecer problemas de autoestima e incluso episodios depresivos. En cuanto a los problemas físicos, los efectos son todavía peores: incrementa el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular, la grasa visceral impide el buen funcionamiento de los órganos internos, hace aumentar el colesterol malo. Pero si hay una enfermedad que se asocia de forma directa a la obesidad, esa es sin duda la diabetes mellitus tipo 2.

Se trata de una enfermedad crónica que requiere que el paciente mantenga un control sobre su alimentación y tome las dosis de insulina indicadas por el especialista. A largo plazo, no cuidar esta enfermedad puede tener importantes consecuencias, como problemas de cicatrización, problemas de circulación o de visión.

¿Por que la obesidad produce diabetes?

Cuando se toman carbohidratos o azúcares, la concentración de glucosa en sangre sube, y el páncreas tiene que segregar insulina para que las células puedan aprovechar esa glucosa. Abusar de este tipo de alimentos da lugar a que el páncreas se agote y reduzca su producción de insulina, impidiendo que las células puedan obtener glucosa. Esto da lugar a que sea necesario aportar al cuerpo la insulina de forma artificial, ya sea a través de pastillas, parches o inyecciones.

En una persona obesa se produce, por un lado, una reducción en la capacidad de producción de insulina y, por otro lado, un aumento de la resistencia de sus células a la insulina, impidiendo que la glucosa pueda entrar en ellas. El aumento de la grasa visceral y ectópica (grasa abdominal) se asocia directamente con el desarrollo de una resistencia a la insulina.

obesidad.jpg

Adelgazar para acabar con la diabetes

Mientras que otras diabetes no tienen cura, la mellitus tipo 2 suele estar asociada a la obesidad, y eso es bueno, porque quiere decir que si hay una pérdida de peso, la enfermedad desaparecerá, o al menos mejorará.

Lo que ocurre es que, en muchos casos, cuando la obesidad es excesiva, al paciente le resulta muy difícil adelgazar por su cuenta. Ya sea porque tiene una dependencia de la comida grave o porque su estado físico le impide moverse para quemar grasas. Sin embargo, existe una solución: la cirugía restrictiva. Esta intervención consiste en reducir la capacidad el estómago, disminuyendo con ello la cantidad de alimento que el sujeto puede ingerir, lo que se traduce, a su vez, en una pérdida de peso.

¿Quién es el paciente ideal para vencer la diabetes por obesidad?

Los especialistas señalan que el bypass gástrico es una de las mejores opciones para conseguir una pérdida notable de peso, pero hay que tener en cuenta que no todas las personas pueden someterse a una operación de este tipo.

El paciente ideal para que la operación ayude a vencer la diabetes por obesidad es una persona que tenga un índice de masa corporal por encima de 30 y que lleve menos de 10 años con diabetes.

En un reciente estudio llevado a cabo en 2017 se ha constatado que hasta un 45% de los pacientes que se sometieron a tratamientos para combatir la obesidad, concretamente a la colocación de la manga gástrica o a la realización de un bypass gástrico, experimentaron que la enfermedad había desaparecido por completo. El grupo de control también estaba formado por pacientes con diabetes por obesidad que, a diferencia del grupo anterior, se sometieron a un tratamiento de dieta sana y ejercicio. En este grupo, menos del 2% de los participantes experimentaron una remisión total de la enfermedad.

Esto ha llevado a afirmar que, en algunos casos, es necesario realizar un bypass gástrico o apostar por otras técnicas de cirugía restrictiva del estómago como forma de prevenir la aparición de diabetes de tipo 2.

↪️ Relacionado: Banda, balón y manga gástrica, qué tratamiento elegir?

Operación + dieta + ejercicio

obesidad-2.jpgEn los últimos años, la cirugía restrictiva ha demostrado ser muy efectiva para curar la diabetes asociada a la obesidad, pero no todo es mérito de la cirugía. Es importante que los pacientes que se someten a un procedimiento de bypass gástrico se conciencien de que tienen que hacer un cambio total de hábitos en su vida.

Si después de la operación se vuelve a comer sin control y no se practica ejercicio, se volverá a la situación de partida. Lo importante es seguir durante todo el proceso las indicaciones de los especialistas para conseguir, de este modo, un adelgazamiento notable que mejore el estado de salud del paciente en general y que favorezca la desaparición completa de la diabetes.

Prevenir antes que curar

Las operaciones restrictivas se hacen por cuestiones mucho más importantes que la estética: para ganar en salud. Aunque hoy en día son intervenciones bastante habituales, y el proceso de recuperación del paciente es cada vez más sencillo y rápido, lo ideal sería que el número de operaciones de este tipo descendiera cada año en lugar de crecer como lo está haciendo.

Las últimas estadísticas y estudios que se han llevado a cabo a nivel mundial determinan que, si las cosas siguen como hasta ahora, en 2022 habrá más niños obesos que niños con desnutrición. ¿Se puede hacer algo para evitarlo? Lo cierto es que sí. Somos los adultos los que tenemos que dar ejemplo en este caso, inculcando a los más pequeños la importancia de tener unos hábitos de vida sanos y llevar una alimentación equilibrada. Bastaría con aumentar la ingesta de productos ricos en fibra, reducir la toma de carbohidratos y azúcares y hacer ejercicio de forma moderada varias veces a la semana para notar un cambio muy notable.

↪️ ¿Tienes diabetes? ¿Te vas a realizar una cirugía de la obesidad? Entra en nuestro foro y comparte todo tu proceso con otras personas en la misma situación

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

0 comentarios

Publicidad

Consulta al doctor