Qué es la dieta metabólica y cuáles son sus beneficios

Qué es la dieta metabólica y cuáles son sus beneficios
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 13 feb 2018 · Actualización: 16 jul 2019

El sobrepreso y la obesidad son dos graves problemas en la sociedad del siglo XXI debido al abuso de platos precocinados, de la llamada "comida basura" y a que llevamos un estilo de vida demasiado sedentario.

Perder peso no es tan sencillo como pueda parecer, porque para hacerlo hay que cambiar de raíz los malos hábitos de alimentación que, con frecuencia, se han llevado a cabo durante años.

Las llamadas "dietas milagro" consiguen efectos rápidos, pero suponen un importante riesgo para la salud, ya que muchas de ellas implican privar al organismo de nutrientes esenciales. Además, después se suele producir el tan temido efecto rebote, por lo que se tiende a recuperar los kilos perdidos, e incluso a ganar algunos más.

Como alternativa a todas estas dietas se presenta la dieta metabólica, creada por Haylie Pomroy. No busca conseguir únicamente un cuerpo más delgado, sino que la persona que la lleva a cabo se sienta mejor consigo misma y cambie sus hábitos de vida.

¿Qué es el metabolismo?

El proceso metabólicoes aquel que se encarga de transformar los alimentos que tomamos en calor y combustible listo para quemar. Cuanto más lento trabaja el metabolismo, menos alimentos convierte en energía y más convierte en grasa.

Lo que hace la dieta del metabolismo acelerado no es otra cosa que estimular el proceso metabólico, instando al cuerpo a que convierta los alimentos ingeridos en energía lista para consumir y no en grasa que debe almacenar. No propone dejar de comer o someterse a grandes sacrificios, sino optar por un estilo de vida más sano que nos ayude a alcanzar nuestro peso ideal sin renunciar a una alimentación saludable y adaptada a las necesidades de cada cuerpo.

↪️ Relacionado: Cómo perder 4 kilos en 1 mes sin volver a recuperarlos

¿Qué beneficios ofrece esta dieta?

  • Ayuda a que el cuerpo esté en su peso ideal y sano.
  • Es bueno para el corazón, los huesos y los músculos, pues aporta vigor.
  • Anima a quienes la hacen a practicar deporte y a llevar una vida activa.
  • Aporta mucha energía.
  • Estimula la producción de hormonas que resultan imprescindibles para nuestro organismo.
  • El cabello, las uñas y la piel mejoran su aspecto al estar más nutridos.
shutterstock-533084080.jpg

Un plan de alimentación para cada persona

Lo que propone la dieta metabólica es encontrar el plan de alimentación ideal para cada persona en función de su tipo de metabolismo. Esto permite controlar la ingesta de proteínas, grasas y carbohidratos. De este modo, las personas que tienen un metabolismo rápido necesitan ingerir más proteínas, grasas y aceites, pero deben controlar y limitar la ingesta de carbohidratos. Por su parte, las personas con un metabolismo lento tendrán que seguir una dieta baja en grasas, aceites y proteínas pero rica en carbohidratos. Para los casos de metabolismo mixto, se aconseja una ingesta equitativa de carbohidratos, grasas y proteínas.

Esto implica que el plan de alimentación sea diferente en función de la persona. No se trata, por tanto, de la típica dieta que se "supone" que vale para todo el mundo, sino que cada persona debe tener su propio plan nutricional adaptado a su metabolismo.

↪️ Relacionado: El pinchazo que adelgaza, dieta T6

Condiciones generales para todas las dietas metabólicas

Con independencia del metabolismo que se tenga, los expertos aconsejan que con la dieta metabólica se sigan, además, una serie de consejos:

  • Tomar 2 litros de agua al día para mantener una buena hidratación corporal.
  • Comer cuatro veces al día.
  • No comer entre horas.
  • Las frutas y vegetales que se consuman deben ser siempre frescos, nunca enlatados.
  • Se deben suprimir totalmente los refrescos, las bebidas gaseosas y los zumos no naturales.
  • La grasa de la carne y la piel del pollo no se deben ingerir.
  • No hay que tomar dulces ni bollería.
  • Se puede condimentar la comida con sal, especias, limón o vinagre. La salsa de soja, la mostaza y la salsa de tomate están permitidas, pero con moderación.

¿Durante cuánto tiempo se hace la dieta?

La creadora de esta dieta recomienda dividir la semana en tres fases de alimentación y repetirlas durante cuatro semanas. Transcurrido ese tiempo, se pueden perder hasta 10 kilos, con la ventaja añadida de que este tipo de alimentación permite quemar aquella grasa que el cuerpo ha almacenado desde hace tiempo.

Pasadas esas semanas, se entiende que la persona ya ha aprendido a llevar unos hábitos de vida sanos y es capaz de alimentarse de forma más consciente, sabiendo lo que le conviene a su cuerpo y los alimentos o productos que debe evitar.

gim.jpg

Alimentación sana, vida sana

Un requisito fundamental para que esta dieta funcione es que la persona esté concienciada para cambiar sus hábitos de vida. Sin fuerza de voluntad ni esta dieta ni ninguna otra va a dar los resultados esperados. También hay que ser consciente de que la pérdida de peso es un proceso que se alarga en el tiempo.

Se debe hacer un cambio radical en la alimentación. Aquellos productos que no se pueden consumir, como la bollería industrial, los snacks o las salsas como el ketchup, deberían desaparecer de la despensa para evitar las tentaciones. Aunque tomar una copa de vino al día es muy recomendable para la salud, el resto de bebidas alcohólicas también deberían ser suprimidas totalmente.

Con la dieta metabólica el organismo tiene más energía disponible y no hay mejor manera de aprovecharla que haciendo ejercicio. Aquellas personas que no practican deporte con asiduidad pueden comenzar con un plan de entrenamiento ligero, como salir a caminar al menos 30 minutos cada día o sustituir el ascensor por las escaleras.

Supervisión médica

La mejor manera de perder peso es hacerlo siempre con control médico. Antes de comenzar la dieta es conveniente consultar con el especialista y hacer un chequeo general para conocer el estado del cuerpo y poder compararlo con el estado del mismo unas semanas después de haber cambiado los hábitos de vida.

La pérdida de peso y una mejora en los niveles de azúcar en sangre, colesterol, etc. son, por sí mismos, lo suficientemente motivadores como para que la persona se convenza de la importancia de mantener un estilo de vida sano y continúe con los nuevos hábitos adquiridos.

↪️ ¿Qué te ha parecido este dieta? ¿Estás haciendo alguna otra? Entra en el foro y compártelo con todas

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.