Qué es la diástasis abdominal y cómo corregirla

Qué es la diástasis abdominal y cómo corregirla
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 26 oct 2016 · Actualización: 24 feb 2020

La diástasis abdominal o diástasis de rectos consiste en la separación de los músculos rectos del abdomen. Dicha separación se produce al dañarse el tejido conectivo que mantienen a esos músculos unidos entre sí y con la línea media del cuerpo, lo que se conoce como la línea alba.

Este es un problema que afecta a muchas mujeres, sobre todo por consecuencia del embarazo lo que trae consigo innumerables problemas de autoestima y de confianza. Para comenzar este interesante artículo y comentarles cómo solucionarlos, es importante explicar de qué se trata y porqué razones se puede provocar.

Diástasis abdominal
Esta es una condición que pueden sufrir tanto mujeres como hombres, pero se ven afectadas en su mayoría mujeres a consecuencia del embarazo

¿Qué es la diástasis abdominal?

El término diástasis significa literalmente "separación". La diástasis del recto abdominal es una patología que afecta a la zona central del músculo recto abdominal. Esta zona está formada por un tejido resistente pero poco elástico: es difícil que se produzca una rotura pero, al mismo tiempo, la posibilidad de una recuperación natural es limitada. La diástasis da lugar a un problema estético, apareciendo una barriga prominente que no desaparece con la práctica de ejercicio ni con dieta ya que lo que ocurre es que los músculos abdominales no están colocados dónde deberían.

La diástasis de rectos también es un problema funcional, puesto que los músculos implicados son los que ayudan a mantener el cuerpo erguido y permiten flexionar el tronco y la inclinación del cuerpo, favoreciendo a su vez la respiración.

Este problema pueden sufrirlo tanto los hombres como las mujeres, así como quienes llevan una vida activa y quienes hacen una vida más sedentaria.

🔎Artículo relacionado: El fenómeno "mommy makeover'': abdominoplastia

¿Qué puede ocasionar una diástasis abdominal?

Hay muchos factores que pueden dar lugar a una diástasis abdominal. En el caso de las mujeres la razón más habitual es el embarazo, ya que durante esta etapa aumenta la producción de relaxina, una hormona que inhibe la formación de colágeno y debilita el tejido conectivo. A ello hay que sumar el aumento de volumen que sufre el cuerpo a la altura del abdomen, especialmente durante el último trimestre de la gestación.

Además del embarazo, la diástasis de rectos también puede aparecer por otros factores como el envejecimiento, factores congénitos, un notable aumento de peso e incluso la realización incorrecta de trabajo abdominal.

¿Cuáles son los principales síntomas?

El síntoma más o menos fastidioso de la diástasis es su efecto estético, por cuanto crea en la parte abdominal una cierta redondez, que puede acentuarse y convertirse en una verdadera protuberancia. Ello es debido a la presión de los órganos internos que, al no estar contenidos de manera adecuada por la faja muscular, se apoyan en el tejido conectivo (línea de alba). En realidad, la diástasis abdominal crea también un trastorno disfuncional que repercute en la estabilidad de la espalda y la pelvis, con la consiguiente sobrecarga y sensación de cansancio y dolor. Cuando el sostén muscular viene a menos, el tejido se puede lacerar, llevando a la formación de una hernia, la cual puede complicarse en las mujeres que afrontan sucesivos embarazos.

Un síntoma de diástasis es la presencia de bultos en la zona abdominal (pueden aparecer hernias), asociada a problemas como la mala estabilización del centro corporal, dolores de espalda y problemas digestivos.

La diástasis debe ser confirmada por un especialista, en este caso el diagnóstico puede hacerlo un fisioterapeuta, siendo necesario en algunos casos hacer una ecografía de la pared abdominal.

Diástasis abdominal
Hay varias formas de corregir la diástasis abdominal, una de ellas es la cirugía

¿Cómo corregir la diástasis abdominal?

Para solucionar la diástasis de rectos hay que seguir la rehabilitación prescrita por el profesional, absteniéndose de realizar abdominales tradicionales. Se debe tonificar el músculo transverso del abdomen (el core) y realizar gimnasia abdominal hipopresiva.

Hay que evitar en la medida de lo posible el estreñimiento y abstenerse de realizar esfuerzos de apnea inspiratoria, evitando a la vez todo lo que suponga ejercer presión sobre el abdomen.

La electroestimulación es una de las medidas que mejor resultado produce, intensificando así el entrenamiento de los músculos profundos del abdomen.

En casos extremos en los que la separación entre los músculos es muy acusada y no se consigue la recuperación con técnicas de fisioterapia y ejercicio, se puede recurrir a la cirugía. Aunque se recurra a la abdominoplastia, el ejercicio y el trabajo con el fisioterapeuta siguen siendo esenciales para llegar en la mejor forma posible a la intervención y para favorecer después la recuperación.

Es por esto, que antes de pensar en una intervención quirúrgica, especialmente si el trauma es reciente y no es particularmente grave, se puede afrontar un programa específico de recuperación. Bajo las directrices de un profesional, como un fisioterapeuta o un instructor de educación física especializado, los pacientes pueden desarrollar ejercicios dirigidos, durante los cuales hay que prestar especial atención al abdomen, advirtiendo cada movimiento, para aprender a controlarlo. Los ejercicios sirven, no tanto para trabajar el músculo abdominal (lo que podría ser contraproducente), sino para tratar de restaurar la función normal de contención que ha perdido.

🔎Artículo relacionado: Recupera el abdomen. Dr Escariz nos explica

¿Cuáles son las ventajas de los tratamientos para solucionar la diástasis abdominal?

Eliminar la diástasis abdominal conlleva numerosas ventajas, desde la recuperación de una barriga más plana y tonificada, por el adelgazamiento de la cintura, hasta la mejoría de la resistencia del suelo pélvico, indispensable para el bienestar de la mujer. La protección y el soporte de los órganos internos y el colon por la faja muscular evitan los dolores, así como los problemas de espalda y pelvis asociados a esta patología.

Posteriormente, para prevenir que el fenómeno reaparezca, es recomendable trabajar la parte muscular de manera delicada, con el fin de aumentar el tono y la resistencia.

Otras recomendaciones:

Es importante, como hemos recalcado en otras oportunidades, que antes de someterse a cualquier tratamiento o cirugía el paciente se informe e indague sobre su patología, enfermedad o caso particular para cerciorarse que estará en manos de un profesional calificado.

En ese contexto, si se someterá a alguna cirugía correctiva, que sea en manos de un cirujano plástico reconocido por la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Estética (SECPRE), ya que garantizará el éxito en los resultados.

¿Te realizaste algún tratamiento para corregir la diástasis abdominal y estás encantada con los resultados? Te invitamos a comentarnos tu experiencia en nuestro foro

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.