Qué comer para conseguir un bronceado duradero

Qué comer para conseguir un bronceado duradero
Por Multiestetica.com
29 jul 2013

La piel es un fiel reflejo de lo que consumimos. A través de la alimentación y de la ingesta de productos saludables no sólo mejoramos la calidad interior de nuestro organismo, sino que este pequeño gesto influye directamente en el color y en el aspecto exterior del cuerpo.

Como revela un estudio publicado en 2012 por la revista PLOS ONE, los carotenos, pigmentos orgánicos que dan color a alimentos tan destellantes como el pimiento rojo o la calabaza, son fundamentales para gozar de una excelente apariencia física. Además, como ocurre con otros ingredientes de nuestra dieta, este hidrocarburo anaranjado es el mejor antioxidante natural del mercado, una herramienta ideal para combatir agentes externos que día a día deterioran la calidad de la piel.

Por este motivo, si lo que se quiere durante el verano es disfrutar de un bonito bronceado, es fundamental prestar atención a la ingesta de alimentos que realizamos. Existen numerosos productos que, por sus propiedades naturales, pueden conseguir que nuestro color de piel sea más luminoso y duradero. De ahí que el dicho 'somos lo que comemos' sea, literalmente cierto.

Carotenos, la mejor pigmentación natural

Lejos de recurrir a la cosmética solar que colma el mercado de productos para la dermis, son muchas las medidas de cariz natural que pueden llevarse a cabo para disfrutar de un bronceado diez durante todo el verano. Sin embargo, puesto que su impacto es mucho más paulatino, es importante que los cambios alimentarios se realicen con antelación al verano para que los resultados puedan verse una vez llegado el buen tiempo.

Esto ocurre porque, en el caso de los productos que son ricos en caroteno, y que ayudan a activar la melanina, su efecto sobre la piel no es visualmente notable hasta los quince días posteriores a su primera ingesta. El pigmento va aumentando el nivel de concentración sobre la dermis de manera progresiva, por lo que es esencial completar nuestra dieta con comidas de abundantes colorantes naturales.

Alimentos que favorecen el bronceado

Las zanahorias, los tomates, los pimientos, los mangos, los albaricoques y en general todas las frutas y hortalizas de color verde encabezan la lista de alimentos ricos en carotenos. Puesto que se trata de alimentos frescos y fáciles de encontrar durante la temporada veraniega, combinarlos variadamente en postres y ensaladas es la mejor solución para garantizar la ingesta adecuada de estos productos.

Una dieta rica en vitaminas y minerales

Existen otro tipo de sustancias y alimentos que resultan perfectos para mantener el cuidado de la piel y proteger el bronceado. Los minerales, que aparecen en alimentos tan variados como las legumbres, el marisco o los frutos secos, favorecen por sus propiedades el buen estado de la piel. El selenio, como antioxidante, el zinc, como protector de los rayos UVA, y el cobre, cuya carencia en el cuerpo debilita la piel, son minerales esenciales para mantener la calidad y la belleza de la dermis.

La vitamina C, que está presente en frutas y cítricos como el kiwi, la naranja, el limón y las fresas, es un componente ideal para frenar el envejecimiento prematuro de la piel. Favorece la cicatrización y es fundamental en la formación de colágeno. Por otro lado, la vitamina E, que puede encontrarse en el aguacate, en los frutos secos, en la yema de huevo, en el aceite de girasol y de oliva, en el germen de trigo y en la mayoría de cereales integrales, configura otro potente antioxidante para nuestro cuerpo y retrasa el envejecimiento cutáneo. En este sentido, ayuda a proteger las células contra los daños causados por los radicales libres presentes en el aire por la contaminación, la radiación ultravioleta y el tabaco.

Agua o té para un bronceado duradero

Tomar el sol con protección y aplicar cremas hidratantes después de cada exposición son medidas fundamentales para mantener la piel en buenas condiciones. El uso de after-sun, que contiene propiedades reestructurantes de los tejidos cutáneos, debe incorporarse a la rutina para proteger a la dermis de la alta exhibición al sol.

Sin embargo, existen otras maneras naturales que ayudan a potenciar el moreno durante más tiempo sin dejar de nutrir la dermis. Una de las mejores soluciones para disfrutar de un bronceado duradero es lavarse la cara con infusiones frías de té negro, aplicadas con la ayuda de un algodón y secándose al aire. No obstante, debido a su carácter astringente, es muy importante aplicar crema después de su empleo para que la piel no acabe resecándose.

Por otro lado, al tener una gran cantidad de polifenoles, el té blanco es considerado como uno de los tés con mayores propiedades antioxidantes, por lo que su consumo ayuda a prevenir el envejecimiento del cutis. Además, beber agua abundantemente es fundamental para mantener la piel hidratada desde el interior. La ingesta de este líquido, así como de zumos naturales, ayuda a conservar la elasticidad de la dermis.

Confiar en el peeling

La idea de someterse a una exfoliación después de haber tomado el sol puede llegar a asustar. Sobre todo porque con esta técnica el bronceado pierde intensidad y se debilita. No obstante, la realización de un peeling semanal con un exfoliante suave es muy eficaz a la larga, ya que ayuda a eliminar impurezas y células muertas y mantiene el color durante más tiempo. Éste puede elaborarse en casa con ingredientes naturales, mezclando aceite de oliva con almendras y jugo de melocotón pelado. El resultado final es una piel suave, brillante, sin descamaciones y más resistente a los agentes externos.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.