Doctora Barba Martínez

(45) 88 % lo recomiendan
Hay 4 centros en Madrid
Videoconsulta online disponible
Dra. Barba Martinez: Cirugía y medicina estética. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Estética, Especialista en Senología y patología Mamaria, Máster en Medicina Anti envejecimiento, Máster en Cirugía Estética, Doctorado en Dermatología Medico-quirúrgica y Venereología. Galardón Estrella de Oro a la Excelencia Profesional Todas sus dudas y mensajes para pedir informacion son contestados personalmente por la doctora Barba con el... (cirugía estética íntima Las Rozas de Madrid)

Centros cerca de Las Rozas de Madrid

Egr
Sin opiniones
Madrid (Ciudad)

Últimas fotos

Historias destacadas

Empecé a emparanoiarme de como se veían mis labios viendo un dibujo de la anatomía femenina en un libro de biología, no le dí importancia hasta que estuve con un chico idiota y machista que comentaba cosas muy fuertes del aspecto físico de las chicas, comentando sobre sus pezones, labios, etc. A este chico no le dejaba hacerme ... ni bajar y siempre insistía mucho pero no le dejaba por lo acomplejada que me sentía. Y obviamente sabía que él era idiota por decir esas cosas, pero yo no podía evitar sentirme super avergonzada y super segura de operarme. Obviamente lo dejamos, pero no iba a cancelar mi cita al cirujano, ya no le daba tanta importancia pero todo el mundo quiere ser perfecta y gustar, y el pensamiento de poder dar asco a alguien me podía. (Inciso mis labios sobresalían de los mayores pero no era una hipertrofia exagerada) Cuando me tumbé en la camilla me dijeron que no me sedarían, que para eso se necesita anestesista y quirofano (me aseguraron que me sedarían cuando pagué) pero por no retrasar más la operación, había movido días para librar, me había ido a otra ciudad... total que tiré para adelante sin sedación, solo con local. Me dijeron que sería como en el dentista que te pinchan 3 veces y se te duerme hasta la oreja y no sientes nada de nada, pero la anatomía de los nervios de ahí pienso que es más complicada que la boca y hay más terminaciones nerviosas, osea que sentí TODO, sentía cada aguja, cada sutura, el bisturí eléctrico, estaba tumbada llorando, se me cerraban las piernas, la cirujana enfadada conmigo, me temblaba todo, me gritaba que no me moviera, fue una tortura. Y durante esa hora lo único que pensaba es que era una niñata idiota influenciable por un tío irrelevante, que quien me quiera me va a querer con o sin labios, que todas somos bonitas tal y como somos y no tenemos que pasar por ese sufrimiento para gustar, porque en el fondo, es para los demás. (Ah y luego me desangré durmiendo y perdí 2litros de sangre).

Mostrar solo centros que ofrecen videoconsulta gratuita.