Tratamientos para mejorar los gemelos

Tratamientos para mejorar los gemelos
Por Multiestetica.com
28 may 2018

Las piernas son una de las zonas más importantes del cuerpo, tanto de una mujer como de un hombre. En el caso de ellas, unas piernas bonitas consiguen que sea mucho más sencillo lucir un pantalón corto o una falda. Para ellos, supone presumir de un cuerpo masculino y esbelto.

Pero hay ocasiones en las que por mucho que se trabaje a nivel físico esta zona del cuerpo no se obtienen los resultados buscados. Afortunadamente, hoy en día existen muchos tratamientos quirúrgicos y también no quirúrgicos que pueden ayudar a conseguir unas piernas más torneadas, musculosas y bonitas trabajando en aquellas zonas en las que sobra o falta volumen.

La importancia del gemelo

El gemelo, la zona del cuerpo que comúnmente llamamos pantorrilla y que va desde la corva hasta el tobillo, tiene una gran importancia en el aspecto general de la pierna. Influye de forma directa en su forma, contribuyendo a darles un aspecto torneado y firme. Por eso, si es demasiado grande o demasdiado pequeño (siempre atendiendo a la proporción del resto del cuerpo) ese efecto de piernas perfectas no es tan visible.

Tratamientos sin cirugía para el gemelo

Tres son los tratamientos estrella para aumentar o reducir la zona de los gemelos sin pasar por quirófano, a saber:

  • Laserlipólisis: Se puede aplicar en aquellos casos en los que en la zona del gemelo, o bien en el tobillo, se ha acumulado más grasa de la necesaria. Es una intervención muy sencilla que, mediante una pequeña incisión y la aplicación de láser a nivel intracutáneo, consigue quemar la grasa y que el cuerpo la elimine de forma natural.
  • Relleno con material exógeno: En este caso, se redefine el volumen de la zona del gemelo con un gel llamado Macrolane, que consigue unos resultados inmediatos y duraderos, aunque no son permanentes.
  • Lipofilling: Se trata de un autoinjerto con tejido adiposo del paciente. Se extrae y se licúa en el momento para inyectarlo, a continuación, en la zona de la pantorrilla y darle más volumen. Es un tratamiento con grasa autóloga para aumentar los gemelos de manera permanente.

Efectos secundarios de los tratamientos sin cirugía

Estos tratamientos de carácter ambulatorio son sencillos de realizar y la recuperación es muy rápida. Pero es normal que, durante los días siguientes, pueda aparecer un hematoma e hinchazón en las zonas tratadas. En una semana la zona debería estar totalmente recuperada.

Tratamientos con cirugía para el gemelo

En este caso, son dos las intervenciones que suelen realizarse para mejorar los gemelos:

  • Lipoescultura: A veces la forma de la pantorrilla no se ve lo suficientemente redondeada porque hay demasiada grasa en las zonas aledañas. En estos casos, lo que se puede practicar es una lipoescultura o liposucción en la zona de la rodilla y/o el tobillo para afinarlas y conseguir, así, que la forma del gemelo sea más notable.
  • Prótesis de silicona: La mejor forma de desarrollar los gemelos es con ejercicio, pero hay casos en los que el tejido muscular es insuficiente y por mucho ejercicio que se haga nunca se alcanzan los resultados deseados. Es entonces cuando el paciente se puede plantear pasar por el quirófano para ponerse una prótesis de silicona que ayude a aportar volumen a la zona.

Posoperatorio en los tratamientos con cirugía

shutterstock-342513842.jpgLos dos métodos que acabamos de señalar implican cirugía y el uso de anestesia general o local, según el caso, por lo que el proceso de recuperación es algo más largo y complejo.

Durante los primeros días se debe pasar de un reposo absoluto, las primeras 24-48 horas, a un reposo moderado. Ello compaginado con la ingesta de la medicación indicada por el facultativo. Por supuesto, durante este tiempo hay que evitar los esfuerzos.

Además de la hinchazón y de los hematomas, en el caso de la liposucción, en los días siguientes aparece un dolor en la zona muy similar a unas agujetas intensas, por lo que es posible que el paciente tarde unos días en poder volver a su actividad normal.

También es importante tener en cuenta que, cuando se interviene en la zona de la rodilla y los tobillos para eliminar grasa, esta piel es algo más fina que la que se encuentra en otras zonas del cuerpo, por lo que hay que ir con precaución durante los primeros días hasta que la herida haya curado del todo.

Ejercicio y dieta para ganar masa muscular

En la mayoría de los casos, todos estamos capacitados para ganar masa muscular en diferentes zonas de nuestro cuerpo. De hecho, antes de pasar por quirófano es aconsejable intentar ganar volumen en la zona del gemelo mediante un entrenamiento adecuado.

Un buen profesional del deporte puede elaborar una tabla para trabajar esta forma específica del cuerpo. Pero, en realidad, algo tan sencillo como subir o bajar escaleras es uno de los ejercicios más efectivos para trabajar, a la vez, tanto los glúteos como las piernas. También se puede optar por salir a correr o hacer algo de bicicleta si no se tiene tiempo para ir al gimnasio.

Además del ejercicio, hay que cambiar los hábitos alimenticios, reduciendo la ingesta de grasas y aumentando la ingesta de proteínas en combinación con una toma moderada de hidratos de carbono. Se trata de llevar una dieta lo más equilibrada posible, puesto que abusar de las proteínas puede causar problemas a nivel hepático o renal.

¿Y después de la intervención?

Si hacer ejercicio y alimentarse bien no da los resultados esperados y el paciente decide optar por la cirugía, debe tener en cuenta que, una vez que termine del todo su proceso de recuperación, debería plantearse seguir con la rutina deportiva. Si al implante de silicona o al relleno se le añade un músculo bien trabajado, el efecto que se consigue es mucho más bonito.

Eso sí, a la hora de practicar deporte es muy importante escoger bien la zapatilla para que el gemelo no se lleve todo el impacto y no acabe sobrecargado.

Además, unas piernas fuertes son clave para mejorar la salud en muchos aspectos, ayudándonos a mantener una mejor postura y aliviando, por tanto, las frecuentes molestias en la espalda y el cuello que aparecen a causa de una mala higiene postural.

En el caso de las mujeres, mantener una pierna fuerte y bonita implica también no abusar de los tacones. Se aconseja que se evite su uso diario y se limite solo a ocasiones especiales. Un calzado plano y de calidad es mucho más beneficioso para todo el cuerpo, además de que ayuda a mejorar la postura.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

0 comentarios

Consulta al doctor