El Dr. Villoria es Oftalmólogo especialista en cirugía de párpados y estética ocular. Experto en blefaroplastia láser. Director de la Unidad de Cirugía y Medicina Estética facial de Clínica Villoria.

Navegación

  • Introducción
  • ¿Qué es la Blefaroplastia láser?
  • ¿Quién es candidato?
  • ¿Cómo elijo a mi cirujano?
  • ¿Cómo es la primera cita con el cirujano?
  • ¿Cómo se realiza?
  • Resurfacing
  • Técnicas sin cirugía combinadas con la blefaroplastia láser
  • Beneficios de la blefaroplastia láser
  • ¿Cómo es la recuperación?
  • ¿Existe alguna complicación o efecto secundario?
  • ¿Cuáles son los resultados de la blefaroplastia láser?
  • Preguntas frecuentes
  • Bibliografía

Introducción

En la historia de la medicina, el láser marca un antes y un después, por su precisión y su carácter mínimamente invasivo. Actualmente lo más avanzado en cirugía de párpados es la blefaroplastia láser.

La tecnología láser de última generación para lograr un rejuvenecimiento integral de la mirada ahora está disponible en las clínicas más avanzadas del país.

Blefaroplastia láser

Blefaroplastia láser

¿Qué es la Blefaroplastia láser?

La blefaroplastia asistida por láser es la técnica más avanzada para corregir el exceso de piel sobrante y las bolsas de grasa de los párpados. La cirugía de párpados mediante láser es llamada blefaroplastia láser, o también blefaroláser. El láser utilizado en modo quirúrgico, realiza la incisión de los tejidos por vaporización de los tejidos sin llegar apenas a calentarlos y no hay daño térmico. Aporta muchísima precisión en el corte y mejor control del sangrado. Al ser mínimos la inflamación y los hematomas, en pocos días se pueden volver a la actividad normal.

Además, el láser CO2 puede ser aplicado en modo fraccional sobre la piel de los párpados y contorno de ojos para realizar un resurfacing láser, conocido también como blefaroplastia láser sin cirugía. Su objetivo es la renovación, regeneración y mejora de la laxitud de la piel.

Según el Dr. Alvaro Villoria, “la Blefaroplastia láser tiene grandes ventajas frente a la cirugía tradicional. La intervención es mínimamente invasiva, se realiza con mayor precisión, con maniobras más delicadas y el control del sangrado durante la cirugía es casi perfecto. Esto hace que la cirugía láser sea más segura y que en postoperatorio sean mínimos la inflamación y los hematomas en comparación con la blefaroplastia tradicional, con una recuperación muy cómoda y mucho más rápida. Además, al final de la cirugía láser de párpados, realizamos un Resurfacing láser periocular para conseguir una piel más lisa, tersa brillante”.

blefaroplastia láser

La blefaroplastia puede ser estética o funcional

¿Quién es candidato?

La blefaroplastia es la solución a las necesidades, tanto estéticas como funcionales. En torno a los ojos, en la llamada área periocular, la piel es muy fina por lo que muy pronto aparecen ojeras, bolsas y pliegues en los párpados, arrugas, caída de la ceja, etc. Estos signos traducen cansancio, tristeza y un mayor envejecimiento del real. Esto hace que disminuya su autoestima llegando incluso a afectar en la calidad de vida de estos pacientes para los que la blefaroplastia estética es la solución.

El motivo fundamental de consulta suele ser que desde hace algún tiempo, se ven en las fotos o en el espejo una mirada triste y cansada que les hace parecer más mayores de lo que son. Es una blefaroplastia por motivos estéticos, aunque la mayoría lo hacen para sentirse mejor, no lo hace por verse más guapos, si no para volverse a ver como 10 años antes, y con un aspecto completamente natural.

En otros casos la blefaroplastia es funcional, ya que el exceso de piel en el párpado superior o la existencia de un párpado caído pueden entorpecer la visión. Una caída real del párpado superior, (Ptosis), o la flacidez y el exceso de piel del párpado superior, (pseudo-ptosis), hace que el borde del párpado superior pueda cubrir parte de la pupila del ojo, con lo que se reduce notablemente el campo de visión. La blefaroplastia por un problema funcional que afecta al campo visual si está cubierta por las compañías de seguro, aunque no suelen pagar el extra de la blefaroplastia láser.

Los problemas de retina o glaucoma, no suponen un problema para realizar la blefaroplastia. Así como aquellos pacientes operados de cataratas o de miopía o presbicia. Pero hay que tenerlos presentes y si estás en manos de un especialista en cirugía de párpados que sea además oftalmólogo te dará más confianza y seguridad.

Dr Alvaro Velazquez Villoria

Dr Alvaro Velazquez Villoria, Cirujano oculoplástico experto en láser

¿Cómo elijo a mi cirujano?

Antes de escoger a un especialista, se debe valorar la experiencia, especialización y dispositivos que empleará el profesional. A la hora de elegir un profesional para cirugía de párpados probablemente buscarías cualidades como.

  • Que sea médico y cirujano
  • Que sea especialista en esa materia: cirugía de párpados
  • Que tenga acceso a la última tecnología, como es el láser
  • Mejor si es Oftalmólogo que si no lo es

La oculoplastia o cirugía plástica ocular es una subespecialidad dentro de la oftalmología que se encarga de todos los problemas, estéticos o funcionales, relacionados con las estructuras perioculares.

Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Ocular y Orbitaria, (SECPOO) es importante que sea un oftalmólogo quién opere alrededor de los ojos. Tiene muchas ventajas en cualquier procedimiento, quirúrgico o sin cirugía. Al tener el ojo muy cerca se pueden evitar complicaciones si se elige a un buen profesional. Los especialistas en cirugía plástica y estética ocular que también sean Oftalmólogos están acostumbrados a trabajar en esta zona tan delicada y saben tratar también posibles complicaciones como el ojo seco.

antes de la blefaroplastia

Antes de la blefaroplastia láser es necesaria una revisión oftalmológica

¿Cómo es la primera cita con el cirujano?

Antes de la blefaroplastia láser siempre es necesaria una revisión oftalmológica para determinar algún tipo de patología ocular y problemas palpebrales como la ptosis o párpado superior caído, la laxitud palpebral, el descenso de la ceja, el descolgamiento de la glándula lagrimal, etc.

Antes de la cirugía es imprescindible un examen de la producción de lágrimas. Esto es importante porque todas las cirugías oculares y de los párpados afectan a la función lagrimal. Tu cirujano si es oftalmólogo te tratará antes y después de la cirugía cualquier disfunción lagrimal conocida como Ojo Seco. Se tendrán en cuenta también si usas gafas o lentillas, si tomas algún medicamento, y los problemas de salud y alergias que tengas.

En esta cita el especialista te aclarará si sería necesario operar los párpados inferiores, superiores o si además, sería necesario complementarlo con algún otro tratamiento para conseguir unos mejores resultados y conseguir una armonía global del rostro.

En esta misma visita también te detallará cómo se realiza el procedimiento, el tipo de anestesia, los posibles riesgos, los cuidados postoperatorios y el precio. También te indicará cómo debes prepararte para la cirugía, qué alimentos puedes comer e información importante sobre el alcohol, tabaco y medicamentos. Recuerda que es fundamental para ayudar al proceso de cicatrización, no fumar al menos dos semanas antes de la cirugía.

Aprovecha en esta para aclarar todas tus dudas con el cirujano. Además, normalmente te harán fotografías y hablarán de los resultados que se esperan conseguir.

Paso a paso de la blefaroplastia láser Co2

Paso a paso de la blefaroplastia láser Co2

¿Cómo se realiza?

El Dr Alvaro Villoria nos cuenta como realizan en su clínica la cirugía de blefaroplastia láser Co2 paso a paso.

Antes de la cirugía

  • Toda cirugía exige una buena planificación. Se comienza por dibujar sobre la piel de los párpados la zona de piel sobrante y la localización de las bolsas de grasa a extirpar. Se pone especial importancia en dibujar la incisión en el pliegue natural del párpado para que la cicatriz quede oculte y desaparezca completamente con el paso del tiempo.
  • A continuación se aplica la anestesia que hará que no note dolor durante toda la cirugía. La anestesia es tópica (en gotitas sobre el ojo) y local (infiltrando en los párpados, sin dolor). En los casos en los que el paciente presente mayor grado de ansiedad o en cirugías que lleven más tiempo, el anestesista realizará una sedación ligera para mayor confort del paciente. Es una sedación consciente, el paciente no está dormido pero no siente dolor, está relajado sin ansiedad.
  • Antes de comenzar, para evitar daños oculares por el láser, se colocan unos protectores oculares de titanio por debajo de los párpados a modo de lentillas.Después de desinfectar bien la zona y preparar los campos estériles quirúrgicos ya estaremos listos para comenzar.

La cirugía

  • En primer lugar se realiza la blefaroplastia de los párpados superiores (Blefaroplastia superior). Se extirpa el exceso de grasa y piel a través de una incisión que quedará tapada por el surco natural de la piel, en el propio pliegue del párpado. Cuando es necesario, con el láser también se adelgaza y retrae el exceso de músculo orbicular sin necesidad de proceder a su resección como haríamos en la blefaroplastia tradicional. Por último se cierra la la incisión con puntos de sutura muy fina para que la cicatriz no se note.
  • En los párpados inferiores (Blefaroplastia inferior) la incisión la realizamos por dentro del párpado, así evitamos la cicatriz externa y dar puntos. Esto no es ningún problema para un cirujano que sea oftalmólogo. Se localizan, y se reposicionan o se eliminan los excesos de grasa. Las bolsas de grasa tienen multitud de vasos sanguíneos y es aquí donde el láser juega su papel fundamental. Vaporiza el tejido, la cirugía es más limpia, con mínimo sangrado y máxima precisión. Las maniobras son más delicadas y permite actuar sobre tejidos de difícil acceso.
  • La blefaroplastia inferior y superior se pueden realizar de forma separada, junta o también combinarse con otras técnicas quirúrgicas para corregir otros problemas como la ptosis o párpado superior caído, la laxitud palpebral, el descenso de la ceja, el descolgamiento de la glándula lagrimal, etc.
  • Al final de la cirugía se hace Resurfacing: Cambiamos el terminal quirúrgico del láser de CO2 por un manípulo láser con escáner para el pixelado de la piel de los párpados y contorno de los ojos.
  • Los puntos de sutura en el párpado superior se retiran a los 7 días. En el párpado inferior, al realizar la incisión por dentro del parpado, no hay puntos de sutura.
resurfacing láser

Pixelado de la piel con aplicación de láser fraccionado

Resurfacing

El Resurfacing es una técnica de regeneración, renovación y tratamiento de la laxitud de la piel tras aplicar láser en modo fraccional, no quirúrgico. Al finalizar la cirugía cambiamos el terminal quirúrgico del láser de CO2 por un manípulo láser con escáner que hace un pixelado láser de la piel de los párpados y contorno de los ojos mediante múltiples impactos de luz láser.

El resurfacing láser aporta numerosas ventajas. Según el Dr. Alvaro Villoria, en los pacientes que presentan bolsas más marcadas en los párpados inferiores, con la blefaroplastia tradicional al retirar la grasa queda un exceso de piel que requiere su extirpación mediante otra incisión en la zona externa del párpado inferior (Cantopexia). En muchas ocasiones esto produce un estiramiento o efecto lifting de la mirada muy poco natural. El resurfacing láser evita tener que realizar esta cirugía. La piel se retrae mejorando los pequeños excesos de piel y pliegues de los párpados, así como las pequeñas arrugas. La renovación de las capas superficiales hace que la piel sea más lisa, tersa y luminosa.

Resurfacing láser

Resurfacing láser

Técnicas sin cirugía combinadas con la blefaroplastia láser

Lo ideal es ponerse en manos de profesionales que tengan cuantas más “herramientas” mejor. Sólo las clínicas que disponen de todas las técnicas, quirúrgicas y no quirúrgicas, te podrán ofrecer la mejor solución a tu caso en particular, y muchas veces van asociadas.

  • Toxina botulínica, hialurónico, factores de crecimiento, o la propia grasa, etc. Se utilizan para corregir arrugas del entrecejo y patas de gallo, así como surcos y ojeras que no corrige la cirugía de blefaroplastia, ni la tradicional ni con láser. Pueden asociarse a la cirugía para mejorar el resultado global.
  • Resurfacing láser. Es una técnica de blefaroplastia láser sin cirugía que podemos hacer independientemente, o combinarla a la cirugía. Su objetivo es la regeneración, renovación y tratamiento de la laxitud de la piel.

En la Blefaroplstia láser, al finalizar de la cirugía se cambia el terminal quirúrgico del láser de CO2 por un manípulo láser con escáner. Se emiten varios impactos de luz láser para generar columnas térmicas que entran a diferentes profundidades de la piel. Se hace así un pixelado de la piel con infinidad de pequeñísimos puntos en los que se produce la vaporización de la piel envejecida, pero quedan rodeados de tejido intacto circundante para una rápida recuperación y renovación de las capas más superficiales de la piel. Al mismo tiempo debido al efecto subtérmico del láser, que no llega a quemar el tejido, se estimula la producción de elastina y colágeno en las capas más profundas. El resultado es una piel más lisa y brillante y se corrigen las pequeñas arrugas y excesos de piel.

El Resurfacing láser periocular se aplica en los párpados y contorno de los ojos, pero podemos extenderlo a otras zonas de la cara.

Beneficios de la blefaroplastia láser

La recuperación es más cómoda y más rápida

Beneficios de la blefaroplastia láser

El Dr. Alvaro Villoria, cirujano oculoplástico dedicado exclusivamente a los párpados en el campo de la cirugía estética, y experto en cirugía láser, considera de vital importancia apoyarse en los últimos avances tecnológicos. “Las ventajas de la blefaroplastia con láser CO2 sobre la cirugía con bisturí tradicional y bisturí eléctrico son muy claras”.

  1. La cirugía láser es más segura ya que es una cirugía mínimamente invasiva, se consigue una máxima precisión y un mínimo sangrado.
  2. La recuperación es más cómoda y más rápida ya que la inflamación es menor, apenas hay hematomas y en pocos días pueden volver a su actividad normal.
  3. El Resurfacing láser complementa y mejora el resultado final ya que rejuvenece la piel del contorno de ojos, se consigue una piel más lisa, tersa y luminosa y se retrae la piel y evita la incisión externa del párpado inferior
  4. El resultado final es un rejuvenecimiento integral y más natural de la mirada
recuperación blefaroplastia láser

Aplicar frío sobre los párpados para bajar la inflamación los primeros días

    ¿Cómo es la recuperación?

    La cirugía es ambulatoria, de modo que el paciente regresa a su domicilio de forma inmediata tras la intervención, si bien permanecerá en la clínica unos 30-60 min con los ojos cerrados aplicándose frío mediante geles helados y vendaje compresivo para reducir la inflamación. Después regresa a su casa con los ojos destapados pero con unas gafas de sol que damos en nuestra clínica.

    En la cirugía de párpados con láser de CO2, apenas hay inflamación y no hay hematomas, o son mínimos, en comparación con la blefaroplastia tradicional. La recuperación es muy cómoda, sin dolor, con mínima molestia, con una leve hinchazón que desaparece a los dos o tres días. Al principio es probable que el paciente vea un poco borroso por la pomada que se aplica.

    La recuperación es muy rápida y tras 48 horas se puede leer, ver la televisión, incluso el teletrabajo. Por lo general puede reintegrarse a su trabajo habitual tras un fin de semana largo, o una semana después de la intervención.

    Es importante seguir las indicaciones médicas y en Clínica Villoria, tras la cirugía de Blefaroláser más Resurfacing, recomiendan la siguiente pauta:

    • Los antibióticos y antiinflamatorios están pautados. Algún analgésico puede ser necesario el primer día, pero en general no hay dolor, Puede notar una leve molestia por la hinchazón de los párpados.
    • El primer día se recomienda dormir con la cabeza levantada para reducir la inflamación.
    • Aplicar frío sobre los párpados para bajar la inflamación los primeros días.
    • Reposo relativo de 24 horas. No realizar esfuerzos físicos intensos y mantener la cabeza elevada durante la primera semana
    • No frotarse los ojos.
    • No utilizar lentillas durante las primeras dos semanas.
    • Los primeros días la zona de resurfacing periocular presenta rojeces, que pueden camuflarse con gafas de sol para salir a la calle. Se puede usar maquillaje a partir del 10º día
    • Los puntos de sutura en el párpado superior se retiran a los 7 días. En el párpado inferior al realizar la incisión en la parte interior del párpado no necesita puntos de sutura.
    • Evitar la exposición solar los 3 primeros meses. Protegerse del sol con unas gafas adecuadas, y usar cremas hidratantes y protector solar 50 durante 3-6 meses.

    ¿Tendré que coger baja laboral?

    El período de baja laboral es variable. La incorporación a la vida normal dependerá siempre del tipo de trabajo y de la respuesta individual de cada paciente en cuanto al grado de hinchazón y moratones que tenga. La incapacidad de una blefaroplastia tradicional está entre 7 y 15 días, según la intensidad de los moratones. Pero en la cirugía de párpados con láser de CO2, apenas hay inflamación y no hay hematomas, o son mínimos, en comparación con la blefaroplastia tradicional.

    Según nos indican en Clínica Villoria los pacientes que se operan con blefarolaser un miércoles, muchos se incorporan a trabajar el lunes siguiente. A las 24-48 horas se puede leer, incluso el teletrabajo. El periodo de incapacidad es muy corto y se puede volver a la actividad rutinaria al cabo de unos 4-7 días.

    Se podrá realizar actividades deportivas de bajo rendimiento una semana después de la intervención, y la de rutina a los 15 días.

    ¿Existe alguna complicación o efecto secundario?

    En general, se puede realizar una blefaroplastia a partir de los 35 años aunque en ocasiones, debido a cuestiones genéticas, se puede también realizar en pacientes más jóvenes. Los candidatos para la blefaroplastia son personas con buena salud tanto física como psicológica.

    Es importante contarle a tu cirujano si padeces alguna enfermedad como por ejemplo, presión arterial alta, enfermedades vasculares, diabetes y alergias.

    Antes de la blefaroplastia será necesaria una revisión oftalmológica para determinar algún tipo de patología asociada. Es imprescindible descartar otros problemas palpebrales antes de someterse a una cirugía de párpados, como la ptosis o párpado superior caído, la laxitud palpebral, el descenso de la ceja, el descolgamiento de la glándula lagrimal, etc. Los temidos cierres incompletos palpebrales, que se producen al retirar más piel de la debida, y la mayoría de las complicaciones la blefaroplastia, son fácilmente evitables por un oftalmólogo especialista en cirugía de párpados.

    Puede estar contraindicada en pacientes que sufren ojo seco severo, ya que se podría agravar el problema. Su cirujano si es oftalmólogo sabrá mejor que nadie como evitar o tratar este problema

    antes y después blefaroplastia láser

    Imagen del Dr. Alvaro Villoria

    ¿Cuáles son los resultados de la blefaroplastia láser?

    Con la blefaroplastia láser se consigue una mirada más despejada, más abierta y rejuvenecida. Los resultados no son inmediatos, se aprecian mejor una vez que se resuelve la inflamación. La paciencia es clave. Gracias al láser a la hora de retirar los puntos ya no queda casi inflamación pero gran parte de la recuperación definitiva ocurre después de varias semanas. 

    En la mayoría de los pacientes, al mes puede verse ya un buen resultado. De todas formas, el resultado será mejor cada mes que pasa y puede ser definitivo a los 6 meses.

    Los resultados son muy duraderos, permanentes en la mayoría de los casos, pero la blefaroplastia no puede detener el envejecimiento natural.

    Preguntas frecuentes

    • ¿Por qué hay pocos cirujanos que operen con láser? Según el Dr. Alvaro Villoria, la mayoría de los cirujanos van a operar a centros quirúrgicos externos, y en estos quirófanos no tiene aún el equipo láser para cirugía de párpados, usan el bisturí tradicional que sirve para cualquier cirugía. El láser es una tecnología novedosa que ha venido para quedarse. Marcará un antes y un después en la cirugía de párpados. El cirujano que tiene la posibilidad de acceder a la tecnología láser y ver sus ventajas, no vuelve a operar con la técnica tradicional.
    • ¿Se van a ver las cicatrices? Actualmente la cirugía de párpados es mínimamente invasiva. En el párpado superior la incisión se realiza en el propio pliegue del párpado para que la cicatriz pase desapercibida. La cicatriz estará ligeramente rosada al principio pero después irá palideciéndose hasta hacerse casi imperceptible. En la blefaroplastia de los parpados inferiores la incisión se hace por dentro del párpado para evitar la cicatriz externa y dar puntos, concluye el Dr Alvaro Velazquez Villoria.
    • ¿Sirve también para corregir las patas de gallo? Según el Dr. Villoria, con la blefaroplastia tradicional no se corrigen las patas de gallo. Con láser de CO2 tras eliminar el exceso de piel y grasa de los párpados, cambiamos el terminal quirúrgico y ponemos otro cabezal para aplicar láser en modo fraccionado y realizar un resurfacing de láser CO2 de la piel del entorno de ojos que elimina eficazmente arrugas de pata de gallo, frente y mejillas. Con láser fraccionado la piel queda más homogénea, eliminándose pequeñas manchas, y más lisa, tersa y brillante. Así conseguimos suavizar las arrugas y conseguir una piel más lisa, brillante y luminosa.
    • ¿Cubre en algún caso la Seguridad Social? Según los Dres. González & Campos, los pacientes con alteraciones funcionales pueden ser tratados en la Seguridad Social. Por ejemplo, los pacientes con una gran dermatocalasia (exceso de piel en el párpado superior), tan grande que dificulte la visión, se pueden operar en la Seguridad Social. Aunque no es habitual el uso del láser en esta intervención, ni en la Seguridad Social ni en la sanidad privada.

    Bibliografía

    "La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio médico estético, cirujano estético o especialista estético. Si estás valorando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) dirígete directamente a tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Multiestetica no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."