Piel joven y natural con el liposeeding

Piel joven y natural con el liposeeding
Por Multiestetica.com
29 jul 2016

El liposeeding, también conocido como lipoestructura facial, lipoestructura Coleman —en honor al doctor que desarrolló esta técnica— o lipofilling, es una de las técnicas más novedosas para combatir el paso del tiempo. Es un tratamiento natural con el que se consiguen unos resultados muy satisfactorios. Y ello sin apenas efectos secundarios.

En países como Francia es uno de los tratamientos más destacados ya que se consigue una regeneración celular completamente natural, lo que se traduce en una piel, tersa, joven e hidratada.

Pero ¿en qué consiste realmente el liposeeding?

El liposeeding es un tratamiento de rejuvenecimiento facial que consiste en la inyección de grasa, extraída del propio paciente y que tiene alto contenido en células madre, en el rostro para aportar volumen en aquellas zonas que han acusado el paso del tiempo. Pero además, la revitalización celular que se produce ayuda a remodelar la línea de la cara y a eliminar arrugas. Por eso es el tratamiento ideal para minimizar los signos de la edad.

La grasa se extrae normalmente de los muslos, el abdomen, las caderas o el interior de las rodillas, y tanto para la extracción como para la inyección de la misma se emplea anestesia local, reduciendo, por tanto, los riesgos inherentes a la anestesia general. Esa grasa es centrifugada para separar el plasma de la grasa propiamente dicha y posteriormente se inyecta en el paciente por medio de unas finas cánulas que no dejan cicatriz.

Las inyecciones pueden aplicarse en distintos puntos, como la zona de la sien o la frente. También se puede remodelar la zona superior del párpado, dándole volumen, y eliminar las ojeras, acabando con el aspecto cansado. Aunque lo más habitual es inyectarla en los pómulos, que con el paso de los años acaban hundiéndose. Las células madre presentes en la grasa permiten regenerar el tejido, por lo que la paciente consigue aumentar el volumen de esa zona, tensar la piel y redefinir el óvalo de su rostro.

Además de los pómulos, destaca su empleo para rellenar las arrugas de expresión de la zona nasolabial (surcos o pliegues nasogenianos). Asimismo puede emplearse para aumentar el mentón.También se puede aplicar para estirar la piel del cuello y del escote. Incluso para rejuvenecer las manos y acabar con las venas marcadas que, como consecuencia del adelgazamiento de la piel en esa zona, sobresalen con el paso del tiempo.

¿Por qué el liposeeding es el tratamiento perfecto?

Las ventajas del liposeeding son varias:

  • Es un tratamiento completamente natural, por lo que, a excepción de los efectos secundarios que conlleva toda intervención quirúrgica, no presenta riesgos para la salud.
  • No es necesario hospitalización, ya que se trata de una intervención que se realiza de manera ambulatoria.
  • La intervención suele durar entre una y dos horas, aunque el tiempo real dependerá de la zona a tratar.
  • Tras el tratamiento, el paciente puede recuperar su rutina diaria. Es normal que aparezca algún moratón en las zonas donde se han aplicado las inyecciones, incluso que se hinche un poco. Estos síntomas suelen desaparecer de manera natural al cabo de una semana.
  • Sus efectos son muy duraderos, superando al de otros tratamientos antiedad como el bótox o el ácido hialurónico.
  • La grasa autóloga del propio paciente le confiere un aspecto natural y saludable, por lo que los resultados son muy satisfactorios.

Pero recuerda que, como cualquier tratamiento estético, el liposeeding debe realizarlo un cirujano especializado. De este modo, evitarás riesgos innecesarios y te asegurarás de que la intervención se desarrolle de manera segura.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.