Estaba muy acomplejada por la zona genital tan oscura, no me ponía bañador ni tenia relaciones con la luz encendida decidí la Dra Barba por los buenos comentarios y porque es la presidenta de cirugía genital o algo así, eso da confianza. No te exploran con las piernas levantadas como los ginecólogos, sino tumbada , algo de agradecer, muy natural a la hora de explicarme me dio un espejo y me dijo que necesitaba láser Estoy muy contenta con el resultado y el trato recibido, la Dra transmite seguridad, saber, tranquilidad, estaba muy a gusto.

El blanqueamiento intimo muchas veces lo escucho como un tabú, pero es algo que al realizarlo estás mucho mas cómodo, sobre todo a la hora de r en bañador, tenía en mente realizarme este tratamiento desde hace 1 año pero en mi país no lo hacían, asi que al venir a España lo busque y lo encontré muy rápido, fuk a esta clínica DH de Barcelona porquw respindieron rapido a mi solicitud y me entendieron en todo,me realice 5 sesiones y veo un gran cambio, así que quien esté pensando en este tratamiento pueden it con confianza

Tengo 36 años y me preocupaba mi estética íntima. Me hice el tratamiento con láser blanqueador y fueron necesarias 3 sesiones porque necesitaba blanquearlo bastante. Cuando tenía relaciones íntimas no me sentía a gusto sabiendo que me verían eso así y quise acabar con mis complejos. Me siento genial sabiendo que me ahora está bien estéticamente, es un lujo, lo recomiendo.

Porque sé que hay mucha gente que tiene este complejo y no se atrave a compartirlo. Quiero contar que el blanqueamiento anal es un tratamiento asequible y con resultados excelentes. Además, en mi caso la discrección y el trato del equipo médico fue fantástico.

El costo en el lugar donde me lo están realizando (clínica de ginecología estética) es$2500MXN por sesión ( te dicen que en promedio las personas necesitan 3 sesiones pero depende del grado de pigmentación y a lo mucho de acalara 3 tonos por las 3 sesiones). Primero, fui a la cita de valoración y costó $500MXN y me recetaron una crema que me tenía que poner todas las noches (costó $750MXN) durante un mes antes de la primera sesión, según para qué tenga mejores resultados . Yo me he hecho la primera sesión hace dos semanas, duró aproximadamente una hora. Dijeron que podía realizar de todo 24horas después pero la verdad era una sensación extraña ( un poco molesta ). Después me indicaron ponerme una crema que ayuda a la aceleración de la cicatrización (costó $380MXN)durante una semana tres veces al día, la verdad si me dolió y los primeros días se comienza a hacer costra y en una semana se te cae (no te la debes quitar por más molesta que resulte). La segunda semana me recetaron otra crema ($400MXN) en crema dos veces al día ( qué es para que no se vuelva a oscurecer y calmar la hinchazón según) y los otros 15 días antes de la segunda sesión tengo que seguir usando la primera crema blanqueadora hasta la siguente sesión. La verdad no he notado nada de cambios y se supone que ya debería de haber notado algo y he sido muy constante en todo. Duele mucho ( te ponen anestesia tópica pero a mi no me hizo tanto efecto), después me deprimí los días de las costras porque dolía y se ve horrible (después se quita). Cuando sea la segunda sesión subiré la experiencia y ahí valoraré si vale la pena gastar en otra o si de plano no funciona y no tirar el dinero. Me lo están haciendo con Láser CO2 fraccionado. Comparto mi experiencia, ya que he buscado en miles de lugares información y es muy escasa, realmente no resuelven las dudas. Espero les pueda quitar algunas dudas. Es un tratamiento un poco costoso que no promete muchos resultados, pero también cada piel es distinta y todas reaccionan de diferente manera. PD. En total por tres sesiones, todas las cremas y cita de valoración se gastan al rededor de $9,600 MXN (aparte yo creo que la primera crema se tendrá que volver a comprar +$750MXN ) y no está garantizada una mejoría (al menos en mi caso y clínica elegida).

elianne2

Me había realizado otros tratamientos estéticos, todos de remodelación en mis nalgas y piernas. Me quedó un tipazo que me esforzaba en mantener con deporte y dieta sana. Pero, a pesar de todo este esfuerzo, no me atrevía a ponerme tanga por culpa del color de la piel que rodea el ano. También me generaba problemas en mis relaciones íntimas. Consulté en mi centro de estética y me hablaron del láser para blanquear esa zona. ¡Todo un descubrimiento!