Video anterior
Siguiente video

Mira como solucionar tu problema de cataratas

Novedosa técnica láser para eliminar los problemas oculares como las cataratas

La presbicia aparece por un envejecimiento del cristalino, que se ha ido con los años. Pierde la elasticidad que tenía en esa zona del ojo, que es donde se forma la catarata. Con los años pierde elasticidad y no es capaz de deformarse para darnos las diotrías extras que necesitamos para poder enfocar de cerca.

La visión la podemos corregir con gafas, con lentes de contacto de tipo progresivo o de forma quirúrgica, tanto con lentes intraoculares como con corrección con láser que se llama presbilasik. Aunque ahora hay un "boom" con estas correcciones quirúrgicas, con estas técnicas nuevas, no es realmente una cosa tan nueva. Nosotros ya hicimos la primera cirugía de ese tipo en el año 2000, se aprobó en Estados Unidos la técnica Prelex en el año 97.
Tenemos una experiencia de 15 años en es tipo de técnicas quirúrgicas, con muy buenos resultados.

La ventaja de realizar estas técnicas, que se pueden realizar tanto con implante de lentes intraoculares como con corrección con láser, es lo que se llama presbilasik, es que nos permiten que el paciente vuelva a recuperar esa visión de cerca pero manteniendo su visión de lejos, y en el caso de los implantes intraoculares, la técnica Prelex, el paciente ya nunca más tendrá cataratas. Con lo cual, con una sola cirugía, hemos resuelto las posibilidades de opacidad del cristalino, que es la aparición de la catarata en el futuro y la corrección de la presbicia, y la corrección de la visión de lejos.

La tecnología de lentes intraoculares sigue progresando con las denominadas lentes Premium, que nos ofrecen ventajas sobre las lentes que ya teníamos anteriormente. Las últimas novedades en este campo son un tipo de lentes que podemos utilizar con pacientes que ya han sido intervenidos anteriormente con lentes que no corregían la presbicia y es una lente que se coloca por delante de la lente antigua, permitiendo corregir esa falta de visión de cerca, y esto supone un avance en aquellos pacientes que se han operado de un ojo pero el otro todavía no está operado y queremos implantar una lente para corregir esta visión de cerca, pero claro, la limitación que tendríamos porque estaría operado con otro posiblemente, pues la podemos solventar de esta forma.

También hay unas lentes nuevas que son muy interesantes y que nos permiten corregir la presbicia sin necesidad de quitar el cristalino. Normalmente es la técnica Prelex, que es la que hablaba anteriormente, y la cual solemos realizar a partir de los 50 años. Entre los 45 y 50 años normalmente hacíamos la técnica Presbilasik, y la aparición de estas lentes, que son lentes de contacto intraoculares que se colocan delante del cristalino, para corregir la presbicia.

Tenemos una experiencia muy larga con lentes de contacto intraoculares, las denominadas ICL y esta nueva IPCL, las cuales nos ha permitido corregir tanto la miopía como la hipermetropía, así como el astigmatismo durante estos años, con muy buenos resultados. No obstante nos faltaba la posibilidad de corregir de corregir también la presbicia y esto, pues, ya disponemos de una lente para poder realizar este tipo de correcciones. No son técnicas incómodas y se realizan rápidamente en cuanto a cirugía. Se tarda unos 10-15 minutos en realizarse y son cirugías que tienen cierta complejidad.

Los dispositivos láser se están incorporando recientemente y lo que aporta el láser es que es un instrumento de corte, pudiendo cortar tanto la córnea como la capsula, como a ayudar a fracturar inicialmente el cristalino. Lo que nos va a permitir ver bien después es el tipo de lente que introduzcamos todas estas lentes premium de las que hemos estado hablando y realizar un correcto cálculo de la potencia de la lente porque por mucha cirugía brillante que realicemos, si el calculo de la lente al final no es el correcto, el paciente no va a ver bien sin gafas, y por tanto es más importante este cálculo y la utilización de una buena lente que la realización de los cortes con láser o con bisturí de diamante, que se lleva realizando muchos años con muy buenos resultados.