Me hice escleroterapia con espuma ya que tenía varias varices que además de ser antiestéticas me molestaban bastante, fue una sesión y varias revisiones para retocar y en pocos meses no se notaban nada. Estoy muy contenta con el resultado e incluso he tenido un embarazo después y no me han vuelto a salir. Mi experiencia fue muy buena.