La reconstrucción mamaria con expansión de tejidos no causa más dolor

La reconstrucción mamaria con expansión de tejidos no causa más dolor
Carolina Márquez
Carolina Márquez
Editora y redactora de profesión. Desde hace más de 5 años creo contenido informativo médico-científico, salud y estética.
Creación: 16 sep 2013 · Actualización: 14 jul 2020

Un estudio realizado en Dinamarca concluye que las mujeres que han sido sometidas a una reconstrucción mamaria después de la mastectomía, en comparación con las pacientes que no han recibido tal reparación, no han experimentado una mayor persistencia del dolor en el pecho, la axila o el brazo.

En la actualidad, se diagnostican un promedio de 22.000 casos de cáncer de mama al año. Una cifra que, aportada por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), corresponde al 30% del total de tumores del sexo femenino de nuestro país. El mismo porcentaje de mujeres que a día de hoy, y por diversos motivos tras el diagnóstico de la enfermedad, requieren de una mastectomía total. He aquí el punto en el que entra en juego la cirugía reconstructiva de mama, cuyos efectos adversos pueden variar en función de la decisión adoptada.

Un estudio realizado en Dinamarca en el año 2008, publicado recientemente por el Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthethic Surgery (JPRAS), ha hecho hincapié en este aspecto. De sus resultados se concluye que la reconstrucción mamaria realizada después de la mastectomía mediante la expansión de tejidos, en comparación con la operación quirúrgica que no ha derivado en la reparación posterior de la mama, no causa una mayor persistencia del dolor en el pecho, la axila o el brazo.

¿En qué consiste el estudio?

Uno de los mayores problemas que suele afectar a los pacientes que acaban de someterse a una operación quirúrgica es, sin duda alguna, el dolor que persiste después de la intervención. El estudio realizado en Dinamarca entre enero y abril de 2008, que recoge datos nacionales obtenidos a través del Danish Breast Cancer Cooperative Group (DBCG), apunta que este malestar físico postoperatorio concierne a un total de entre el 10 y el 50% de los pacientes.

Sin embargo, en un planteamiento más específico sobre los tratamientos destinados a paliar el cáncer de mama, según las estadísticas presentadas por este informe el dolor persiste entre el 25 y el 60% de los casos. Por este motivo, el objetivo principal del estudio recae en investigar si la reconstrucción mamaria realizada después de la mastectomía mediante la expansión de tejidos provoca un riesgo adicional de padecer ese tipo de dolor. O si, por el contrario, la no reparación de la mama resulta más dolorosa para el cuerpo.

↪️ Relacionado: Nueve mujeres nos cuentan cómo superaron el cáncer de mama

El linfoedema se reduce hasta en un 12% de los casos
El linfoedema se reduce hasta en un 12% de los casos

El dolor postoperatorio disminuye con la reconstrucción

El 48% de los pacientes encuestados a los que se les practicó únicamente la mastectomía sin reconstrucción manifiestan haber experimentado con posterioridad dolor localizado en la mama, el torso, la axila o el brazo. Sin embargo, sólo el 40% de los individuos que se sometieron a la reparación mamaria experimentaron este tipo de dolor postoperatorio.

Por otro lado, tal y como muestran los resultados obtenidos, existen diferencias según el tipo de dolor padecido entre los dos grupos de pacientes, siendo el del costado y el del brazo mucho menos intenso en los casos en los que se ha practicado la reconstrucción de mama que en los que sólo se ha realizado la mastectomía.

El linfoedema se reduce hasta en un 12% de los casos

La diferencia de resultados es mucho más alarmante cuando se hace referencia al linfoedema del brazo, que constituye uno de los efectos secundarios con más posibilidades de aparición tras la mastectomía. Este síntoma afecta al 48% de los pacientes sin reparación mamaria y rebaja su incidencia hasta el 36% en las mujeres sometidas a reconstrucción. En el resto de contraindicaciones habituales que derivan de este tipo de intervención, como es el caso de las alteraciones sensoriales o funcionales, el estudio no presencia ningún tipo de diferencia significativa.

En definitiva, de un total de 129 pacientes que habían completado correctamente el cuestionario, sólo el 30% de las encuestadas se había sometido a una reconstrucción mamaria inmediata, mientras que el 70% restante lo había hecho a posteriori. Tanto estas como las cifras anteriores, que según el objeto de estudio no muestran valores muy diferenciados, sí potencian la idea de que, siempre que sea posible, una reconstrucción inmediata de la mama es beneficiosa para evitar la permanencia de este tipo de contraindicaciones.

La restauración sigue siendo minoritaria en nuestro país
La restauración sigue siendo minoritaria en nuestro país

↪️ Realacionado: Todo lo que necesitas saber sobre la reconstrucción mamaria con expansor tisular

La reconstrucción inmediata, minoría en España

Aún teniendo en cuenta las cifras anteriores, esta técnica quirúrgica de restauración sigue siendo minoritaria en nuestro país. Tal y como revelan los datos aportados por el 48º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), celebrado en Tenerife el pasado mes de junio, sólo el 40% de las mujeres sometidas a mastectomía son operadas para la reconstrucción mamaria de forma inmediata.

No obstante, este dato refleja cierto desacuerdo con lo que a día de hoy establece la normativa española, que certifica la técnica de reparación mamaria como un derecho inalienable e incluido dentro de la cartera de servicios públicos del Sistema Nacional de Salud.

El principal problema de la baja tasa de actuación reside a grandes rasgos en la falta de información que reciben la mayoría de las pacientes, así como en las listas de espera que se generan cuando la reconstrucción mamaria es diferida y no inmediata.

Sin embargo, debe también tenerse en cuenta la elevada edad en la que presenta mayor incidencia el cáncer de mama. Ésta se sitúa, en el 31,5% de los casos, en la franja longeva que supera los 70 años, según informa un estudio de la AECC sobre la Experiencia de las mujeres con cáncer de mama en España. De ahí que muchas de las pacientes que se ven envueltas en la afligida experiencia del cáncer opten por no volver a operarse y desistan de la reconstrucción.

↪️  ¿Quieres hablar con otras mujeres que estén en una situación parecida? Entra en nuestro foro y comparte vivencias

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.