Me animo a compartir mi experiencia porque sé que la celulitis es un tormento para la mayoría de nosotras. Yo me puse primero a tono con el peso, y me acostumbre a llevar una vida sana con un poco de ejercicio físico. Después, con los rodillos conseguí en cinco sesiones, olvidarme de esa molesta piel de naranja. hace un año y sigo sin echarla de menos.