Alimentos para recuperarse de una cirugía

Alimentos para recuperarse de una cirugía
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 9 jun 2017 · Actualización: 25 nov 2020

Sabes bien que, para gozar de buena salud, tienes que llevar un estilo de vida saludable. Eso quiere decir que debes alejarte de malos hábitos como fumar o beber en exceso.

También tienes que hacer ejercicio, aunque no hace falta que vayas al gimnasio; basta con que no te pases el día sentado y salgas a caminar, que subas y bajes escaleras sin usar el ascensor, que no cojas el coche para trayectos que puedas hacer andando...

Pero, sobre todo, lo más importante es llevar una alimentación saludable. Habrás escuchado alguna vez eso de que somos lo que comemos, una idea que es completamente cierta porque la alimentación es nuestra fuente de energía y crecimiento. Así que cuanto más sana y equilibrada sea tu dieta, mejor salud tendrás, así como una vida más larga.

¿Cómo influye la dieta en la recuperación de una cirugía?

Si vas a someterte a una cirugía o acabas de practicarte una, es importante que conozcas el tipo de alimentación que debes seguir para que tu recuperación sea mucho más rápida y satisfactoria.

En efecto, es importante que te alimentes de la forma correcta después de una operación, sobre todo si esta ha sido invasiva. No es lo mismo hacer un lifting facial que, dentro de los procesos quirúrgicos, está considerado poco invasivo, que una abdominoplastia o una reconstrucción mamaria, los cuales infieren una mayor agresividad en el cuerpo.

La dieta incide en tu recuperación de la siguiente manera:

  • Acelera el proceso de cicatrización de la herida.
  • Reduce las posibilidades de sufrir complicaciones posoperatorias.
  • Regenera más rápido la sangre perdida durante la intervención.
  • Aporta las defensas necesarias para que el sistema inmunológico esté fuerte.
  • Repara la piel, los vasos sanguíneos y cualquier otro tejido de forma más efectiva.
  • Te proporciona energía con lo que te sentirás mejor física y psicológicamente.

Así que para tu convalecencia se acorte lo máximo posible, te vamos a dar unas recomendaciones muy sencillas acerca de la dieta que te ayudarán a recuperarte con más facilidad.

shutterstock-428047612.jpg

¿Qué tipo de bebidas puedes tomar?

Hidratarse correctamente es fundamental para gozar de buena salud pero, después de un proceso quirúrgico, es aún mucho más importante. La cantidad recomendada para beber es de unos dos litros de agua al día. El agua te ayudará a eliminar fácilmente, a través del riñón y los intestinos, todas las impurezas generadas durante el proceso quirúrgico (medicinas, anestesia, etc.). También te ayudará a estabilizar el metabolismo y evitar el cansancio. Pero lo más importante es que, con una correcta hidratación, se reducirá el dolor de tus articulaciones y el proceso de cicatrización será mucho mejor.

Si notas un poco de cansancio, también puedes ingerir alguna bebida isotónica que te ayude a reponer minerales, siempre y cuando no las tomes en exceso. Los zumos de frutas y hortalizas naturales también son una opción fantástica para recuperarte tras una cirugía porque, además de hidratarte, te aportarán un extra de vitaminas y minerales. Por el contrario, es mejor que evites el café, las bebidas gaseosas, azucaradas y el alcohol.

¿Qué frutas y verduras consumir tras una cirugía?

Si en la dieta diaria es fundamental consumir frutas y verduras, después de someterte a una cirugía, el consumo cobra todavía más relevancia. Pero, en concreto, hay ciertos alimentos que te ayudarán a acelerar tu proceso de recuperación porque te aportarán un extra de vitaminas y minerales muy necesarios durante la convalecencia.

  • Vitamina A. Los alimentos ricos en vitamina A te ayudan a cicatrizar mejor, favorecen la formación epitelial (de tejidos) y, además, estimulan tu sistema inmunológico. Las verduras de hojas verdes son muy ricas en vitamina A, en concreto la lechuga, la col rizada y las espinacas. El color naranja también es símbolo de vitamina A: la calabaza, la zanahoria, el melón, los albaricoques, la papaya o el mango contienen grandes cantidades de esta vitamina.
  • Vitamina C. Después de una operación es fundamental tener las defensas del cuerpo en plena forma, así que te aconsejamos consumir alimentos ricos en vitamina C. Pero además, la vitamina C promueve la formación de colágeno y es antioxidante, factores que inciden en la regeneración y mantenimiento de los tejidos. Puedes encontrar grandes cantidades de vitamina C en alimentos como las frutas cítricas, los pimientos, los tomates, las fresas, los frutos rojos o las verduras de hojas verde oscuro.
  • Hierro. El consumo de hierro es imprescindible después de una operación, ya que, durante la intervención, se pierde mucha sangre. El hierro interviene en la formación de glóbulos rojos y para ello necesitas consumir moluscos (almejas, mejillones, etc.), pescado azul, hígado, carne de ternera, huevos, legumbres, espinacas o frutos secos.
  • Zinc. El zinc es un mineral que ayuda a fortalecer el sistema inmune, además interviene en el proceso de cicatrización porque sintetiza las proteínas y contribuye al crecimiento celular. Por eso es recomendable que consumas alimentos ricos en zinc como moluscos, semillas de calabaza, almendras, avellanas, hígado, champiñones, carne de ternera o el delicioso chocolate (cuanto más porcentaje de cacao puro tenga, mejor).
shutterstock-235327015.jpg

¿Y qué hay del consumo de proteína y fibra?

Las proteínas y la fibra son indispensables para recuperarse de una cirugía. La fibra facilita los procesos digestivos y evita el estreñimiento, un efecto secundario que es bastante frecuente tras una intervención. Las frutas y verduras son muy ricas en fibra, como ya sabrás, pero también debes consumir cereales integrales bajo la forma que quieras: pan integral, copos, salvado, semillas, etc. Lo importante es que los cereales que consumas sean siempre integrales y no refinados.

Las proteínas también son fundamentales durante la convalecencia. La cirugía daña los tejidos del cuerpo y estos necesitan ser reparados con la ayuda de las proteínas que consumimos en nuestra dieta. Las carnes magras (como el cerdo o el pollo), el pescado, el marisco, los frutos secos, los huevos o las legumbres son los más indicados para conseguir las cantidades que necesitas.

↪️ Relacionado: ¿Qué hacer contra el estreñimiento?

Evita las grasas, sobre todo las saturadas

Después de una cirugía no es frecuente tener mucho apetito. El consumo de grasa, además de hacerte ganar más peso, puede provocar que tus digestiones sean más pesadas. Por tanto, es recomendable evitar alimentos procesados, frituras, bollería, etc. que contienen un alto índice de grasas saturadas.

Hoy en día contamos con un gran aliado que ayuda a resolver esos problemas estéticos que pueden llegar a afectar nuestra salud física y psicológica. Con la ayuda de la medicina estética conseguirás tener ese aspecto que tanto deseas. Pero recuerda que tú también debes poner de tu parte si quieres conservar durante muchos años ese aspecto tan fantástico que logra la cirugía o el tratamiento al que te sometes. En este sentido, llevar una dieta saludable te ayudará a recuperarte mejor y más rápido tras una intervención.

↪️ ¿Qué alimentación seguiste después de tu cirugía? ¿Conocías la importancia de la alimentación en la recuperación de una operación? Todo esto y muchos temas más los encontrarás en nuestro foro.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.