Llega la moda de la ortodoncia invisible

Llega la moda de la ortodoncia invisible
Estos alineadores son extraíbles y lo único que se debe tener en cuenta es que no puedes comer ni beber con ellos y tienen que mantenerse siempre limpios
Por Multiestetica.com
15 nov 2011

Atrás han quedado aquellos antiestéticas ortodoncias formadas por brackets metálicos que para muchos ha supuesto un recuerdo un tanto traumático, tanto por el efecto estético negativo que causaba en la persona, como por la incomodidad que generaba su colocación y su posterior uso pudiendo incluso causar heridas dolorosas.

Las nuevas técnicas han evolucionado y con ello el ámbito de los avances dentales, como las ortodoncias. Así han surgido las ortodoncias invisibles, con un efecto estético inapreciable, ya que apenas son perceptibles y aportan unos resultados muy estéticos.

Este tipo de ortodoncia es apto para cualquier persona excepto para los niños que aún se encuentran en pleno crecimiento y alineación dental.

Para colocar este tipo de ortodoncia, el odontólogo hará primeramente un estudio de la colocación inicial de los dientes, tras el cual se procederá al diseño de 2 alineadores que irán cambiando según vayan recolocándose los dientes.

Estos alineadores son extraíbles y lo único que se debe tener en cuenta es que no puedes comer ni beber con ellos y tienen que mantenerse siempre limpios. La ortodoncia invisible es indolora y no causa ninguna molestia para la persona que lo lleva, excepto las molestias propias de la presión necesaria que debe de ejercer sobre los dientes para que estos se alineen de forma correcta. Presion que ira desaparaciendo conforme los dientes cambien de posición.

Estos alineadores deben de llevarse durante mínimo un año, siempre dependiendo de la desviación original de los dientes.

Si bien se trata de un tratamiento altamente recomendable, debido a los resultados estéticos que tiene y a la comodidad y facilidad de uso que lo caracterizan, no deja de ser una opción bastante cara y que actualmente no esta al alcance de todos los bolsillos. El precio aproximado de éste tratamiento incluyendo los distintos alineadores que van cambiando a lo largo del año, así como las consultas de control incluyendo el estudio inicial al odontologo, rondara los 6000 euros.

Un precio muy alto para tener una bonita sonrisa, pero que en poco tiempo esta obteniendo una alta demanda por parte de aquellas personas que no le ponen precio a la belleza y al bienestar.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!