Ginecólogo y obstetra especializado en cirugía genital estética y funcional de la mujer.
Creación: 3 feb 2016 · Actualización: 17 jun 2020
Información redactada por: Manon Lucci

Navegación

  • Introducción
  • ¿Qué es la labioplastia?
  • ¿Quién se la puede realizar?
  • ¿Cómo elegir a mi cirujano?
  • ¿Qué pasa durante la primera consulta con el cirujano?
  • ¿Qué tipos hay?
  • Preparación de la intervención
  • Anestesia y hospitalización
  • ¿Qué técnicas existen?
  • Postoperatorio
  • Resultados
  • Riesgos y complicaciones
  • Dudas y preguntas frecuentes
  • Testimonios
  • Bibliografía

Introducción

La labioplastia es una cirugía íntima estética y funcional cuyo objetivo es armonizar el aspecto externo de la vulva y sobretodo, eliminar las molestias que pueda causar el exceso de tejido a nivel de los labios menores para la realización de actividades deportivas, uso de prendas de ropa interior, etc. Las mujeres que deciden someterse a este procedimiento lo hacen mayoritariamente por razones estéticas, aunque también puede tratarse de una cirugía reparadora, cuando por ejemplo afecta la realización de actividades cotidianas. La labioplastia está en auge en los países occidentales y latinos, donde se ha levantado el tabú de la estética del sexo femenino desde hace algunos años, dando lugar a preocupaciones estéticas íntimas, antes inexistentes. En España, según los datos de ISAPS, 6.894 mujeres se han sometido a una labioplastia durante el año 2016.

¿Qué es la labioplastia?

La labioplastia de reducción - el tipo de labioplastia más practicada - consiste en eliminar el exceso de piel de los labios menores teniendo en cuenta no sobrepasar algunos límites. También hablamos del término “hipertrofia” para referirnos al exceso de tejido, en diferentes grados, en los labios menores que ocasiona molestias a algunas mujeres o les crea problemas psicológicos o físicos.

De hecho, cuando los labios menores sobresalen de varios centímetros de los labios mayores, el uso de algunas prendas puede ser problemático y doloroso, como el de los vaqueros ajustados o de la ropa íntima de encaje, como nos lo explica la Doctora Barba Martínez. Esta hipertrofia también puede causar irritación o incomodidad al caminar, durante la práctica de algunos deportes (como montar a caballo o ir en bicicleta), o en la práctica de deportes de alto nivel. A veces, la incomodidad puede surgir incluso durante las relaciones sexuales, donde los labios menores pueden interferir con la penetración. En estos casos, está recomendado la valoración de la cirugía para mejorar la calidad de vida de nuestras pacientes.

En la cirugía íntima se debe focalizar en hablar de cirugía funcional-estética, ya que a veces aunque no exista una clara hipertrofia por no tener un exceso de piel de más de 2-4 cm o más puede generar molestias y cada caso se debe valorar de forma personalizada.

Te recordamos que no es una cirugía para aumentar el placer sexual.

¿Quién se la puede realizar?

Las mujeres que presentan un malestar real con respecto a su vulva, ya sea por razones estéticas o físicas son candidatas a una labioplastia, como lo comentan los expertos del Centro Médico Teknon.

No obstante, las candidatas deberán gozar de buena salud y mayores de edad, ya que se recomienda realizar este procedimiento una vez acaba la pubertad para que los genitales estén totalmente desarrollados. Sin embargo, algunas veces se puede realizar esta cirugía en casos de hipertrofia importante en mujeres de menos de 18 años que les esté afectando en sus actividades de la vida diaria.

Según un artículo publicado en el portal de referencia Nature, "la percepción de la apariencia 'normal' de los labios menores está influenciada por la cultura, la exposición a fotografías idealizadas en los medios de comunicación, las opiniones de los profesionales de la salud y la familia, amigos y parejas".

¿Cómo elegir a mi cirujano?

Puedes acudir a un especialista en cirugía íntima femenina para realizar esta intervención. Es importante que el profesional de tu elección sea experimentado y cualificado y esté acreditado por sociedades como la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparados y Estética), la SEGERF (Sociedad Española de Ginecología Estética Regenerativa Funcional) o la AEEM (Asociación Española para el Estudio de la Menopausia) entre otras.

Te aconsejamos también que te tomes tu tiempo para buscar a tu cirujano; busca opiniones en foros, lee todos los comentarios disponibles y consulta a varios profesionales para encontrar a un médico que te haga sentir en confianza.

¿Qué pasa durante la primera consulta con el cirujano?

Esta primera toma de contacto te permitirá conocer todos los detalles de una labioplastia.

En un primer momento, tu cirujano te hará una serie de preguntas para realizar una historia clínica médica completa. Le contarás cuáles son tus motivaciones, tus expectativas, etc. Luego pasará a examinarte para proponerte una solución. Te explicará en detalle cómo se realiza la intervención, cómo prepararte, en qué consiste el postoperatorio y aprovechará para resolver todas tus dudas. En última instancia te entregará un presupuesto completo.

Si decides proceder a la cirugía, te citará para una nueva consulta con el fin de poder preparar mejor la intervención.

¿Qué tipos hay?

La labioplastia más común consiste en reducir el tamaño de los labios menores, no obstante existen 3 tipos diferentes de intervención, como nos lo comenta la Doctora Barba Martínez:

  • Reducción de los labios mayores: a veces son los labios mayores los que son demasiado grandes o los que se caen debido a una pérdida de tonicidad. En este caso, el cirujano eliminará el exceso de grasa que causa la hipertrofia de los labios mayores.
  • Reducción de los labios menores: ocurre cuando los labios menores son demasiado grandes y sobresalen de los mayores, causando molestias físicas o estéticas
  • Aumento de labios mayores: Se puede aumentar el tamaño de los labios mayores para armonizar la vulva (en vez de eliminar el exceso de piel de los labios menores), o para rejuvenecer la zona.

Además, muchas veces cuando se plantea esta intervención se tiene que valorar el conjunto y puede que sea necesario realizar una cirugía a nivel del capuchón del clítoris junto a una pexia o no del propio clítoris. Cada situación se tiene que valorar de forma personalizada.

Preparación de la intervención

Te dejamos una lista de consejos para que te prepares para la cirugía:

  • Deja de fumar al menos 1 mes antes y 1 mes después del procedimiento para facilitar la cicatrización
  • Deja de tomar medicamentos antiinflamatorios al menos 15 días antes. Seguir la pauta analgésica que te proponga tu médico.
  • Tendrás una cita con el anestesista al menos 48 horas antes de la intervención
  • La noche anterior y la mañana de la cirugía tendrás que ducharte con antiséptico

Anestesia y hospitalización

Se trata de un procedimiento rápido que dura entre 45 minutos y 1 hora. Se realiza generalmente bajo anestesia local con sedación, aunque también le puedes pedir a tu médico una anestesia general si así lo prefieres.

Se trata de una cirugía ambulatoria, la cual te permite volver a casa apenas hayas recibido el alta del doctor.

Si realizas una labioplastia láser, tendrás un postoperatorio similar a la cirugía que se realiza con bisturí frío y bisturí eléctrico. Es importante el reposo posterior y los cuidados postquirúrgicos.

¿Qué técnicas existen?

Existen varias técnicas, tu cirujano elegirá la que se adapte mejor a tu caso en función de varios parámetros (anatomía + expectativas):

  • Técnica en cuña: El exceso de piel se elimina en forma de V, al nivel de la zona donde culmina el labio. Esta técnica ofrece un resultado muy natural porque mantiene la anatomía de los labios menores. No obstante, existe un mayor riesgo de desunión (soltura de los puntos), que puede requerir la reanudación de la cicatriz bajo anestesia local o una nueva intervención.
  • Técnica lineal: este método consiste en eliminar el exceso de piel a lo largo de toda la longitud del labio, desde el pilar inferior del capuchón del clítoris hasta el final del labio. La cicatriz se realiza en el borde del labio. Esta técnica es recomendada para pacientes que sufren de hipertrofia en toda la longitud del labio y desean eliminar el borde hiperpigmentado.
  • Labioplastia láser: Según el Dr. Rubén Batlà este procedimiento también debería realizarse en un quirófano ya que en un consultorio los riesgos para el paciente son más elevados. Todo acto quirúrgico se debería de realizar en un entorno quirúrgico sea con láser o no. La recuperación posterior es ligeramente mejor pero no se puede volver a la vida normal inmediatamente ya que el riesgo de hematoma y que los puntos se abran es alto.

Postoperatorio

  • El postoperatorio directo

El cirujano te dará instrucciones sobre el tipo de cuidados a realizar y sobre las actividades que tendrás que evitar durante los primeros días después de tu cirugía.

Es posible que sientas algo de dolor, por lo que tu médico te recetará unos analgésicos.  También es probable que sangres ligeramente, aunque no es muy común. Puedes usar una protección íntima para sentirte más cómoda durante estos días. Es recomendable usar ropa interior de algodón y pantalones holgados o faldas, para no apretar la entrepierna y así facilitar la cicatrización..

  • Durante la primera semana

Puede que durante esta fase tengas un edema en la zona vulvar, los labios pueden llegar a tener un aspecto asimétrico que desaparecerá tan pronto como el edema se haya desinflado.  Escucha los consejos de tu cirujano en materia de higiene personal. Usa agua y un jabón íntimo especial para lavar la zona del genital suavemente y frotar. Podrás volver al trabajo entre 2 y 7 días después de la cirugía, siempre y cuando te sientas preparada y tu doctor te lo permita.

  • Día 7 a 30

La hinchazón va bajando poco a poco. Los puntos absorbibles caen solosentre 10 y 15 días después de la operación.

  • Después del 1er mes

Puedes retomar una actividad sexual y física progresiva. Después de 4 semanas, también podrás volver a usar tampones durante tu próxima menstruación. Puedes volver a tus hábitos cotidianos normales. Las cicatrices son casi invisibles después del primer mes, pero continuarán evolucionando durante un año entero.

Resultados

Los resultados de una labioplastia pueden dejarse ver por primera vez al cabo de 3 meses, pero tendrás que esperar 1 año entero para descubrir el resultado final. Es una cirugía con un alto grado de satisfacción, las mujeres se sienten más cómodas con su cuerpo y disminuye en gran medida las molestias que antes presentaban. Este procedimiento también tiene un impacto positivo a nivel psicológico; las mujeres ya no tienen complejo y pueden mejorar así su vida sexual.

Riesgos y complicaciones

Al tratarse de un procedimiento invasivo, existen posibles riesgos asociados a la anestesia y también al acto quirúrgico. Contamos las complicaciones siguientes:

  • Sangrado
  • Infección
  • Desunión
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Ligera disminución de la sensibilidad
  • Cicatrices asimétricas
  • Hipercorrección

Dudas y preguntas frecuentes

  • ¿Es doloroso? Es cirugía sencilla y muy poco dolorosa. Tu cirujano te recetará analgésicos para calmar el dolor.
  • ¿Durante cuánto tiempo voy a estar de baja laboral? Esto depende del proceso de recuperación de cada una, pero en general puedes coger el alta a los 2 días o a la semana.
  • ¿Cuánto tiempo tengo que esperar antes de retomar una actividad sexual? Se recomienda esperar 4 semanas después de una labioplastia longitudinal y 6 semanas después de una triangular.
  • ¿Se puede dar a luz después de esta cirugía? No existe ninguna relación entre la labioplastia y el parto vaginal, las pacientes operadas pueden dar a luz  normalmente.
  • ¿A partir de qué edad me puedo operar? Es preferible que la paciente sea mayor de edad o que haya pasado el periodo de la pubertad, para tener los órganos sexuales completamente desarrollados
  • ¿Existe algún vínculo entre la labioplastia y el placer sexual? No tiene nada que ver con el placer sexual. En el caso de las mujeres que desean realizar esta intervención por razones estéticas, no existe ningún vínculo directo entre la labioplastia y el placer sexual. No obstante, las pacientes  suelen sentir una gran mejora durante sus relaciones sexuales, que se debe principalmente a un factor psicológico; ya que se sienten más seguras de sí mismas. En el caso de las mujeres que se operan porque tienen labios hipertróficos (labios menores obstruyen la penetración), notamos una gran mejora de la calidad de las relaciones sexuales.
  • ¿Cuáles son las intervenciones para aumentar el placer sexual? Las mujeres que buscan mejorar su vida sexual pueden orientarse hacia otros tipos de intervenciones como la vaginoplastia o el aumento del punto G.

Testimonios

"Tenía claro desde hace mucho tiempo que desde que pudiera me operaría porque me afectaba en muchos ámbitos de mi vida y me sentía incómoda conmigo misma [...] La verdad que ha superado con creces mis expectativas.” Leer la experiencia

Lidia483 - Santa Cruz de Tenerife, Tenerife

“Estoy encantada de haberlo hecho! [...] Ojalá lo hubiese hecho antes!” Leer la experiencia

BFB -

“Feliz tras quitarme un complejo de encima [...]Estoy deseando que pase el tiempo para ver el resultado final pero tengo claro que será porsupuesto lo que yo esperaba porque ya me gusta” Leer la experiencia

Melopo - Villamayor, Salamanca

Bibliografía

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio médico estético, cirujano estético o especialista estético. Si estás valorando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) dirígete directamente a tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Multiestetica no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."