Hiperhidrosis, todo lo que debes saber

Hiperhidrosis, todo lo que debes saber
Es especialista en Estética Avanzada, Depilación Láser, Medicina Estética y Cirurgía Plástica, Estética y Reparadora y, Biomedicina. Además se respalda por SEME, SELMQ Y SECPRE
Creación: 21 jul 2014 · Actualización: 21 jul 2014

Las causas de aparición de este trastorno son diversas. Se distinguen unas formas primarias o ideopáticas y otras de secundarias. Las primarias son localizadas y afectan las palmas, las plantas, la cara o las axilas. Las formas secundarias acostumbran a ser generalizadas y, entre sus causas más frecuentes, hay infecciones, neoplasias, endocrinopatías o el efecto de algunos fármacos. La hiperhidrosis primaria, que afecta un 3% de la población, comporta inseguridad, falta de confianza, angustia y estrés en las personas que la sufren, condiciona las relaciones sociales y altera el desarrollo natural de sus actividades cotidianas, como por ejemplo sacarse la chaqueta o traer ciertas prendas de ropa o tejidos.

“Se elimina el exceso de sudor con la toxina botulínica sin tratamiento quirúrgico"

Para eliminar el exceso de sudor, la mejor alternativa no quirúrgica, actualmente, es el tratamiento con toxina botulínica. Mediante esta técnica, conseguimos interrumpir la hiperactividad de las glándulas sudoríparas al bloquear las terminaciones nerviosas simpáticas responsables de estimular estas glándulas. El procedimiento del tratamiento es el siguiente: después de la pertinente historia y exploración clínicas, se efectúa un test para delimitar el área a tratar y, a continuación, se infiltra el producto a través de una aguja extremadamente fina. La técnica es rápida, segura y prácticamente indolora, y se realiza ambulatoriamente. En la zona de la axila no requiere ni siquiera anestesia (o, como máximo, una crema anestésica tópica) y con pocas infiltraciones se completa el tratamiento. No requiere baja laboral y, un golpe finalizado el tratamiento, el paciente puede reincorporarse con total normalidad a sus actividades cotidianas.

Los resultados se observan de forma progresiva a los pocos días de la aplicación, y sus efectos acostumbran a durar entre 4 meses y un año, dependiendo de la zona y las características particulares de cada caso. A la axila, por ejemplo, la duración mediana es de 7 a 9 meses. Se recomienda un mantenimiento anual, si bien hay pacientes en que, después de pocas sesiones, la eliminación del exceso de sudoración es definitiva.

Finalmente, no nos cansaremos de repetir que resulta crucial acudir en un centro médico autorizado y que el tratamiento lo realice un médico entrenado en esta técnica en concreto. Los tratamientos con toxina botulínica son, en general, muy seguros y con escasos o nulos efectos secundarios, siempre que se efectúen bajo estas condiciones. No recorte nunca en su seguridad.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.