Reducción de senos: ¿quitarse un peso de encima?

Reducción de senos: ¿quitarse un peso de encima?
Foto: Dra. Isabel De Benito Molina
Por Dr. Sergio Delfino
5 feb 2014

La mastoplastia de reducción es una operación de cirugía estética que se realiza para disminuir el volumen del seno. Un pecho grande y desproporcionado respecto al resto del cuerpo puede provocar problemas posturales e incluso exceso de peso sobre la columna vertebral, además de todos los inconvenientes psicológicos que puede generar durante la etapa adolescente. Para descubrir en qué consiste dicha operación hemos entrevistado al Doctor Sergio Delfino, especialista en cirugía plástica y estética que opera en Roma y en Nápoles.

¿Qué problemas físicos puede provocar el tener un pecho muy grande o desproporcionado respecto a la complexión corporal?

Un pecho mucho más grande de lo normal provoca numerosos problemas físicos, psíquicos y relacionales. Sobre todo cuando nos encontramos ante mamas grandes, pesantes e inevitablemente ptósicas o caídas, generando sobre la columna vertebral una carga que con los años puede derivar en problemas de artrosis cervicales o lumbares. Por culpa del roce y de la maceración del tejido cutáneo que se encuentra por debajo de la mama, estas mujeres sufren con frecuencia infecciones bacterianas y de hongos. Además, un pecho grande e incómodo puede crear dificultades a la hora de vestirse, sobre todo si lo que se pretende es esconder una característica física que avergüenza. Debido a esto, muchas de estas mujeres renuncian a practicar deportes o incluso a realizar actividades físicas más sencillas.

¿En qué consiste la operación de reducción de pecho?

Esta intervención correctiva reduce el tejido mamario eliminando la piel, la grasa y las glándulas del cuadrante inferior de la mama. De este modo el seno se aligera y se compacta hacia arriba, otorgándole una forma más esbelta y proyectada que en cualquier caso sigue manteniendo un óptimo volumen.

¿Se puede realizar la operación si en el futuro quieren tenerse hijos y amamantarlos?

Sí, se reduce el tejido glandular pero se conserva una gran parte, más que suficiente para abastecer al bebé con toda la leche materna que necesite.

¿El postoperatorio es doloroso?

En general no es una recuperación muy dolorosa. Las pacientes presentan molestias ligadas a la posición corporal durante el sueño, ya que los vendajes resultan un poco incómodos a la hora de dormir.

¿La recuperación es larga?

Normalmente se necesitan de 8 a 10 días de reposo para recuperarse casi por completo. En ocasiones, si las mamas son muy grandes, puede suceder que su tamaño ralentice la recuperación de algunas heridas.

¿Qué beneficios pueden obtenerse tras la reducción del seno?

Las pacientes recuperan una óptima postura y reducen rápidamente la carga de peso proyectada sobre la columna vertebral. En pocas semanas redescubren el placer de poder vestirse sin estar condicionadas por la talla de su pecho. La mayoría reemprende en pocos meses la actividad deportiva.

¿Cuáles son sus principales desventajas?

La única y verdadera desventaja de este tipo de intervención es la presencia de cicatrices sobre el pecho. A día de hoy, gracias al avance tecnológico en este tipo de técnicas, pueden ejecutarse reducciones de pecho dejando tras de sí cicatrices muy finas y en puntos casi imperceptibles. De ahí que pueda afirmar que, siempre que sea necesario, vale la pena someterse a esta operación, ya que estos pequeños inconvenientes quedan solapados por una ventaja aún mayor.

217556.jpg

Antes y después de la reducción de pecho. Foto: Dr. Sergio Delfino

¿La mastoplastia de reducción y la mastopexia se practican habitualmente a la vez? ¿Por qué?

Porque en la mayor parte de los casos en los que la mama es hipertrófica existe también un descenso o una caída del músculo. Esto ocurre por el efecto que la fuerza de la gravedad proyecta sobre nuestro cuerpo.

¿Cuánto tiempo dura la operación? ¿La anestesia es local o total?

La duración de la intervención está condicionada por el tamaño de las mamas. En los casos en los que la hipertrofia es moderada esta operación suele durar alrededor de 3 horas. Pero en senos mucho más grandes el proceso puede prolongarse durante mucho más tiempo. Normalmente la anestesia es general, aunque en los casos en los que sólo es necesario elevar el pecho o reducirlo mínimamente puede también utilizarse una anestesia local con sedación.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!