Me animo a compartir mi experiencia porque sé que la celulitis es un tormento para la mayoría de nosotras. Yo me puse primero a tono con el peso, y me acostumbre a llevar una vida sana con un poco de ejercicio físico. Después, con los rodillos conseguí en cinco sesiones, olvidarme de esa molesta piel de naranja. hace un año y sigo sin echarla de menos.

Que sí, que yo también era una incrédula después de haber probado varios tratamientos. Pero, la LPG es una maravilla. No son sesiones muy largas, no hay prácticamente molestias y se lleva la piel de naranja de nuestras vidas.