Las células madre, una gran opción para atenuar las arrugas

Las células madre, una gran opción para atenuar las arrugas
Por Multiestetica.com
13 jul 2017

El sueño de la eterna juventud es un sueño que muchas personas desean. Un deseo que la medicina todavía no ha sido capaz de hacer realidad hasta el momento (tendremos que esperar a ver qué nos deparará el futuro). Sin embargo, lo que sí podemos es retrasar los efectos del envejecimiento algunos años más.

Para ello existen tratamientos y técnicas que consiguen proporcionar un aspecto joven y bello durante un periodo de tiempo más largo. Algunos de ellos, como las cirugías, logran resultados inmediatos, pero tienen el inconveniente de ser muy invasivos para la persona. Con otros tratamientos, sin embargo, se pueden obtener resultados espectaculares sin la necesidad de tener que realizar prácticas tan agresivas. Uno de los mejores que existe en la actualidad es el tratamiento con células madre.

¿Qué son las células madre?

Las células madre están presentes en todos los organismos pluricelulares, como es el caso de nuestro cuerpo. Estas células poseen una peculiaridad determinante: tienen la capacidad de dividirse y diferenciarse en varios tipos de células especializadas (no se dividen únicamente en el mismo tipo, como hace el resto). Además, cuentan con la ventaja de que también son capaces de autorrenovarse y producir más cantidad de células madre.

Para que puedas observar con más claridad la importancia de estas células, cabe destacar que existen varios tipos de células madre. Las células madre embrionarias son las primeras células que se desarrollan en el feto humano y son las encargadas de generar el resto de masa celular que acabará formando todas y cada una de las partes de un ser humano.

En los organismos adultos, las células madre desarrollan otra función esencial: actúan en la regeneración y reparación de los tejidos. De ahí su gran eficacia para trabajar con terapias antiedad. Pero, las células madre también se deterioran con el paso del tiempo. Estas alcanzan su cantidad máxima entre los 30 y 35 años. A partir de aquí, comienzan a escasear y, a medida que envejecemos, lo hacen a un ritmo más rápido.

shutterstock-410053897.jpg

¿Se puede luchar contra el envejecimiento?

El envejecimiento es inevitable. Nuestro organismo tiene una capacidad limitada para vivir, la cual está estimada en 150 años aproximadamente. Comenzamos a envejecer a una edad bien temprana; a partir de la década de los 20 es cuando las células del organismo de las personas comienzan a deteriorarse, aunque a esta edad el ritmo es realmente lento e imperceptible. Nuestra piel no consigue hidratarse de forma correcta, consecuencia que acarrea la pérdida de tono y elasticidad, dando paso a las temidas arrugas, la flacidez y demás signos de la edad. Y el declive se acelera cada vez más a medida que pasan los años.

Para conseguir ganar la batalla al envejecimiento es importante tener hábitos de vida saludables y cuidarse bien: alimentarse de forma sana y equilibrada, dormir las horas necesarias, realizar ejercicio físico y llevar una vida satisfactoria para que nuestro bienestar psicológico goce de buena salud e incida de forma positiva en nuestro organismo. Pero, además, existen ciertos tratamientos estéticos no invasivos que ayudan en gran medida a que la "eterna juventud" sea lo más prolongada posible. Entre ellos está el tratamiento con células madre, una técnica realmente eficaz con el que se consigue un aspecto joven y completamente natural.

↪️ Relacionado: Usos estéticos de las células madre mesenquimales adultas

Tratamiento con células madre

El tratamiento con células madre ofrece grandes ventajas. La principal es que se consiguen resultados increíbles sin tener que pasar por el quirófano y en un periodo de tiempo relativamente corto. Otra ventaja de esta técnica es que no provoca rechazo por parte del paciente, ya que no se introduce ninguna sustancia tóxica o elementos de relleno, como el bótox, el ácido hialurónico o algún tipo de implante.

Todo lo contrario, el tratamiento con células madre es un tratamiento natural porque utiliza las propias células de la persona. Estas se extraen de una pequeña cantidad de grasa del paciente (por lo general, de la zona abdominal); tan solo es necesario entre 30 y 40 centímetros cúbicos para obtener millones de células madre. Después de un proceso de separación (centrifugación), se inyectan de nuevo en el rostro del paciente. Las células madre actúan regenerando el tejido, porque provocan el crecimiento de nuevo tejido y de vasos sanguíneos.

↪️ Relacionado: Regeneración periodontal con células madre

shutterstock-403890580.jpg

Además de aportar volumen, las células madre también reparan los tejidos dañados (y es por esta capacidad por lo que se utilizan para reparar órganos dañados). En definitiva, el tratamiento con células madre logra rejuvenecer el rostro consiguiendo un aspecto completamente natural y saludable. En concreto, repara pequeñas arrugas y líneas de expresión, aporta volumen y elasticidad, devuelve la luminosidad a la piel y atenúa cicatrices y manchas. Eso sí, cabe destacar que el tratamiento con células madre no es efectivo en personas que presenten un estado avanzado de envejecimiento.

Este es un procedimiento ambulatorio, por lo tanto, no se necesita hospitalización. Se aplica anestesia local para extraer la grasa del paciente, que puede aplicarse también para minimizar las molestias de las inyecciones. El número de sesiones dependerá de cada persona, según el grado de envejecimiento que presente.

Después del tratamiento, existe una serie de indicaciones que el paciente deberá realizar. Es importante hacer limpiezas y cuidados faciales para mantener el resultado. También se deberá evitar la exposición al sol durante los primeros días. Es normal presentar un poco de hinchazón tras realizar el tratamiento. Apesar de ello, el empleo de células madre para combatir las arrugas no produce efectos secundarios, siempre y cuando se realice bajo manos expertas y profesionales.

Gracias a las células madre ya se puede rejuvenecer el rostro y eliminar los signos de la edad que tanto molestan. El sueño de decir adiós a las arrugas y la flacidez facial es más real que nunca gracias al tratamiento con células madre, con el que se consigue un aspecto más joven, bello y natural.

Como siempre, es importante ponerse bajo las manos de un experto profesional en medicina estética de confianza, solo así se podrá garantizar un resultado satisfactorio y la máxima seguridad. Consulta nuestra web para buscar el más cercano a ti.

↪️ ¿Conocías estos usos de las células madre? ¿Cuál es tu opinión? ¡Te esperamos en nuestro foro con este y otros muchos temas más!

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

0 comentarios

Publicidad

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

Consulta al doctor