Prótesis para el aumento mamario

Prótesis para el aumento mamario
Actualmente, existen prótesis para aumentar el tamaño de los pechos, consiguiendo un resultado más natural.
Clínica Nélida Grande
Clínica Nélida Grande
Egresada de la Universidad Autónoma de Barcelona con especialidad en cirugía plástica, estética y reparadora. Miembro de SECPRE, AECEP, SCCPRE y otras sociedades de prestigio internacional.
Creación: 20 abr 2012 · Actualización: 20 abr 2012

Después de un embarazo, con el paso de la edad, o simplemente por el hecho de tener unos senos pequeños, muchas mujeres deciden operarse los pechos para lucir un nuevo aspecto y sentirse mejor con ellas mismas. Disfrutar de nuevo de un bonito escote, mostrar con orgullo las curvas en verano y recuperar el atractivo que se consideraba perdido, son algunos de los efectos positivos de este tipo de operación.

Actualmente, mediante la introducción de unas prótesis bajo las mamas, es posible aumentar el tamaño del pecho una o varias tallas según desee la paciente y recomiende el cirujano. La finalidad es conseguir un resultado lo más natural y bonito posible dentro del cambio de volumen.

Es imprescindible que el cirujano elija la técnica y el tipo de implante más adecuados para cada caso en concreto, al ser cada mujer única y diferente. A la hora de tomar esta importante decisión médica influyen diversos factores: la constitución física de la paciente, el grosor y la elasticidad de su piel, el estado de su musculatura, y también su forma de vida, hábitos, etc. Las incisiones para poder introducir la prótesis pueden realizarse en la zona periareolar (areola del pezón), en la zona axilar o en el arco submamario (debajo de la mama). El cirujano plástico informa a la paciente de qué tipo de incisión le conviene más.

Respecto a los planos -la ubicación donde se sitúan las prótesis- ésta puede ser subfascial (colocación del implante bajo la fascia, el tejido que envuelve el músculo pectoral mayor), debido a los beneficios que puede aportar dicho método según los casos: por ejemplo una disminución de las contracturas capsulares, en comparación con las prótesis situadas en el plano subglandular -esto es, inmediatamente detrás de la glándula mamaria-. El cirujano ha de informar al paciente acerca del plano más adecuado para su caso. También se puede operar en el plano submuscular, que consiste en poner la prótesis justo debajo del músculo pectoral.

En cuanto a las prótesis, éstas pueden ser redondas o anatómicas. Éstas últimas se ajustan muy bien a la anatomía natural de la mama, debido a su forma de "gota", con más volumen en la parte inferior que en la superior. El objetivo: lograr que la apariencia sea lo más similar posible a una mama natural. Asimismo, las prótesis también pueden ser lisas, rugosas o cubiertas de poliuretano, las cuales se pueden recomendar en casos de segundas operaciones en mujeres que ya han tenido un encapsulamiento, y de esta manera puede ser mucho más fácil que no les vuelva a pasar.

Foto: Dra. Nélida Grande

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.