Reducción de mamas con menos cicatrices gracias a la cicatriz horizontal

Reducción de mamas con menos cicatrices gracias a la cicatriz horizontal
Centro médico especializado en cirugía y medicina estética. Cuenta con un equipo médico multidisciplinar integrado por especialista en Cirugía Plástica y Reparadora, Nutrición y Medicina Intensiva.
Creación: 14 may 2021 · Actualización: 14 may 2021

La mamoplastia de reducción ideal es aquella que consigue un tamaño, forma y proyección perfectos de las mamas, conservando la normal sensibilidad del pezón con cicatrices mínimas. 

Presentamos aquí la técnica de mamoplastia reductora con cicatriz horizontal que consigue eliminar la cicatriz más visible en las reducciones de mama más habituales, la que partiendo del borde inferior de la areola desciende verticalmente hacia el pliegue inframamario, como recoge el esquema adjunto.

Tipos de reducción mamaria
Tipos de reducción mamaria

Candidatas a reducción mamaria

Las mamas grandes suponen un sobrepeso y una sobrecarga sobre la espalda que con el tiempo acabará provocando dolor. Es frecuente observar en mamas muy grandes lesiones en el surco submamario debidas a irritaciones por el roce y la acumulación del sudor en forma de eccemas y/o infecciones por hongos (intértrigo). Especialmente en mujeres jóvenes la reducción de mamas es muy recomendable para evitar complejos y problemas psicológicos.

La reducción mamaria empleará diversas técnicas para conseguir dos objetivos fundamentales: el primordial de reducir el volumen mamario causante del sobrepeso y conseguir el mejor resultado estético posible para cada caso.

Tipos de reducción mamaria

En todas las reducciones mamarias quedarán unas cicatrices resultantes de las incisiones efectuadas en la piel. La cicatriz menor será la que rodea la areola y continúa con una línea vertical que desciende desde la parte inferior de la misma hasta el surco submamario (técnica de mamoplastia reductora con cicatriz vertical). Esta técnica se reserva para reducciones mamarias de pequeños volúmenes. Para volúmenes más grandes se emplea la técnica de mamoplastia reductora con cicatriz en “T” invertida, en la que la cicatriz vertical se prolonga con una cicatriz horizontal en el surco submamario.

En mamas muy grandes y caídas está especialmente indicada la técnica de mamoplastia reductora con cicatriz horizontal, en la que la cicatriz vertical está eliminada.

Reducción de mamas con cicatriz horizontal
Reducción de mamas con cicatriz horizontal

Complicaciones más frecuentes de la reducción de mamas

Además de las complicaciones comunes a cualquier cirugía, como hematomas, infecciones… las complicaciones específicas de la reducción de mamas son la necrosis de piel, especialmente de la areola y, la aparición de cicatrices hipertróficas o engrosadas.

En la reducción de mamas con cicatriz horizontal el aporte vascular es a través de un colgajo amplio de pedículo inferior que aporta un flujo sanguíneo muy seguro con lo que se reduce la posibilidad de aparición de necrosis. Por otra parte, con esta técnica, no se altera el surco submamario lo que reduce la aparición de cicatrices hipertróficas y mantiene la forma mamaria normal durante más tiempo.

Medidas previas a la reducción de mamas

Antes de la intervención es importante suprimir el consumo de tabaco que puede reducir la vascularización de las mamas y causar necrosis de zonas de la piel y afectar la cicatrización.

Habrá que suspender medicaciones que puedan interferir en la cirugía como la aspirina y derivados que pueden favorecer la aparición de hemorragias.

Las pacientes con problemas crónicos como la diabetes o la hipertensión podrán operarse siempre que se encuentren controlados y no supongan un riesgo elevado.

La intervención

La operación tiene una duración media de tres horas y normalmente se realiza bajo anestesia general.

Generalmente, al realizar la mamoplastia reductora también se reduce la areola haciendo su diámetro proporcional al nuevo volumen de la mama. El tamaño del pezón, por el contrario, no suele reducirse salvo en casos excepcionales.

Cuidados postoperatorios

Tras la intervención y durante al menos un mes la paciente deberá llevar un sujetador deportivo.

Las tiras de silicona sobre las cicatrices pueden recomendarse para mejorar la evolución de las mismas.

Revisiones postintervención

Se deben realizar las revisiones necesarias para el control de la cirugía realizada. Habrá que realizar la retirada de puntos y controlar la evolución de las cicatrices hasta asegurarse del buen resultado de las mismas.

Deberán realizarse controles anuales de la mama para la vigilancia y prevención de posibles enfermedades, así como para el despistaje o screening del cáncer de mama, del mismo modo que si no se hubiera operado.

Ventajas de la reducción de mamas con cicatriz horizontal frente a las otras técnicas de reducción mamaria

• Menor incidencia de necrosis cutáneas por tener un aporte vascular muy seguro mediante colgajo de pedículo inferior.

• Cicatrices menos extensas.

• Cicatrices menos visibles. Elimina la cicatriz vertical, la más visible en la reducción de mamas con cicatriz en “T” invertidas.

• Menor tendencia a hipertrofia de las cicatrices al no cambiar el pliegue inframamario.

• Mejor mantenimiento de la forma de las mamas a largo del tiempo.

• Especialmente indicadas en pacientes con volúmenes de mamas más grandes y muy caídos.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.