Rinoplastia: Las claves de una de las cirugías plásticas más populares

Rinoplastia: Las claves de una de las cirugías plásticas más populares
Especialistas en cirugía estética y plástica. También realizan tratamientos de medicina estética tanto faciales como corporales.
Creación: 10 mar 2020 · Actualización: 10 mar 2020

Nuestra nariz es foco de múltiples complejos, además de muchos problemas que afectan a la función respiratoria, como pueden ser desviaciones del tabique nasal, factores genéticos o traumatismos. Todos ellos se pueden solucionar con una cirugía de nariz o rinoplastia.

La rinoplastia es uno de los procedimientos quirúrgicos más demandados en nuestro país; se realizan cerca de unas 80.000 intervenciones al año en España. Entre los hombres es cada vez más popular, aunque son las mujeres las que en mayor medida optan por esta cirugía.

La rinoplastia es una intervención quirúrgica en la que se busca modificar el tamaño o forma de la nariz, tanto de la punta como del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También es el método utilizado para corregir problemas respiratorios congénitos o postraumáticos.

Se deben tener en cuenta una serie de requisitos para ser candidato para realizar una rinoplastia: poseer un estado de salud bueno, estabilidad psicológica y tener unas expectativas razonables del resultado. Se podrá realizar cuando haya terminado la osificación de los huesos de la cara.

Antes de someterse a la rinoplastia, es recomendable dejar de fumar o, al menos, disminuir el número de cigarrillos. No se debe ingerir nada 8 horas antes de la intervención y se deberán evitar medicamentos anticoagulantes unas semanas antes.

Es importante tener claro qué se quiere conseguir con la intervención, que mejorará la confianza en nosotros mismos y la forma en que nos vemos. Para mejorar la armonía del rostro se deben tener en cuenta las facciones de cada persona, para adaptar las correcciones y conseguir una consonancia en la forma de la cara.

También es clave confiar en el cirujano que va a realizar la intervención y una buena comunicación previa para poder enfrentarse a la cirugía. Por eso, en Decorps contamos con los profesionales mejor preparados y cercanos, a los que se les pueden consultar todas las dudas que surgen antes y después de la operación.

Antes de la operación se debe realizar un preoperatorio, que constará de un electrocardiograma, análisis de sangre, rinoscopia y, si fuese necesario, una placa de tórax. Todo esto es necesario para detectar anomalías y comprobar que el paciente está en condiciones para ser sometido a la intervención. Además, la piel de la nariz no debe tener ningún tipo de inflamación y no debe estar pasando ningún proceso gripal.

La cirugía se realiza en quirófano y el paciente permanece en observación algo menos de 24 horas, para controlar que todo ha salido correctamente y que el paciente se encuentra bien, recibiendo el alta al día siguiente de la intervención. La sedación o anestesia general se realiza según las preferencias del cirujano y las características de la operación. Pero, por lo general, suele utilizarse anestesia general en este tipo de intervenciones que suelen durar entre una y dos horas.

Existen dos tipos de rinoplastia: abierta y cerrada. La rinoplastia cerrada se lleva a cabo por uno de los orificios de la punta nasal, manipulando desde dentro los huesos y cartílagos a modificar. Ofrece muy buenos resultados sin necesidad de abrir la punta nasal y sin dejar ningún tipo de cicatriz. Se necesita una gran experiencia para realizarla. En una rinoplastia abierta, se hace una pequeña incisión en la columela, quedando al finalizar una pequeña sutura imperceptible.

Hoy en día se oye hablar mucho de la nariz ultrasónica. Realmente es una nariz que se realiza con punta abierta, en la cual se utiliza un instrumental llamado pezotomo para resecar la giba ósea y realizar las osteotomías. Tiene algunas limitaciones e indicaciones específicas. Solo si se conocen y se tiene experiencia en todas las técnicas, podremos decidir qué es lo más aconsejable para cada caso. Cada paciente es único y requiere un tratamiento específico para él. Por ello, no podemos decir que una técnica sea siempre la mejor, sino qué técnica es la más adecuada para cada paciente.

En el post-operatorio, el paciente deberá permanecer con la cabeza en alto durante las primeras 24 horas, si requiere un taponamiento de las fosas nasales, que se retirará a las 10-12 horas. En ocasiones puede haber edema y equimosis (moretes), que no suelen durar más de una semana, durante la cual deberá llevar una férula que mantenga la nueva forma dada a la nariz.

La rinoplastia es una operación que ayuda a corregir ciertos defectos que nos impiden estar cómodos y mejorar nuestra autoestima. En Decorps queremos embellecer tu vida, por eso ponemos a tu disposición nuestros medios y conocimientos, para que nos consultes cualquier duda que tengas acerca de tu intervención de cirugía estética.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.