Todo el contenido de esta página está generado por usuarios reales del portal y no por doctores o especialistas.

No entiendo por qué no lo hice antes

Tratamiento realizado Vale la pena
AnaMaria661
Málaga (Ciudad) · Creación: 21 sep 2021 · Actualización: 29 sep 2021
Historia

Siempre he tenido complejo de orejas, en concreto tenía una muy separada, la otra no estaba tan mal. No tenía las típicas orejas de soplillo super separadas pero con mi rostro tan fino se notaban. Cuando iba a pilates o hacia cualquier otro deporte siempre me ponía una trenza baja o una cola baja para que no se viesen las orejas. Me acuerdo que cuando veía a las chicas con sus colas altas y repeinadas haciendo deporte las veía como Diosas. En la playa/piscina era igual: no me puedo quejar ni de mi cuerpo ni de mi rostro, me considero una persona guapa, pero era mojarme el pelo y adiós belleza jaja de hecho recuerdo siendo mas joven que los chicos me dijesen que pasaba de chica guapa a gremlins nada más q mojándome, y obviamente era porque ahí se percibía mi contraste: cara super fina vs oreja de soplillo. Cuando caminaba y había aire de frente lo primero que pensaba era "ufff las orejas..." y me acuerdo que en mi primera cita con mi pareja, el no hacía mas que cogerme un mechón de pelo y pasármelo por detrás de la oreja para verme mejor la cara, yo super acomplejaba reaccionaba cogiendo ese mechón y poniéndolo en su sitio (todavía nos reímos de eso, el obviamente ni era consciente de mi complejo, ni se había fijado en mi oreja, por eso digo que mi caso no era tan evidente, pero el complejo estaba ahí). Como esa experiencia puedo contar muchísimas: tengo el pelo fino y lacio y en TODAS las fotos que me hacía de lado se me salía la oreja. De hecho una de mis frases claves cuando me hacían una foto era "AvÍsame si se me ve la oreja". Con todo esto quiero decir que el complejo era real y estaba ahí, pero como no tenía las típicas orejas de soplillo super evidentes todo el mundo me decía que exageraba y me lo llegué a creer, por ello nunca me replantee operarme. Además la oreja que más se notaba solo era una, excusa de más para nunca replantearme la otoplastia.

Cuando tenía 21 años volví a quedar con una amiga que hacía tiempo que no veía, poniéndonos al día me comentó que se había realizado una otoplastia. En ese momento pensé que ella era la chica mas afortunada del planeta, y aun así seguía sin replantearme hacérmela yo (a pesar de mis complejos). Tampoco ayudó la experiencia de ella: le dejaron una forma rara en una de las orejas y acababa de hacerse un retoque, del que se estaba recuperando y aun le dolía. Ella me dijo que dolía muchísimo, que su experiencia había sido muy mala y que no me lo recomendaba.

Años después, coincidí en una cena de navidad con una prima de mi pareja que se había realizado la otoplastia dos meses antes y lucía un peinado precioso, que dejaban al descubierto sus nuevas orejas. La ví tan feliz y guapa, sin complejos y disfrutando de la vida que algo en mi hizo "click". Dos semanas después recuerdo que me desperté una mañana y dije "me voy a operar". Mi entorno alucinó ya que nunca jamás lo había planteado y nunca me habían oído hablar de valorar esa opción. Mucha gente intentó convencerme de lo contrario, pero yo permanecí firme en mi decisión, ellos no viven en mi y no saben hasta que punto esto es una cuestión que me acompleja.

Volví a hablar con la amiga que no me recomendaba la operación y me dijo todo lo contrario, que en ese momento me había dicho eso porque estaba un poco dolorida y no le habían dejado la oreja como ella quería, pero que aun así ahora no tenía el complejo que tenía antes y que me lo recomendaba 100%, que lo volvería ha hacer. Eso me tranquilizó muchísimo. Me preguntó si quería escuchar la versión light del proceso o la más explicita y le dije que la segunda. Gracias a eso ya estaba mentalizada de que las dos primeras noches a penas dormiría y que estaría sin dormir de lado casi un año. Que los primeros días me dolerían las orejas al hablar, comer y reir. Y que lo más doloroso de todo era la retirada de los puntos (más que el post operatorio).

Estuve dos meses ahorrando por y para eso al mismo tiempo que visitaba médicos estéticos en Málaga. Cuando reuní el dinero no quise esperar más, ya había decidido que médico me operaría y quise hacerlo cuanto antes. No quería operarme en verano (por el calor y el sudor que iba a tener que soportar con la felpa). La fecha que me dieron fue Lunes Santo, me acordaré siempre.

El día de la operación me acompañaron mi padre y mi pareja, por el COVID19 tuvieron que esperar fuera de la clínica, así que se fueron a desayunar. La operación era a las 9:00 am. Yo entré sola. Elegí la opción de anestesia local en lugar de sedación, por lo que estaría consciente durante todo el proceso (esta opción abarataba muchísimo los costes de la operación). Para entretenerme el medico me puso la música que yo quisiese oir en el quirófano. Me puse de lado y empezó a ponerme anestesia local al rededor de la oreja por la que iba a empezar. Lo único que me dolió un poco en la operación fueron los pinchazos de la anestesia. Cuando acabaron con esa oreja, me pusieron como un cojín en forma de donut y empezaron con la otra. Durante la operación estaba tan feliz de estar diciéndole adiós a un complejo tan grande que hasta me emocioné. ¡Menos mal que no pagué la sedación! ya que la operación no fue nada angustiosa, iba mentalizada (gracias a mi amiga) de que sentiría liquido calentito cayéndome por el cuello (sangre), y me hizo hasta gracia acordarme de ella en ese momento. Cuando escuché al medico decir "esto está liso" no me lo creía, "¡qué rápido!". Me vendaron las orejas, entré a la sala donde estaba mi ropa, me cambié sola y como mis familiares no podían entrar en la clínica por el COVID y yo me sentía tan bien, les escribí por Whatsapp diciéndoles que había acabado y quedé con ellos en el parking donde aparcamos el coche (que estaría a unos 500 m de la clínica). Salí por la puerta con mi vendaje yo solita y andé medio kilometro hasta reunirme con mis familiares. "¿Cómo había sido todo tan sencillo?" pensé.

Llegando a casa empecé a sentir una presión con un poco de dolor, pero nada del otro mundo. Pues eso fue el máximo dolor que llegué a sentir. No me tomé ninguna pastilla hasta por la noche que me tomé un paracetamol ( y eso que me había operado por la mañana ). Al día siguiente fui a la clínica a quitarme el vendaje, me enseñaron cómo curarme las orejas y salí con mi felpa negra, una felpa normal y corriente que me compré días antes. Como me sentía tan bien y no tenía dolor me fui con mi padre de compras y a desayunar en una cafetería. En ese momento pensé "¿¡Por qué no lo he hecho antes!?". Estaba super feliz.

Cada vez que me hacía yo misma las curas me quitaba la felpa y aprovechaba para mirarme las orejas, que a pesar de parecer morcillas inflamadas ya me parecían increíbles. Le enviaba fotos a todo el mundo jajaj. Mi medico me dijo que utilizase una felpa que no apretase nada, la menos opresiva que tuviese. Y a las dos semanas me animó para que dejase de usarla durante el día. Me pareció sorprendente ya que otros médicos que había visitado antes me comentaron que los meses de después necesitaba estar el máximo tiempo posible con la felpa. Mi médico lo único que me insistió fue en usar mucho protector solar en las orejas para que no se me quedasen con un color raro.

6 meses después de la operación: la mayoría de noches duermo con felpa por que me siento más segura aun. la mitad de la noche la hecho durmiendo boca arriba y la otra mitad me voy turnando a un lado y otro. Cuando estoy tiempo de lado me duele (como es lógico). Me siguen dando mucha angustia llevar gafas de pasta (ya que las patillas son muy gordas y caen sobre la oreja) por eso me he comprado gafas con patilla de alambre, que son mas fino y pesan menos. La inflamación ha bajado muchísimo. He podido gozar de un verano lleno de coletas y trenzas altas. Me he quitado un peso de encima, lo volvería a hacer y volvería a elegir la opción sin sedación, me encantó eso de salir por mi propio pié del quirófano e ir andando hasta el coche yo sola. Me veo las orejas super naturales, cuando sales de la operación están muy repegadas, pero ahora con los meses el resultado se ve más natural ya que se despegan un poco. Si estas pensando en operarte te recomiendo encarecidamente hacerlo. He notado un subidón en mi autoestima física increíble. Y el postoperatorio super bien: yo al día siguiente de la operación hice vida normal. ¡Estoy muy feliz! Ojalá esta historia sirva para animar a alguien con este complejo a que dé el paso. A mi me sirvió mucho leer estas historias.

¿Estás seguro que quieres eliminar esta imagen?

anamaria661

· Málaga (Ciudad)

· 29 sep 2021

Con el Medico estético que hay en clínica Victoria (está en calle victoria en el centro de Málaga)

¿Estás seguro que quieres eliminar esta imagen?

¿Estás seguro que quieres eliminar esta imagen?

Actualiza tu historia

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.