Una barba perfecta gracias a los microinjertos

Una barba perfecta gracias a los microinjertos
Por Multiestetica.com
13 may 2015

La barba está de moda. Las hay de diferentes formas, colores y espesores e, incluso, según estudios recientes, los hombres barbudos resultan más atractivos para las mujeres. Sin embargo, son muchos los que no tienen una barba cerrada y deciden pasar por quirófano para rellenar aquellas zonas más pobres en pelo a través de microinjertos.

La utilización de los microinjertos surgió en Japón en los años 30 para personas que habían sufrido quemaduras y accidentes y tenían zonas donde no volvería a crecer el pelo. Por entonces, los implantes se hacían mediante grupos de cabellos y se conseguían unos resultados poco disimulados y con cicatrices evidentes. Hoy en día es una técnica muy perfeccionada en la que dependiendo del caso, se siguen trasplantando varias unidades foliculares en una tira (FUE) o, si se necesitara poca cantidad de cabello, se realiza el trasplante folículo a folículo a través de la técnica FUSS.

Aunque son típicamente usados para los injertos capilares, su aplicación se está empezando a utilizar en otras zonas del cuerpo como cejas, barba, bigote, patillas o, incluso, en zonas genitales. Los microinjertos requieren un trabajo microscópico y muy cuidadoso para conseguir unos buenos resultados.

implante-de-pelo-para-barba-y-bigote-2.j

Foto extraída de guiahombres.com

Los microinjertos para la barba

Aunque en España aún no es una técnica muy demandada en ciudades como Nueva York o Los Ángeles ya es todo un must. La ausencia de pelo facial uniforme puede dar un aspecto infantil o descuidado al rostro que resulta poco atractivo. Todo ello sumado a la moda hipster, hacen de la barba un complemento más del estilo urbano.

En la barba, como en cualquier otra zona, las técnicas son las mismas;

  • FUSS: bajo anestesia local se extraen unidades foliculares que contienen 3 o 4 cabellos de una zona donante y se traspasan a la parte receptora, en este caso la barba.
  • FUE: se extrae el cabello mediante tiras de varias unidades foliculares para implantarlo en la barba.

Sin embargo, la barba y bigote tienen una particularidad y es que las unidades foliculares de esta zona sólo tienen un pelo a diferencia de las unidades de cualquier otra parte del cuerpo que contienen 3 o 4. Pese a ello con el paso del tiempo el implante pasará desapercibido. Aunque cada caso es diferente, en más del 90% de las intervenciones, el pelo donante se extrae de la zona temporal y cervical del cráneo por su abundancia.

El pelo implantado, sobre todo en un principio, sigue el proceso de crecimiento de la zona donante y su forma, sin embargo con el tiempo se va integrando más en el área receptora y adquiriendo sus características. El proceso en la zona capilar suele durar, en la técnica FUE unos 45-60 minutos y en la FUSS entre 5 y 6 horas. Sin embargo, tendremos que adaptar estos tiempos a los requerimientos de cada barba que, normalmente, serán menores que en otras zonas del cuerpo.

El postoperatorio no suele implicar ninguna dificultad. Sólo el 3% de los pacientes tratados tienen alguna complicación relativamente grave, como infección en las cicatrices o necrosis de la piel. Son más habituales efectos secundarios leves como pequeñas rojeces o irritación durante los primeros días. Los puntos de la cicatriz de la zona donadora se extraerán a las dos semanas aproximadamente. El precio del implante de barba se sitúa entre los 3.000 y 4.000 euros.
Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.