Cuatro tipos de biopolímeros que nunca hay que usar

Cuatro tipos de biopolímeros que nunca hay que usar
Por Multiestetica.com
7 feb 2018

Los biopolímeros son sustancias que se han empleado para el aumento de labios, pómulos o glúteos, entre otras partes del cuerpo. Las consecuencias que estos compuestos han dejado en la piel son graves; además, en algunos casos, es imposible retirarlos.

La inyección de biopolímeros para rellenar arrugas o aumentar de volumen zonas como los labios o los glúteos, por ejemplo, afecta de manera importante a la salud de las personas que los usan, por cuanto produce una serie de reacciones adversas y efectos negativos en el cuerpo del que les costará desprenderse.

¿Qué consecuencias tiene el uso de biopolímeros?

El empleo de biopolímeros provoca reacciones adversas en nuestro organismo, pues este reacciona ante la presencia de una sustancia extraña que no es compatible con el cuerpo. El rechazo que provoca se manifiesta en forma de respuesta inflamatoria crónica, lo que conocemos como encapsulamiento, que no es más que un método de protección que genera nuestro organismo para mantener aislado a ese compuesto ajeno al cuerpo. El tejido que circunda ese encapsulamiento se endurece. A ello se le conoce como fibrosis y suele ser muy molesta y dolorosa, además de peligrosa, por cuanto suele migrar a otras partes del cuerpo en un intento de nuestro organismo por expulsarla.

Desde el punto de vista estético, la piel afectada por el relleno de un biopolímero muestra nódulos o granulomas que pueden ser rojos o adquirir una tonalidad morada y oscura. Además, los pacientes que sufren las consecuencias de tener en su cuerpo sustancias prohibidas suelen sufrir también picores, enrojecimiento, ardor, infecciones. Los casos más graves pueden afectar de manera severa a los tejidos y provocar necrosis, e incluso la muerte, ya que la sustancia puede pasar al torrente sanguíneo y migrar a arterias y venas, lo que provocaría una oclusión arterial que conduciría al fallecimiento.

Su tratamiento es muy complicado y no siempre es posible extraer toda la sustancia del cuerpo. Por ello, es importante que nunca confiemos en este tipo de compuestos como material para rellenos inyectables.

↪️ Relacionado: ¿Cómo se retiran los biopolímeros?

Cuatro tipos de biopolímeros que nunca hay que usar

Ya hemos apuntado que los biopolímeros son compuestos que se han usado en el cuerpo humano y que generan complicaciones y reacciones adversas a causa del rechazo que produce en nuestro organismo estas sustancias. Por eso, es menester hablar de cuatro tipos de rellenos que nunca se deben emplear, bajo ningún concepto. Son los prohibidos, puesto que son altamente peligrosos. En la mayoría de los países son ilegales y su uso, como siempre sucede, está ligado a actividades estéticas clandestinas y de dudosa legalidad.

shutterstock-284558489.jpg
  • Biogel: Está compuesto por silicona líquida o aceite industrial de alta viscosidad. Es sumamente perjudicial para la salud, ya que este biopolímero tiende a encapsularse y provoca cambios en el sistema inmunológico, lo que incrementa el riesgo de padecer infecciones. Su encapsulamiento se deja notar en la apariencia de la piel, que se presenta con deformidades severas y con costras que pueden llegar a supurar.
  • Metacrilano: Lo podemos encontrar como polimetilmetacrilato o con sus siglas PMMA. Es una sustancia compuesta por gel y acrílico y se emplea de manera ilegal para aumentar pómulos y glúteos, así como para rellenar arrugas faciales e incluso levantar párpados caídos. Cuando entra en contacto con nuestro organismo, cristaliza. Puede ocasionar daños muy graves en la persona que los lleva, ya que provoca endurecimientos en la zona muscular (fibrosis). Estas malformaciones migran a otras partes del cuerpo, lo que es muy peligroso para el paciente.
  • Dimetilpolisiloxano: Es silicona líquida de apariencia aceitosa que cuando entran en contacto con el cuerpo se transforma en un compuesto sólido que produce molestias y fuertes dolores.
  • Hialucorp: También está formado por silicona y, una vez en nuestro organismo, produce infecciones en los tejidos que pueden causar incluso su destrucción.

Rellenos inyectables, solo en centros médicos con profesionales colegiados

shutterstock-626815895.jpg

Sabemos que la calidad de vida de estas personas desciende, puesto que vivir con los efectos de estos compuestos en el cuerpo afecta a su autoestima y a su integridad física. Algunos médicos van más allá y apuntan a que incluso su vida puede estar en riesgo, por lo que deben vigilarse atentamente a estos pacientes. Y aunque a priori esta consideración nos parezca excesiva, recordemos que los biopolímeros parecen estar detrás de algunos fallecimientos. Uno de los últimos, una joven de Cali a la que la inyección de aceite industrial en los glúteos le provocó un tromboembolismo pulmonar (oclusión arterial pulmonar causada por un trombo) que le llevó a la muerte.

Dada su peligrosidad, en algunos sitios que no cuentan con las medidas médicas necesarias para ofrecer tratamientos estéticos profesionales, se usan camuflados con otros nombres, como células expansivas, ácido hialurónico, rellenos musculares o vitamina C. De ahí que nos veamos en la obligación de recordar que cualquier tratamiento médico-estético que nos realizamos se lleve a cabo solo en clínicas y centros adecuados para ello, que reúnan todas las medidas sanitarias necesarias para un servicio médico responsable, y por médicos titulados y colegiados con amplia experiencia en rellenos inyectables. Solo así será posible evitar que nos vendan un producto que no es compatible con el cuerpo humano y acabemos sufriendo las consecuencias del uso de los biopolímeros.

Y, por supuesto, antes de someternos a un tratamiento de relleno facial para corregir arrugas faciales o aumentar el volumen de algunas zonas de nuestro cuerpo, como los glúteos o los labios, es obligatorio que nos informemos bien del producto que el médico va a emplear y de las posibles consecuencias que dicha sustancia puede provocar en nuestro cuerpo a largo plazo. Obviamente, si acudimos a centros y clínicas de referencia que cuenten con médicos titulados y colegiados, no tendremos este problema, ya que estos profesionales nos ofrecerán toda la información necesaria sobre el relleno empleado y sus posibles efectos secundarios. Recuerda que es tu cuerpo, y toda precaución es poca cuando se trata de inyectar sustancias en nuestro organismo o someternos a una cirugía estética. Cuando se realiza, ya no hay marcha atrás, tendremos que vivir con las consecuencias de nuestro acto. Por eso es tan importante que solo confiemos en especialistas titulados que nos ofrezcan garantías.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.