Un Cuello Perfecto

Un Cuello Perfecto
Cuenta con los certificados pertinentes en la especialidad de cirugía plástica, reparadora y estética; así como la experiencia necesaria que avala su excelente trayectoria.
Creación: 7 dic 2018 · Actualización: 7 dic 2018

¿Cómo puedo conseguirlo?

Hay diferentes tipos de anomalías del cuello y cada una necesita un tratamiento diferente para mejorarlo. No existe un solo tratamiento.

Dependerá del grado de exigencia del paciente, es decir, del resultado que se desee conseguir y de la aceptación del procedimiento que deberemos realizar para conseguirlo.

“Sin cirugía muy poco vamos a conseguir en el cuello”.

Primero vamos a hablar de lo que nos podemos encontrar en la consulta, lo más frecuente, y así explicaremos qué tratamiento será mejor para conseguir un buen resultado.

Tipos de cuello

  1. Cuello grueso (exceso de grasa)
  2. Cuello laxo (exceso de piel)
  3. Cuello grueso y laxo
  4. Cuello poco definido (diferentes causas)
    • poco sustento óseo
    • Platisma blando (músculo)
    • Hipertrofia de glándulas salivares submaxilares

Estos son el 95% de alteraciones que acuden a nuestra consulta pidiéndonos consejo para mejorarlas.

Vamos, pues, a solucionar cada caso por separado.

1 – Cuello grueso

Existen muchos productos (cremas, inyectables, quema-grasas, aparatos milagrosos, …) para sacar la grasa de la papada al igual que la grasa de cualquier otra parte del cuerpo.

Pero, créanme, por no decir “todos” son un engaño o con un resultado pobre y no definitivo si realmente deseamos resultados evidentes.

Si desea un pequeño cambio le aconsejamos los tratamientos alternativos a la cirugía, pero recuerde, pequeños cambios. Si, por el contrario, quiere un cambio evidente y definitivo, sólo con cirugía vamos a poderlo conseguir. Lo mismo que ocurre cuando queremos reducir un pecho.

Hablemos, pues, de qué hacer y cómo para conseguir un buen resultado.

En Clínica Sanza buscamos lo menos agresivo o invasivo posible para el paciente, pero lo que no deseamos, nunca, es engañar al paciente.

Tenemos resultados muy buenos con solamente liposucción o lipoláser de papada. Esta técnica se hace bajo anestesia local y de forma ambulatoria. Extraemos el tejido graso y lo quemamos con láser.

Creíamos que el lipoláser retraía mejor la piel tras la lipoaspiración, pero la experiencia, con los mejores láseres del mundo ha sido, y sigue siendo, que la retracción de la piel no depende del aparato escogido, sino de lo fina que dejemos la piel sobrante y del tipo de piel del paciente. El lipoláser nos ayuda mucho a los cirujanos para no tener que trabajar aplicando fuerza mecánica. La destrucción del adipocito lo hace la propia luz del láser, el cual quema la grasa. Pero el resultado con lipoláser o lipoaspiración es el mismo.

El lipoláser es muy efectivo en grasas duras o liposucciones secundarias (fibrosis) pero no influye en el poder de retracción de la piel, la cual, créanme que tras 25 años y más de 8.000 pacientes intervenidos, y como gran experto, reconocido mundialmente, en remodelaje corporal, les garantizo que el resultado es el mismo.

Lo importante no es el aparato (cánula, láser, ultrasonido, vibroliposucción, etc) si no, el dejar la piel bien fina para que tenga una buena retracción.

2 – Cuello grueso y flácido

En estos casos, si sólo aplicamos las técnicas mencionadas en el apartado anterior, nunca tendremos un buen resultado. Pasaremos de tener un cuello grueso a tener un cuello flácido. Ninguno de los dos será del agrado del paciente.

En este punto hemos de decir, de forma rotunda, que la única solución efectiva es la combinación de la lipoaspiración de la grasa, más, el estiramiento de la piel sobrante, por detrás de las orejas y la nuca.

No depende de la edad. Lógicamente influye, pero sobre todo depende del tipo de piel y tipo de vida. Con el tipo de vida me refiero a: Paciente que ha tomado mucho el sol, paciente que estaba en sobrepeso y ha perdido muchos kilos, paciente que, con los años, o por problemas de columna cervical, pierde unos centímetros de altura y le cae el cuello.

No influyen en este apartado de flacidez del cuello, los hábitos tóxicos como pueden ser el alcohol, tabaquismo, etc., los cuales sí influyen en otras intervenciones.

¿Realmente no hay otra solución que pasar por el quirófano?

Como he dicho antes, NO. Siempre que se desee un buen resultado.

¿Y los hilos? ¿Y la radiofrecuencia?

Tampoco.

En la cara pueden servir, pero en el cuello da un resultado mediocre y nada duradero.

Servirían para una persona que se mueva muy poco, duerma boca arriba, no gesticule, no se hidrate la piel, no se afeite, en definitiva, ser una “momia”.

Son resultados comparables a la laca en un peinado o el maquillaje en la cara. Si no te mueves puede durar, pero si haces vida normal desaparece rápidamente, y no se puede estar colocando hilos y haciendo aparatología cada dos por tres. No es lo mismo utilizar laca, gomina o maquillaje que introducir cuerpos extraños en el cuello, o someterlo a radiaciones constantes, ya sean más o menos inocuas. Y de verdad que si son inocuas el resultado también.

3 – Cuello flácido

¿Y qué podemos hacer en el cuello flácido? ¿Sólo cirugía?

Si le soy honesto, sí.

Como sigo repitiendo, podemos aplicar muchos aparatos que sean “efectivos”, si usted desea un resultado poco visible y no pretenda que sean duraderos, pues le mentiremos.

Conozco personas que dicen que están muy contentas con tal y cual tratamiento. Pídales que le muestren fotos, reales, de antes y después de 1 semana o un mes, seguro que son falsas al 100%.

Por ejemplo, para que lo entendamos mejor, ¿existe hoy en día alguna técnica, no quirúrgica, que permita subir unos senos caídos? ¿Sean grandes o pequeños, o incluso vacíos? NO, ¿verdad?

Pues con el cuello es lo mismo. No existen milagros.

Los milagros los debemos hacer los cirujanos plásticos expertos en cuellos.

Pero me da mucho miedo meterme en quirófano y además: “qué dolor”.

El miedo a quirófano y el dolor son un mito. Por supuesto se debe valorar bien al paciente, comprobar que no pueda correr riesgos innecesarios, y si está bien de salud (física y mental), el riesgo es muchísimo menor que cruzar la calle con el semáforo en verde, o llevar un coche con prudencia.

En la vida el éxito está en la precaución, pero también en la decisión. Si no te decides te quedas como estás. Si eres feliz así perfecto. Si quieres estar mejor y mejorar, entonces, adelante, sin miedo. Nadie se muere si está en buenas manos.

Tomando todas las precauciones el riesgo se podría decir que es cero, aún sabiendo que en la vida no existe riesgo cero en nada.

He operado más de 1.000 cuellos, de verdad, más de 1.000 y ningún paciente ha tenido, jamás, un problema.

Lógicamente, en mis primeros cuellos podía tardar 5 horas en bordarlos y ahora tardo 3 horas, lo que significa menos riesgo, más económico para el paciente, en fin. Todas las ventajas del buen hacer y experiencia.

¿Es usted el único o el mejor cirujano plástico del mundo?

Por supuesto que no. Como voy a pensar esto.

En mis 25 baños de trabajo he estado en unos 60 congresos de la especialidad y he visto buenos resultados, la verdad, pero sin querer ser “ pavonero” estoy mostrándole fotos de pacientes operados por mi y podrá comparar con los mejores resultados de cuellos del mundo.

Y de verdad no son de Photoshop ni trucos. No me interesa trabajar más, ni ganar más dinero, ni sobre todo engañar a ningún paciente.

Cuando un paciente viene conmigo recomendado por otro paciente ya no hay nada que decir.

Si no me conocen, les digo que comparen con otros y escojan lo que ello deseen.

Que vean mis casos y que les muestren tantos casos como yo, efectuados por otros compañeros, y que sean, siempre, los pacientes quienes decidan lo que desean, y de quién fiarse.

Como veréis, para mi el cuello es importantísimo.

Tanto en el hombre como en la mujer.

Pero si he de escoger, considero que presume más de cuello una mujer que un hombre. ¿Por qué?

Por que la mujer va escotada y puede lucirlo más, incluso reforzarlo con collares, lo que harán que nos fijemos más en sus cuellos que en los del hombre.

El hombre suele ir con camisa y corbata que oculta más el buen resultado, pero siempre podemos ver una nuez bien marcada, barba bien definida, o su perfiloplastia.

Podría extenderme aún más, me apasiona, pero como es un tema muy largo hablaré del punto 4 (cuellos poco definidos) en el próximo artículo.

Es mi deseo haberles ayudado a entender bien el tratamiento del cuello, y si desean más información, les atenderé con todo mi cariño.

Un Cuello Perfecto
Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

0 comentarios

Encuentra a tu doctor