Un rayo de sol y un sombrero

Un rayo de sol y un sombrero
Dr. Guillermo Fernández Aragón
Dr. Guillermo Fernández Aragón
Especialista en la prestación de servicios dermatológicos y estéticos que cuenta con una amplia trayectoria profesional que respaldan sus excelentes resultados y la calidad en sus servicios.
Creación: 25 ago 2014 · Actualización: 25 ago 2014

Es imposible imaginar la vida sin luz solar. El sol es indispensable para la vida ya que permite iluminar, calentar, y mejorar el ánimo. De hecho, los rayos solares desempeñan funciones importantes para mantener la salud, ya que activan la vitamina D en la piel, además promueven la liberación de neurotransmisores que nos mantienen en buen estado de ánimo, pero también en los últimos tiempos se ha considerado erróneamente el estar bronceado o moreno como un signo de buen estado físico, de salud y juventud.

Una actitud que mal interpretada en algún momento, ha favorecido que lo que era desconocimiento o necesidad en nuestros abuelos hoy sea una moda muy perjudicial, que mientras más conocemos más rápidamente desaparecerá, ya que la exposición incontrolada al sol es perjudicial para la salud al inducir quemaduras, desordenes inmunológicos, fotodermatosis, foto envejecimiento y cáncer de piel.  De todo el espectro solar solo la luz visible los infrarrojos y los ultravioletas alcanzan la superficie terrestre el resto lo absorbe la capa de ozono.

Los dos tipos de rayos solares que pueden ocasionar daños en la piel son los ultravioleta A (UVA) y los ultravioleta B (UVB). Los UVA son más intensos que los UVB y son la principal causa de quemaduras solares sin embargo los UVB son los máximos responsables del daño solar y de los cuadros malignos de la piel.La quemadura solar aparece a las horas de exponerse al sol y puede ser de 1er y 2º grado con presencia de ampollas.

Las defensas naturales de la piel se ven afectadas por los UVB y en menor medida por los UVA. Los UVB producen alteraciones estructurales y funcionales de las células de Langerhans, que presentan los antígenos a los linfocitos T e intervienen en las reacciones por hipersensibilidad y rechazo de tumores. Esto predispone al cáncer cutáneo.Otro de los problemas que induce el daño solar o Fotodermatosis son enfermedades de piel desencadenadas o agravadas por el sol, principalmente los UVA. Entre las causadas por el sol figuran la erupción polimorfa lumínica, prurigo actínico, urticaria solar, etc. Otras agravadas por el sol son el acné rosácea, herpes simple, melasma, lupus, entre otras. El sol actúa también favoreciendo reacciones de foto sensibilidad a fármacos como amiodarona, tetraciclinas, tiacidas, retinoides griseofulvina etc.

Es importante que si toma algún medicamento revise en el prospecto si dice posible fotosensibilización para sustituirlo por otro más adecuado. El fotoenvejecimiento es una de las características del daño solar más estudiadas en estos momentos es la superposición del daño crónico de la piel producida por el sol al proceso de envejecimiento intrínseco y normal de la piel. Este es responsable de la mayoría de los cambios clínicos asociados con la edad (muchas veces en la consulta nos dicen las manchas propias de la edad) y que en realidad son producidos por el sol se caracterizan por la aparición de piel seca arrugas profundas telangiectasias, flacidez, y manchas en zonas expuestas como cara, cuello, escote y dorso de las manos. Estas lesiones aparecen tras la exposición crónica a los rayos solares.La carcinogénesis está dada por lesiones precancerosas y cáncer de piel que aparecen tras la exposición acumulada o corta pero intensa que causa quemadura solar. En el primer caso hay predisposición a los epiteliomas, y en el segundo al melanoma.Los UVB inducen cáncer al alterar el ADN y producir radicales libres.

Sin embargo la piel tiene mecanismos propios de protección natural son mecanismos de protección endógenos de la piel que absorben o desvían los UV, o actúan como anti radicales libres. Se destacan el ADN, melanina, capa córnea, manto graso, beta carotenos, pelos, etc. Pero que no son capaces de evitar el daño solar sin la ayuda de los protectores solares.

Protección contra el sol

Debido a que se estima que durante los primeros dieciocho años de vida un individuo recibe el 80% de la radiación solar que recibirá durante toda su vida, la protección solar debe comenzar muy tempranamente y continuar durante toda la vida, por tal razón hemos realizado una revisión de las recomendaciones mas importantes de la Academia Española de Dermatología y de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU las cuales resumimos a continuación. La protección solar en la infancia es una manera de prevenir el cáncer de piel en la edad adulta.Evite la exposición al sol, particularmente durante las horas de 10 de la mañana a 4 de la tarde, cuando los rayos UV son más fuertes.

  • Recuerde que cuanto mayor sea la altitud, más rápido se quema su piel con la exposición al sol. Además, al comienzo del verano es cuando los rayos UV pueden causar el mayor daño de la piel.
  • Use protección contra el sol, incluso en los días nublados. Las nubes y la niebla no lo protegen del sol y pueden incluso intensificar los rayos UVB.
  • Evite las superficies que reflejen la luz, tales como el agua, la arena, el hormigón, la nieve y las áreas pintadas de blanco.
  • No utilice lámparas de sol ni camas para broncearse (salones de bronceado). Pasar de 15 a 20 minutos en un salón de bronceado es tan peligroso como pasar un día al sol.
  • Permanezca a la sombra siempre que pueda pero recuerde que en la sombra se recibe mas de un 50% de las radiación solar que hay en las áreas exteriores

Ropa protectora contra el sol. Los adultos y los niños deben usar ropa para proteger la piel contra el sol, además de aplicarse bloqueador o filtro solar. Las sugerencias para la ropa abarcan:

  • Camisas de manga larga y pantalones largos. Busque telas sueltas, sin blanquear, de tejido bien tupido. Cuanto más tupido sea el tejido, mayor protección ofrecerá la prenda de vestir.
  • Un sombrero de ala ancha que pueda darle sombra del sol a toda la cara.• Ropa especial que proteja la piel absorbiendo los rayos UV.• Gafas de sol que bloqueen los rayos UVA y UVB, para cualquier persona de más de un año.

Pautas para protectores solares

Es importante no confiar en el protector solar solamente para protegerse del sol. Usar un protector solar tampoco es una razón para pasar más tiempo al sol. El protector no parece proteger contra el melanoma y otros cánceres de piel. Otros factores parecen intervenir en la forma como se desarrollan estos cánceres cutáneos.Los mejores bloqueadores solares para escoger abarcan:

  • Bloqueadores o protectores solares que bloqueen tanto los rayos UVA como UVB. Estos productos están etiquetados como de amplio espectro.
  • Bloqueador solar con etiqueta de FPS alto de 50 o más. FPS es la sigla de factor de protección solar (SPF, en inglés).
  • Aquellos que son resistentes al agua, incluso si sus actividades no incluyen la natación. Este tipo de bloqueador solar permanece en su piel por más tiempo cuando la piel está mojada. 
  • Evite productos que combinen bloqueador solar y repelente de insectos. El bloqueador solar se debe re aplicar con frecuencia. El repelente de insectos aplicado con demasiada frecuencia puede ser dañino.Si su piel es sensible a los químicos en los productos de protección solar, escoja un bloqueador solar mineral como el óxido de zinc o dióxido de titanio.Los productos menos costosos que tienen los mismos ingredientes funcionan igual de bien que los caros.

Al aplicar el bloqueador solar

  • Úselo todos los días cuando esté al aire libre, incluso por un corto tiempo.
  • Aplíquelo 30 minutos antes de salir al aire libre para obtener mejores resultados. Esto le da tiempo al bloqueador para que la piel lo absorba.
  • Recuerde usar protector solar durante todo el año incluso en invierno.
  • Aplique una cantidad grande en todas las áreas expuestas. Esto abarca su cara, nariz, orejas y hombros. No olvide sus pies.
  • Siga las instrucciones del empaque sobre cada cuánto debe reaplicarlo.
  • Siempre vuelva a aplicarlo después de nadar o sudar.
  • Utilice un bálsamo labial con bloqueador solar.

Los niños y la protección contra el sol

Al estar al sol, los niños deben estar bien cubiertos con ropa, gafas de sol y sombreros. Además, deben mantenerse alejados del sol durante las horas de máxima luz solar. Los bloqueadores solares son seguros para la mayoría de los niños pequeños y niños mayores, pero utilice productos que contengan zinc y titanio, ya que tienen menos químicos que pueden irritar la piel joven.

  • No use bloqueadores solares en bebés menores de 6 meses sin consultar primero con el médico o pediatra.

Después de un largo invierno a todos nos gusta un rayo de sol pero con moderación con la protección solar adecuada mejor con un sombrero que con un bronceado peligroso.

Dr. Guillermo Fernández Aragón, Dermatólogo idcSalud Hospital Albacete y adjunto del departamento de Dermatología del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.