¿Te da vergüenza enseñar los dientes ¡Ponte unas carillas dentales!

¿Te da vergüenza enseñar los dientes ¡Ponte unas carillas dentales!
Por Multiestetica.com
19 abr 2016

Lograr una sonrisa perfecta de forma natural solo está al alcance de unos cuantos privilegiados. Dientes movidos, dientes apiñados, dientes demasiado pequeños, dientes amarillos debido al café o al tabaco… Son muchos los motivos que pueden estropear nuestra sonrisa. Sin embargo, gracias a los avances en la medicina estética, a día de hoy podemos lucir una sonrisa de anuncio y económica gracias a métodos como el de las carillas dentales.

La principal ventaja que nos aportan las carillas dentales frente a otros métodos como la ortodoncia es que los resultados son inmediatos y no tendremos que pasar por tratamientos duraderos y molestos, ni llevar los brackets durante un periodo interminable de tiempo.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son unas pequeñas piezas de porcelana o composite que se adhieren en la parte externa de los dientes mediante pegamento u otro tipo de resina y proporcionan un aspecto más bonito y elegante a nuestra sonrisa.

Como decíamos, las carillas dentales pueden ser de dos tipos. Las carillas de composite suelen ser más económicas, pero tienen menor duración ya que son más frágiles y pueden cambiar de color con el paso del tiempo. No obstante, son más fáciles de sustituir y de reparar que las de porcelana. Las carillas de porcelana son más resistentes e imitan mucho mejor el aspecto natural de un diente.

shutterstock-323348870.jpg

Ventajas de usar carillas dentales

Son muchos los beneficios que puede aportarnos el uso de las carillas dentales. En primer lugar, uno de los motivos más habituales es que nos ofrecen una sonrisa perfecta y blanca gracias al aspecto brillante que proporciona en nuestros dientes. Son una gran alternativa al blanqueamiento dental ya que, aparte de ofrecer un aspecto impoluto, permiten una sonrisa con los dientes parejos y bien colocados.

Otro gran beneficio de las carillas dentales es que podemos disimular aspectos antiestéticos como unos dientes movidos o apiñados, la rotura de un diente a causa de un golpe o los diastemas (espacios que se producen cuando dos dientes están muy separados entre sí).

El uso de las carillas dentales no requiere mantenimiento concreto, simplemente el mismo que haríamos a nuestra dentadura. En este caso, tenemos la ventaja de que las carillas dentales no pierden brillo ni se tiñen con café, vino, tabaco

Cabe destacar que el uso de las carillas dentales es un tratamiento estético. Es por ello que no solucionará problemas de salud. Esto solo podríamos arreglarlo con una ortodoncia.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!