La Dra. Lucía Zamudio nos habla acerca de la blefaroplastia no quirúrgica

La Dra. Lucía Zamudio nos habla acerca de la blefaroplastia no quirúrgica
Especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial con un Máster en Cirugía Oral e Implantología y otro en Medicina Estética. Ha sido ganadora de diferentes premios y autora de relevantes artículos.
Creación: 15 ene 2019 · Actualización: 16 jun 2020

La estética facial, para quienes cuidan de su belleza,  afortunadamente se puede tratar. Es importante acudir solamente a personal capacitado y profesional, quien se preocupa por cuidar de su salud y de su estética, para ello, la Doctora Lucía Zamudio Sánchez ayuda a cuidar su salud y belleza. Por ejemplo, si buscas corregir los signos del envejecimiento que se delatan por lucir párpados caídos, la blefaroplastia es un procedimiento que te puede interesar.

¿Qué es la blefaroplastia?

La blefaroplastia se define como el remodelado del párpado y el término es asociado a la intervención quirúrgica de los párpados con el fin de realizar un rejuvenecimiento de la zona periocular eliminando el exceso de piel y bolsas.

¿Qué técnicas existen para corregir los párpados?

Tradicionalmente la blefaroplastia se realiza mediante cirugía que elimina el exceso de piel de párpados y las bolsas de grasa; esta técnica es la que ofrece los resultados más duraderos y satisfactorios. Podemos realizarla incluso con anestesia local aunque recomiendo para una blefaroplastia de los párpados superior e inferior la realización bajo anestesia general o sedación por comodidad del paciente. Su principal inconveniente es el tiempo de baja ya que el postoperatorio se prolonga hasta las 3 semanas y por su “agresividad” requiere mayores cuidados y tratamientos además de que no trata las arrugas finas a no ser que se aplique posteriormente un láser ablativo sobre la zona intervenida.

Gracias a los avances tecnológicos en láser, dispositivos plasma y la aparición de formulaciones de peelings químicos más seguros, podemos mejorar el aspecto de nuestros ojos sin tener que recurrir a una intervención quirúrgica.

Alternativas a la cirugía para mejorar la laxitud, textura y las finas arrugas en pacientes que no presentan un exceso de piel demasiado grande, son los peeling químicos, los rellenos con hialurónico, el láser de CO2 fraccionado y los nuevos dispositivos generadores de plasma siendo estos últimos los que mejores resultados ofrecen.

↪ Relacionado: Cantopexia, consigue ojos almendrados.

¿Cómo se realiza la blefaroplastia sin cirugía, tiene los mismos resultados que la quirúrgica?

Particularmente dispongo de un generador de plasma iónico el cual funciona generando un arco de plasma, esto es un tipo de gas ionizado en el que los iones están en estado libre y que al contacto del manípulo con la piel, produce un cambio en la estructura de los componentes de la epidermis, los queratinocitos, sublimándolos. El resultado es el paso del estado sólido al gas. También se produce una bioestimulación de la dermis que provoca que aparezcan unas pequeñas costras en la zona que se caen a la semana aproximadamente.

Los resultados empiezan a ser evidentes a los 10 días después de la realización de esta técnica y según los casos serán necesarias una, dos o tres sesiones, generalmente dos.

Aunque la mejoría es evidente especialmente en la piel de los párpados inferiores y las arrugas de alrededor de los ojos con una sola sesión, para una retracción suficiente del párpado superior serán necesarias dos sesiones.

Los resultados no son equiparables a una cirugía ya que no eliminamos tejido, siendo la cirugía la técnica ideal para el rejuvenecimiento de los ojos, pero si que para aquellas personas con pánico al quirófano, a las agujas, o que simplemente quieran una mejora ligera de su aspecto sin que se noten grandes cambios y sin necesidad de una baja prolongada, técnicas menos invasivas como ésta ofrecen una posibilidad de tratamiento con buenos resultados.

¿Cómo se lleva a cabo la blefaroplastia?

El rejuvenecimiento de la zona orbitaria sin cirugía se realiza con anestesia tópica, es decir, una crema anestésica tipo EMLA que se deja actuar 30-40 minutos. Posteriormente se aplica un antiseptico para garantizar la limpieza de la zona y esperamos que se seque.

La aplicación del dispotivo de plasma en los párpados, para un tratamiento completo, es decir, párpados superiores, inferiores y arrugas laterales, tiene una duración de 60 a 90 minutos. Es prácticamente indoloro, a veces una sensación de una fina descarga como en la depilación láser. Se generan unas quemaduras superficiales puntiformes muy pequeñas que van generando una tracción de la piel redundante. Posteriormente queda la zona enrojecida e inflamada con una sensación de quemazón bastante soportable y que dura unos minutos.

La blefaroplastia quirúrgica, en el párpado superior, se realiza mediante una incisión en la piel del párpado que nos permite realizar una resección de piel controlada, eliminar la grasa o reposisionar la glándula lacrimal. En el caso de la blefaroplastia inferior, según sea o no necesario realizar una resección de piel, podemos realizarla a través de una incisión aprovechando una arruga por debajo de las pestañas o bien , desde denstro de la mucosa del ojo sin dejar cicatriz.

Dra. Lucía Zamudio Sánchez ¿Qué beneficios proporcionas a tus pacientes?

Como cirujana maxilofacial con aptitudes para la cirugía estética facial, dispongo de un amplio conocimiento de la anatomia facial, armonización facial y la estética. Tengo una formación especializada con 9 años de profesión.

Mi profesión me permite combinar tratamientos quirúrgicos y medico estéticos para ofertar a mis paciente una amaplia gama de servicios y posibilidades de tratamiento.

¿Qué se debe valorar en el paciente antes de someterse a una blefaroplastia?

Tanto en la blefaroplastia, como  en toda intervención estética, lo principal que se debe valorar es su indicación. Habrá pacientes que consideren que una intervención quirúrgica sea la respuesta a su malestar sin tener en cuenta opciones menos agresivas o más adecuadas a su caso.

Para indicar o no una blefaroplastia quirúrgica debemos valorar el exceso de piel de los párpados,  el tamaño de las bolsas de grasa, si existe o no un prolapso de la glándula lacrimal,  los surcos,  la calidad de la piel y la respuesta a la cicatrización.

Aquellos casos con grandes bolsas y párpados muy caidos que incluso dificultan la visión son candidatos a una intervención quirúrgica.

¿Con la blefaroplastia se pueden corregir las bolsas en los ojos?

Con la blefaroplastia quirúrgica si, es el único tratamiento que las trata, bien mediante extracción completa o parcial de las mismas o bien reposicionando la grasa en casos de surco lagrimal pronunciado.

Con las técnicas menos invasivas mejoraremos su aspecto al tensar la piel o bien podemos camuflar surcos rellenando con hialurónico, pero no trataremos la bolsa como tal.

¿Cuáles son los cuidados pre operatorios de la blefaroplastia?

Lo ideal sería tratar la piel previamente para mejorar su hidratación con un buen contorno de ojos. Se aconseja no fumar y no tomar el sol al menos una semana antes.

En el caso de la blefaroplastia no quirúrgica, el tratamiento con Isotretinoina debería suspenderse y no estaría indicada en pacientes embarazadas, con epilepsia, o portadoras de marcapasos.

Una blefaroplastia quirúrgica requerirá la revisión de toda la medicación, suspendiendo tratamientos antiagregantes como aspirina.

¿Con qué procedimientos o tratamientos estéticos se puede combinar  una blefaroplastia?

En el caso de la blefaroplastia quirúrgica es frecuente combinarlo con lifting facial o lipofilling, es decir, rellenos faciales con la propia grasa.

La blefaroplastia no quirúrgica que realizamos con los generadores de plama combinan muy bien con tratamientos que redensifiquen la piel de los párpados como mesoterapia con plasma rico en plaquetas, rellenos de hialurónico, peelings que mejoren la pigmentación de los párpados.

¿Son permanentes los resultados?

Los resultados de una blefarosplastia quirúrgica son permanentes teniendo en cuenta que el proceso de envejecimiento es irrefrenable.

En el caso de la blefaroplastia no quirúrgica con generador de plasma los resultados obtenidos también son permanentes aunque por tratarse de una técnica de tratamiento superficial requerirá retratamiento aproximadamente 5 años después del primer tratamiento.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.