Mamas tuberosas, un problema con solución

Mamas tuberosas, un problema con solución
Fundado hace 20 años por un grupo de profesionales, ofrecen las mejores condiciones de calidad y precio, así como los tratamientos más avanzados de nutrición, cirugía y estética. 
Creación: 10 may 2016 · Actualización: 10 may 2016

Dentro de las malformaciones de senos, los senos tuberosos o tuburales tienen un impacto físico y psicológico muy importante entre las mujeres que las padecen. Más allá de una apariencia que puede originar problemas psicosociales y complejos, es toda una parte de la feminidad que se ve afectada. Afortunadamente, la cirugía plástica ofrece una solución a dicha malformación de senos, pero es importante buscar un buen cirujano plásticos, porque es un tipo de operación que no todos los cirujanos saben tratar.

Esta malformación congénita que fue descrita por primera vez en 1976 esta bastante extendida. En Instimed entre un 30% y 40% de las pacientes que acuden para realizarse un aumento de pecho padecen algún grado de tuberosidad. Las causas aún no están muy claras, y el diagnóstico se suele realizar durante la adolescencia debido a que es cuando se produce el trastorno del crecimiento mamario. La intervención de corrección de los senos tuberosos se suele realizar normalmente en pacientes jóvenes, que han vivido su crecimiento mamario muchas veces de manera limitante. Estas pacientes pueden operarse tras la pubertad.

Los senos tuberosos se caracterizan por:

  • Forma cilíndrica de los senos (con forma de tubérculo, de ahí su nombre). El volumen de los senos en la mayoría de los casos esta atrofiado aunque en algunos casos puede tener un volumen normal o incluso hipertrofiado.
  • Una anomalía en la base de implantación de los senos, que es reducida. El crecimiento de los senos se no realiza de forma periférica, sino que solo se extiende hacia delante y en los segmentos superiores, de ahí la forma característica de tubérculo.
  • Una implantación anómala del surco submamario, demasiado subido, lo que también provoca una base de implantación de seno reducida.
  • Un envoltorio cutáneo reducido, que a veces requiere una expansión cutánea con implantes.
  • Unas areolas sobredimensionadas en relación al conjunto del seno, curvos y hacia abajo. En un 50% de los casos de mamas tuberosas, se produce una protrusión areolar (la areola sobresale) que se caracteriza por una hernia del tejido glandular alrededor de la areola, lo que se denomina herniación areolar.
  • En un 75% de los casos de mamas tuberosas existe una asimetría mamaria asociada. Normalmente los dos senos suelen ser tuberosos, pero uno de ellos puede tener un mayor grado de tuberosidad.
  • Algunas veces hay presencia dee importantes estrías.

Existen diferentes procedimientos quirúrgicos para dar a los senos tuberosos una forma redondeada, natural y estética.

La operación de senos tuberosos

Los tratamientos quirúrgicos de senos tuberosos son más una cirugía plástica reparadora y que estética. El tipo de intervención depende del grado de tuberosidad de los senos. Existen tres grados de senos tuberosos:

  • Grado I (55% pacientes): en este estadio, sólo al segmento infero-interno le falta desarrollo. La areola mira hacia abajo y hacia dentro. Los senos pueden estar atrofiados, hipertrofiados o ser normales. En estos casos se suele realizar una mamoplastia, con la recolocación del conjunto areola-pezón en su nueva posición. La cicatriz de incisión es vertical (o en T invertida en algunos casos) y es la misma que se realiza en las cirugías normales de senos: lifting de senos o reducción mamaria.
  • Grado II (25% pacientes): en este estadio, a los dos segmentos inferiores (interno y externo) les falta desarrollo y consecuentemente la mitad inferior de seno no existe. El crecimiento mamario solo se realiza en los segmentos superiores haciendo que las areolas miren hacia arriba. Como en el caso del grado I, se realizan un mamoplastia. Se realiza una colocación de una prótesis mamaria con una incisión en la zona areolar y eventualmente una cicatriz de incisión vertical, en forma de "I".
  • Grado III (20% pacientes): en este estadio, tanto a los segmentos inferiores y superiores les falta desarrollo. La base mamaria es estrecha y el crecimiento mamario se realiza en forma de tubo. En la mayoría de casos de trata de senos atrofiados. Se realiza una cirugía mamaria con implante mamario. El aporte de volumen con el implante ayuda a bajar el surco mamario que normalmente esta situado muy arriba. Las incisiones ser realizan en la zona areolar y se suele realizar un incisión en "I" como en el grado II.

No es raro combinar diferentes técnicas de cirugía mamaria: remodelaje del seno con cirugía cutánea, implante de prótesis mamaria para aportar volumen y contorno y, armonizarlo con la silueta. También, según el caso, también una reducción mamaria, una mastopexia para corregir un ptosis mamaria (caída de senos), una redistribución glandular en los segmentos atrofiados, una reconstrucción de la base mamaria con una bajada del surco submamario, como también una elevación y una reducción del conjunto aréola-pezón, etc…

La operación de mamas tuberosas dura entre 1 y 2 horas y se realiza bajo anestesia general. La hospitalización suele ser de media estancia y en algunos casos de 1 día como máximo, dependiendo de las recomendaciones del cirujano. La intervención consiste en un primer momento en corregir la anomalía morfológica reduciendo y subiendo la aréola y reconstituyendo el segmento mamario que le falta desarrollo de la parte en la parte inferior del seno (segmento sub-areolar). Según el grado de forma tuberosa de cada seno, se realizan diferentes acciones quirúrgicas, como se ha señalado anteriormente. Si fuera necesario, la intervención finaliza con un reequilibrio de los volúmenes de los senos a través de la colocación de prótesis mamarias, cuya finalidad es la de ayudar a crear un perfil estético y natural.

Post-operatorio cirugía mamas tuberosas

El post operatorio de este tipo de intervención es similar al de una cirugía de aumento de pecho:

  • Esta intervención requiere del uso de un sujetador específico para la comodidad y recuperación de la paciente, durante aproximadamente un mes.
  • A las 24-48 horas la paciente podrá volver a su vida cotidiana, evitando movimientos o esfuerzos que repercutan en el pecho.
  • Aproximadamente a las 3-4 semanas, la paciente podrá hacer ya vida completamente normal.
  • La paciente deberá acudir a consultas de control para evaluar el resultado de la operación.

Resultados

Sea cual sea el grado de mama tuberosa, los resultados son satisfactorios y los senos adquieren una forma redondeada y armoniosa. Los resultados son visibles desde el primer momento, pero hay que esperar unos 6 meses para poder apreciar en su totalidad la forma definitiva del nuevo pecho, tiempo durante el cual la inflamación disminuye y los tejidos se ablandan.

Y como una imagen vale más que mil palabras, incluyo algunos casos reales de mamas tuberosas que he tratado en Instimed.

Como se puede apreciar en las imágenes los resultados son espectaculares. Pero como he dicho al principio, no todos los cirujanos plásticos saben tratar las mamas tuberosas. Este tipo de operación es la que marca la diferencia entre los cirujanos plásticos, porque poner unas prótesis mamarias en una cirugía de aumento de pecho normal es "relativamente" sencillo, pero el realizar un aumento de pecho solucionando al mismo tiempo una malformación de senos ya es otro cantar; requiere años de experiencia.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.