Rinoplastia. Estado actual

Rinoplastia. Estado actual
Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, miembro de prestigiosas sociedades del sector. Compagina su ejercicio profesional con su trabajo de investigador y publicaciones científicas.
Creación: 15 nov 2016 · Actualización: 15 nov 2016

Nuestra clínica Dr. Juan Ignacio Palacios Ortega tiene el compromiso de realizar el mejor trabajo con las técnicas más efectivas, por ello estamos en constante formación.

Uno de los campos quirúrgicos más demandados es el de las operaciones de nariz. Nuestro interés en mejorar nos ha permitido lograr ser una de las mejores clínicas de cirugía estéticade la región.

El objetivo de la cirugía plástica nasal es el de cambiar los rasgos de su nariz en los que usted y su cirujano coincidan para que pueda beneficiarse de la cirugía plástica.

Cada nariz es diferente en cuanto a su estructura anatómica, con variaciones en el grosor y el tamaño de los cartílagos y los huesos, el grosor de la piel, la edad del paciente, la forma del rostro, la herencia y otros factores. Por esas razones, el resultado quirúrgico nunca es el mismo en dos narices distintas, aunque puede resultar altamente predecible cuando son considerados todos los factores.

Si tiene alguna duda puede consultar nuestro apartado de preguntas frecuentes. También le podemos aconsejar sobre ciertas instrucciones generales o situaciones que vivirá tras este tipo de intervención en nuestra sección de postoperatorio.

Nos preocupamos por su belleza y queremos asesorarle con los mejores procedimientos de cirugía plástica para conseguir excelentes resultados.

Los rasgos relativos de su nariz serán estudiados cuidadosamente si usted decide someterse a este tipo de cirugía estética. En el momento de su consulta en el centro de estética, si observamos que otras operaciones en el rostro, tales como el aumento de la barbilla o de los pómulos, contribuirán a mejorar su aspecto estético general le aconsejaremos que lo considere.

Le daremos asesoramiento detallado acerca de cualquiera de las dudas que le surjan, consúltenos. A continuación le mostramos un pequeño glosario sobre las características propias de este tipo de procedimiento.

Anestesia.

Esta operación la practicamos con anestesia general. Antes de la intervención será estudiado y visto por un anestesista, quien le explicará las características de la anestesia.

La cirugía plástica nasal habitualmente se realiza a través de incisiones dentro de la nariz que no son visibles. A veces se realizan pequeñas incisiones externas en la base de los orificios nasales o en la columela para reducir su tamaño. Si ello fuera necesario se le comentaría antes de la intervención.

Un sangrado de nariz es la complicación más común después de la cirugía nasal. Afortunadamente, es poco frecuente. Cuando ocurre, es molesto, pero no acostumbra a ser grave. Cederá con el reposo y la introducción de unos algodoncitos impregnados en agua oxigenada.

La infección ocurre en poquísimos casos, pero, si se da, es tratada con antibióticos.

Ocasionalmente, se puede llevar a cabo una segunda operación para corregir los defectos menores que puedan surgir de la primera operación, o para mejorar todavía más el mecanismo respiratorio.

La mayoría de los pacientes no siente dolor después de la rinoplastia, pero sí un cierto malestar, que si es necesario se solucionará con calmantes.

Al día siguiente de la intervención le daremos el alta hospitalaria, retirándole previamente el taponamiento nasal. La noche de la intervención así como el día que se vaya de alta deberá usted estar acompañado.

Hay varias clasificaciones sobre rinoplastias atendiendo a diferentes criterios. Para hacerlo más comprensible, hablaremos de "rinoplastias de reducción" como aquellas en las que tenemos que reducir o eliminar aquellas partes que "sobran" bien sean óseas o cartilaginosas. Y por otra parte las "rinoplastias de aumento", como aquellas en que la parte ósea y/o cartilaginosa está ausente y debemos reponerla.

1.jpg

Lo más frecuente es la rinoplastia de reducción en la que reducimos las partes óseas y cartilaginosas modelando a la vez los cartílagos de la punta. A su vez, en la misma intervención podemos corregir desviaciones del tabique nasal para mejorar la respiración. Generalmente las incisiones se localizan por dentro de la nariz y no dejan cicatrices, aunque en algunos casos hay que realizar una pequeña incisión en la columela.

2.jpg

Al disminuir la proyección del dorso, los huesos nasales quedan "separados" en su parte dorsal por lo que tenemos que volver a unirlos. Esto lo logramos realizando unas fracturas en la parte más externa de la nariz. No queda cicatriz con este procedimiento. Los huesos nasales se unen en el centro y los cartílagos modifican su posición mejorando el aspecto nasal. La punta nasal ya no tiene esa apariencia caída que da un aspecto más envejecido y un efecto de nariz larga. También se corrige el efecto de punta caída al sonreír.

3.jpg

La mayoría de las operaciones de cirugía estética nasal tienen una duración de hora y media a dos horas, aunque dependiendo de la complejidad del caso la intervención puede prolongarse, al igual que si se realizasen otras cirugías de manera simultánea.

Se aplica una férula sobre la nariz que debe llevar aproximadamente 7-10. Esto protege su nariz y ayuda a rebajar la hinchazón. Generalmente, se introduce un pequeño vendaje de taponamiento en lo orificios de la nariz, que le será extraído al día siguiente de la operación. En determinados casos se dejan durante más días. Esta maniobra no es dolorosa. La férula se quita en la consulta aproximadamente una semana después de la operación.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.