Nanofat: la técnica que revoluciona la cirugía estética facial

Nanofat: la técnica que revoluciona la cirugía estética facial
Especialista en estética facial y dental. Así como en medicina estética y dermatológica. Experiencia de más de una década en el rubro.
Creación: 14 nov 2018 · Actualización: 14 nov 2018

Una nueva técnica de regeneración y revitalización de la piel está revolucionando el campo de la cirugía estética. Se trata del nanofat, que consiste en el injerto de células madre que ofrece una solución totalmente natural y mucho más duradera para el rostro. Es idóneo tanto para suavizar y corregir arrugas como para tratar la pigmentación de la piel, borrar ojeras y disimular cicatrices.

Las células madre se están consolidando como la técnica alternativa para la regeneración de la dermis y el rejuvenecimiento facial, por eso hacen del nanofat un tratamiento rompedor, único y lo más importante, efectivo.

El cirujano plástico de nuestra clínica, el Dr. Albert Bosch, nos indica que “esta nueva terapia es muy poco invasiva, totalmente natural y con efectos permanentes por el uso de células madre. Se realiza de forma ambulatoria, con anestesia local o sedación. Los resultados tardan unos 6 meses en notarse, porque se necesita tiempo para que las células madre se diferencien, estimulen y empiecen a actuar rejuveneciendo la piel”.

Nanofat, ¿cómo se realiza el tratamiento?

Se trata de un tratamiento muy sencillo y, como decíamos, poco invasivo para el paciente.

En primer lugar se extrae un volumen muy pequeño de grasa (alrededor de 10 centímetros cúbicos) mediante una microaspiración o una liposucción convencional, con o sin anestesia local. Habitualmente la grasa se obtiene de la zona abdominal, las cartucheras o de la parte inferior de la espalda.

Una vez hecha la extracción de la grasa, se emulsiona y se filtra para obtener la parte biológicamente activa. La mulsión obtenida, que es rica en células madre, células CD34+ y factores de crecimiento, se infiltra a nivel superficial en la dermis.

El Dr. Bosch nos explica que, “los depósitos grasos de nuestro cuerpo tienen una porción de grasa y otra que contiene las células madre. Estas sirven para aportar nutrientes, mejorar la densidad celular y estimular los fibroblastos, que son las células responsables de generar colágeno.”.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!