Toxina botulínica, belleza y naturalidad

Toxina botulínica, belleza y naturalidad
Centro especializado en tratamientos de belleza, que ofrece un servicio profesional y de calidad. Cuenta con un completo equipo profesional que desarrolla su labor de un modo responsable y atento.
Creación: 28 ago 2015 · Actualización: 28 ago 2015

Para eliminar las arrugas de expresión hay que tratar el origen de las mismas; la contracción de los músculos faciales. El mejor tratamiento, sin duda, es con toxina botulínica.

La toxina botulínica está producida por el Clostridium botulinum. Existen varios tipos de toxina, pero la que se usa en medicina estética es la toxina botulínica tipo A.

¿Cómo funciona?

Actúa evitando la liberación de acetil colina, tanto en la placa motora de los músculos como en las glándulas sudoríparas, por eso sirve tanto para paralizar ciertos músculos como para disminuir la sudoración.

Ampliamente utilizada en medicina en diferentes especialidades como oftalmología, rehabilitación, neurología, a dosis mucho más elevadas que las que se usan en medicina estética, lo que nos da una idea de la seguridad del producto.

Los músculos faciales son músculos platismáticos. Se denominan así porque tienen su origen en el hueso de la cara y su inserción posterior en la piel. Así al contraerse movilizan la piel y son capaces de generar expresiones en nuestro rostro.

¿Transmites lo que sientes?

Muchos de nosotros, de forma inconsciente, fruncimos el entrecejo de forma constante o elevamos las cejas de forma mantenida y eso genera un gesto que nos da un aspecto cansado, estresado o incluso enfadado, provocando en muchas ocasiones malas interpretaciones entre las personas; hay que tener en cuenta que la comunicación no verbal supone al menos el 65% de la comunicación entre las personas.

Así que aparte de eliminar las arrugas de expresión rejuveneciendo así nuestro rostro, el uso de la toxina botulínica relaja nuestra expresión, generando un aspecto más sereno, descansado y relajado. Parece mentira pero, aparte de mejorar el aspecto personal, el uso de toxina puede hacer que mejoren nuestras relaciones tanto en el ámbito laboral como en el personal al evitar esas malas interpretaciones sobre nuestro estado de ánimo que se generan con la contracción constante de los músculos faciales del tercio superior de la cara.

El uso de toxina botulínica puesta a las dosis adecuadas en las zonas adecuadas aporta una gran naturalidad a nuestro rostro, y eso lo saben los miles de hombres y mujeres que la utilizan para mejorar su aspecto de forma habitual.

Dr. García de la Banda

Nº colegiado 14/46/19428

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!