Me he puesto botox y pomulos con hidrocascita en los pómulos. Mi idea era disimular un pelin el paso de los años y suavizar mi expresión y los surcos nasogenianos. Tenia un miedo horrible a que me cambiarán la cara y mi expresión que me gusta. Al principio me vi horrible con los pómulos marcadisimos..jjj ...la doctora insistía te ca a encantar .. están ahora mismo muy inflamados. ...y fue así ahora estoy feliz.. parezco más guapa.. más jovial... me ja encantado la experiencia. Tengo 48 años y mientras pueda me haré este tipo de tratamientos. No me importa cumplir años. No.. pero quiero verme bien.

Me he infiltrado toxina butolinica y ácido hialuronico. La experiencia ha sido buena, aunque el Botox no me ha llegado a durar más de 3 meses en dos veces que me lo he realizado. No he tenido ningún miedo ni inquietud porque me informe muy bien antes de hacerlo. Lo peor, es que desde que empieces te enganchas a seguir, aunque eso no es malo si puedes permitírtelo. Lo mejor, sin duda, ha sido conseguir los resultados esperados.

Me realice un tratamiento de botox en la Clínica Renobell de Zaragoza. Como era la primera vez, fui con un poco de dudas pero la doctora me explico todo muy bien y la verdad es que estoy muy contenta con el resultado. Sin duda repetiré. El trato fue excepcional.

Yo buscaba sentirme mejor conmigo misma, eso fue lo que me hizo ponerme Botox. Me daba miedo quedarme mal y quería saber pues si dolía y todo eso porque además tengo miedo a las agujas. El tratamiento fue muy bien y no fue nada doloroso, lo mejor es ver lo bien y maravillosa que me veo. Volveré a repetir.

Ya tengo 47 años y, queramos o no, el tiempo no perdona y si se puede retrasar el envejecimiento y vernos guapas, ¿por qué no? Me sometí a botox, radiofrecuencia y fraxel. La verdad que no tenia miedo porque el doctor me inspira mucha confianza. El posoperatorio fue muy llevadero y de lo más normal, hice mi vida normal en mi trabajo y demás. Lo mas dificil, decidirme por un tratamiento u otro; lo mejor, dejarme asesorar por el doctor y sobre todo lo mejor, el resultado.

Me sometí a un tratamiento de botox en la líneas de expresión, frente, código de barras y patas de gallo q le decimos. Tenia muchas arrugas jaja. Tenía miedo por si dolería y si me quedaría inflamada la cara. Estoy supercontenta. Lo más dificil fueron los pinchazos del después y lo mejor de todo es ver mi cara sin arrugas.

Necesitada refrescar mi cara, tenia manchas y tengo surcos y líneas de expresión. Fue en julio. Miedo en sí no tenía, solo creía que podría quedar mal o que me dolería los pinchados, aunque mis ganas de verme más relajada, con vida, eso me entusiasmaba.. Porque a pesar de tener 50 años... por circunstancias de la vida en un año envejecí... Como si fuera una mujer mayor. El sufrimiento es el reflejo del alma y se ve en la cara y a mí se me notó mucho... Después del tratamiento todo fue bien a pesar de que fue una hora solo de descanso y un día en casa... El tercer día me fui a trabajar... siempre tratando de no hacer fuerza ni gestos pronunciados, es que era como que me pesaba la cara... Lo más difícil fue decidir y juntar el dinero, a pesar de que no era mucho me costó..., pero como dije necesitada ponerle vida a las fotos que me sacaba porque en todas todas salia sin vida me veía y me veo sin vida... y lo mejor es que dicen que en la 2 vez se queda mejor, que ahí se ven los resultados.. y eso me llena de ilusión pensar que le puedo devolver un poco de alegría a mi rostro ...

Tengo pareja 12 años menor k yo...y me gusta verme bien.Temía los efectos secundarios del botox. Los días siguientes al tratamiento discurrieron bien. Lo más difícil fue decidirme..., y lo mejor... los resultados.

Me sometí a un tratamiento de botox y de ácido hialurónico. Quería cuidarme un poco y ver que con unos pequeños gestos me puedo ver mucho mejor, resulta cómodo y facil. La verdad es que no tenía ningún miedo porque estaba informada. No hay postoperatorio en estos tratamientos, tan solo puede salirte algún pequeñísimo hematoma que desaparece rápido y yo uso crema solar con filtro de protección alta. Para mí no fue nada difícil; lo mejor, lo bien que me siento.

En mi caso deseaba sacarme las patas de gallo y mejorar mi entrecejo y frente. Y de paso ver si era cierto lo del botox para la migraña!! Entre mis prevenciones a la intervención estaba que no quería que me quedara la cara inflada o antinatural, sin embargo nada que ver. Después de la intervención se me veía un poco inflamada la frente y con algunas molestias pero solo el día siguiente. Recomendaría este tratamiento sin duda, lo peor fuero los pinchazos. Odio las agujas!! Pero lo mejor fue verme semanas después sin esas líneas horrorosas. Por un tiempo no tuve que usar el photoShop para disimularlo.