Rinoseptoplastia: qué lo diferencia de la rinoplastia y cómo es su posoperatorio

Por Multiestetica.com
14 dic 2017
Rinoseptoplastia: qué lo diferencia de la rinoplastia y cómo es su posoperatorio

La nariz es una de las partes del cuerpo que más se suele someter a cirugía; algunas veces, por motivos de salud, pero, en la mayoría de los casos, por motivos estéticos. De ahí que sea bastante común confundir intervenciones, como la rinoseptoplastia con la rinoplastia o la septoplastia, pese a que, en realidad, no son lo mismo.

Vamos a analizar cada una de estas intervenciones con más detenimiento para poder diferenciarlas bien.

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es una de las operaciones de cirugía estética o plástica más conocidas y una de las más demandadas. Se trata de una intervención en la que se busca corregir únicamente el aspecto de la nariz.

En quirófano se actúa directamente sobre los huesos que conforman la nariz y sobre el cartílago, con incisiones internas o externas, según el caso.

¿Y la septoplastia?

Se trata de una operación en la que se modifica el tabique nasal para mejorar la función respiratoria, pero la nariz sigue manteniendo la misma forma exterior, puesto que dicha forma no depende únicamente del tabique.

Se suele llevar a cabo mediante incisiones interiores, actuando sobre la desviación del tabique nasal, remodelando la desviación y retirando la menor cantidad posible de tejido. Al no actuarse demasiado sobre los tejidos, la recuperación suele ser más rápida.

↪️ Relacionado: Septoplastia para corregir la desviación del tabique nasal

nariz22.jpg

Entonces, ¿qué es la rinoseptoplastia?

Es una combinación de las dos operaciones anteriores. Por un lado, se corrige el tabique para proporcionar alivio a los problemas respiratorios y, además, se mejora la forma de la nariz para adaptarla a los gustos del paciente.En cualquiera de los tres casos, la intervención se hace con anestesia general.

Por otro lado, es normal que, como se han tocado los huesos de la nariz, aparezcan hematomas en la zona de los ojos y los pómulos, y que el área esté inflamada; son efectos que desaparecen pasados unos días.

↪️ Relacionado: ¿Qué es la rinoseptoplastia?

Posoperatorio tras una rinoseptoplastia

Lo habitual en estos casos es que los médicos apliquen un tapón para detener el sangrado y férulas que se encarguen de sostener los tejidos en su lugar. El tapón se suele retirar en un plazo de 24 a 36 horas, mientras que la férula se debe llevar entre una y dos semanas.

La hinchazón en la cara es normal y empieza a remitir a partir del segundo o tercer día después de la operación. Tanto la nariz como las mejillas y el labio superior pueden estar insensibles durante unos días. El entumecimiento que se nota en la punta de la nariz puede llegar a estar presente durante semanas, e incluso meses.

Igualmente, hay que tener en cuenta que, después de la intervención, es habitual que salga algo de líquido de la nariz, e incluso que ésta sangre. Este fenómeno suele darse entre el segundo y el quinto día, pero no tiene mayor importancia.

En muchos casos, el paciente se va a casa el mismo día de la rinoseptoplastia o, como mucho, al día siguiente; en cualquier caso, se recomienda que el día de la cirugía guarde completo reposo, sin hacer ningún tipo de esfuerzo, y que evite tocarse la nariz. Es normal que, por efecto de la anestesia, el paciente se sienta mareado y no pueda pensar con claridad. Este síntoma desaparece al cabo de 24 horas.

shutterstock-234654787.jpg

El día después de la intervención no hay que tomar baños ni duchas. Pasados unos días, el paciente ya podrá salir y estar al aire libre, pero no debe exponerse al sol durante períodos superiores a 15 minutos.

Hay que evitar sonarse la nariz. Conviene saber que, después de la intervención, el paciente se notará la nariz obstruida durante días, e incluso semanas. Por ello, ante esta molesta sensación, hay que tratar de evitar sonarse la nariz.

Para bajar la hinchazón en la zona de la nariz y los ojos se pueden aplicar compresas de hielo, pero hay que asegurarse siempre de mantener la nariz seca. Otra forma para bajar la hinchazón es dormir apoyado sobre dos almohadas.

El dolor en los primeros días es normal, por ello el médico receta analgésicos. La medicación debe tomarse siguiendo las instrucciones prescritas por el profesional, no hay que esperar a que el dolor empeore antes de tomar la siguiente dosis.

Durante los días posteriores a la intervención el paciente deberá limitar sus actividades, evitar realizar actividad física o levantar objetos pesados durante dos semanas y reducir todas aquellas actividades que podrían implicar una caída o un aumento de la presión en la cara.

Para la limpieza y cuidado de la herida se deben seguir siempre las indicaciones de cuidado dadas por los profesionales. Lo habitual es que el paciente pueda volver a hacer su vida normal y retomar sus actividades después de una o dos semanas desde la operación.

En el caso de aquellas personas que utilizan gafas, es recomendable que no las usen hasta que haya pasado al menos un mes desde la operación. Si son imprescindibles para mejorar la agudeza visual, hay que apoyarlas en los pómulos con ayuda de cinta adhesiva, a fin de que no ejerzan presión sobre la zona del tabique nasal.

Síntomas de que algo no va bien

Ya hemos visto que, entre los efectos secundarios de esta operación, el paciente puede sentir dolor, algo de desorientación en las horas posteriores a la intervención, la sensación de taponamiento de la nariz y la presencia de secreciones nasales. Todo esto es normal, pero también hay efectos que pueden ser indicativos de que algo no va bien, en cuyo caso habrá que acudir inmediatamente al médico. Hay que consultar con el cirujano si se tienen problemas para respirar, si aparece una hemorragia nasal intensa que no se puede contener, si el dolor no se alivia con los analgésicos, e incluso empeora, si aparece fiebre alta y escalofríos, en casos de abundantes dolores de cabeza, supuestos de desorientación y rigidez en el cuello.

En cualquier caso, para conseguir una buena recuperación y que los resultados sean los esperados, es muy importante que el paciente siga siempre las indicaciones dadas por el especialista, tanto a la hora de aplicar cuidados sobre la nariz como de tomar la medicación. También es imprescindible acudir a cuantas revisiones estime oportunas el cirujano antes de dar el alta definitiva.

↪️ ¿Quieres hablar con otras personas que se han realizado alguno de estos procedimientos? Nuestro foro es el espacio ideal

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

0 comentarios

Publicidad

Tratamientos relacionados

Consulta al doctor