¿Qué es la ozonoterapia?

¿Qué es la ozonoterapia?
Carolina Márquez
Carolina Márquez
Editora y redactora de profesión. Desde hace más de 5 años creo contenido informativo médico-científico, salud y estética.
Creación: 9 jun 2017 · Actualización: 16 jul 2019

El ozono es un gas que se forma en la ozonosfera y protege a la Tierra de la acción de los rayos ultravioleta, siendo por tanto uno de los responsables de que nuestro planeta sea habitable.

Aunque en realizad el ozono es mucho más beneficioso de lo que nos pueda parecer a simple vista, puesto que desde hace ya muchos años se viene usando en tratamientos médicos y tratamientos médico-estéticos.

Los beneficios del ozono

El ozono destaca por ser un gran germicida, capaz de atacar y eliminar a una gran cantidad de virus, bacterias y hongos, tanto a nivel superficial de la piel como en estructuras internas.

Además, beneficia al sistema circulatorio, puesto que ayuda a los glóbulos rojos a incrementar la liberación de oxígeno. Gracias a sus cualidades antiinflamatorias aumenta la circulación sanguínea en los tejidos lesionados, ayudando en su recuperación. Precisamente por este carácter regenerador es muy usado en terapias de recuperación de patologías neurológicas y en la cicatrización de lesiones.

Asimismo, estimula a los glóbulos blancos, haciendo aumentar las defensas del organismo frente a agresiones externas o internas.

El ozono se usa también como calmante o sedante en las terapias de reumatismo y en otras enfermedades que conllevan dolores crónicos como la artrosis.

¿Qué es lo que hace la ozonoterapia?

La ozonoterapia ayuda a regenerar las células, precisamente por ello se utiliza dentro del ámbito estético en una gran variedad de tratamientos, como la lucha contra el acné, tratamientos faciales para la cicatrización de heridas e incluso para acabar con el herpes, en manicura y pedicura, para acabar con las ojeras y las bolsas, para desinflamar la piel tras la depilación, para aportar luminosidad al rostro, e incluso para dar más brillo al pelo.

¿Todo el mundo puede usar ozonoterapia?

Aunque este tratamiento tiene muchos beneficios, también tiene algunas contraindicaciones y no se recomienda su uso en personas que hayan sufrido infartos cardiacos, en casos de intoxicación alcohólica, durante el embarazo y, por supuesto, si se tiene alergia al ozono. Tampoco se recomienda seguir este tratamiento en los casos de hipertiroidismo e hipertensión no tratada.

¿Cómo se aplica el tratamiento?

shutterstock-105902702.jpg

El ozono es un oxidante, por lo que los tratamientos suelen contener un 10 % de ozono y un 90 % de oxígeno para garantizar la máxima seguridad posible y unos buenos resultados.

En función de lo que se quiera tratar, el tratamiento se aplicará de una forma u otra. Lo normal es que el ozono se consiga a través de un ozonizador, que es capaz de generar ozono a través del oxígeno que hay en el aire.

En algunos tratamientos con ozonoterapia se aplica el mismo a través de una cabina para estimular todas las células del cuerpo. También hay aplicadores más específicos para usarlos a nivel facial, ya que ayuda a cerrar los poros y mejora el aspecto de las manchas.

En otros casos, el ozono se añade a cremas para potenciar sus efectos durante unos días. Las infusiones de agua ozonizada se suelen utilizar para tratar las infecciones del tracto intestinal. También se consiguen mejores resultados si se usa agua ozonizada en la manicura y pedicura. En el caso concreto del acné, se abre la pústula y se inyecta el ozono directamente en el cuerpo para matar a las bacterias que están provocando la aparición de los granos.

Existen otros tratamientos médicos en los que se inyecta el ozono directamente en el cuerpo; en estos casos, el especialista debe contar con equipos de última generación para poder medir adecuadamente el ozono que aplica.

Debido a sus propiedades germicidas el ozono se utiliza con frecuencia como remedio para la candidiasis vaginal. En este caso se suele insuflar por vía vaginal o rectal.

Resumiendo, las formas de aplicación son:

  • Directamente sobre la piel.
  • Inyecciones subcutáneas e intramusculares.
  • Autohemoterapia menor y autohemoterapia mayor: para tratar cáncer, enfermedades cardiacas, fibromialgia, etc.
  • Inyección endovenosa o intrarterial.
  • A través de aceite ozonizado.
  • Mediante cremas.
  • Agua ozonizada
  • Insuflación en intestino o en vagina.
  • Vía intraperitoneal: es una de las formas de aplicación más novedosas y se está usando en las terapias experimentales contra el cáncer.

Efectos secundarios del tratamiento con ozono

Si el tratamiento es realizado por un buen profesional y con el equipo adecuado es difícil que aparezcan efectos secundarios con la ozonoterapia, pero aun así, pueden aparecer algunos. Existe siempre la posibilidad, aunque muy remota, de que haya una reacción alérgica.

El ozono es un oxidante muy potente y una aplicación descontrolada de ozono puede llegar a causar daños en el organismo al dañar el endotelio pulmonar. De ahí que en estos casos sea siempre imprescindible ponerse en manos de profesionales para evitar los riegos.

shutterstock-173459930.jpg

Beneficios adicionales de la ozonoterapia

Ya hemos visto que el ozono tiene una gran cantidad de aplicaciones dentro del ámbito de la medicina y la estética, pero además suele reportar unos efectos colaterales muy beneficiosos, entre los que se encuentran un aumento de la energía y la resistencia física, aumento de la capacidad intelectual y de concentración, mayor vigor sexual y mayor resistencia del cuerpo frente a las enfermedades comunes.

¿Cuántas sesiones hacen falta?

El número de sesiones que se van a necesitar para conseguir buenos resultados a nivel médico o estético va a depender de las condiciones personales del paciente y del objetivo que quiera conseguir. No es lo mismo tratar un problema grave de acné que aplicar un tratamiento con ozono para que el pelo recupere brillo.

Los expertos señalan que se pueden realizar entre tres y cinco sesiones de ozonoterapia mensuales, pero habrá que atender siempre al estado concreto en que se encuentran el paciente y su patología.

¿Y después de la ozonoterapia?

En la mayoría de los casos, cuando se usa con fines estéticos, la ozonoterapia no es invasiva, por lo que el paciente puede volver a hacer su vida con total normalidad una vez finalizada la sesión. Aunque siempre habrá que atender a las recomendaciones concretas que pueda dar el profesional, ya que ayudarán a conseguir los mejores resultados posibles.

↪️ ¿Estás interesada en probar la ozonoterapia? ¿Te has realizado ya el tratamiento? Sea como sea, te invitamos a visitar nuestro foro

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.