Las alternativas al lifting tradicional

Las alternativas al lifting tradicional
Foto de www.drface.es
Por Multiestetica.com
24 jul 2015

El lifting es una de las intervenciones que más demandan las personas que quieren combatir la edad. Sin embargo, el paso por un quirófano nunca es una decisión sencilla. Por eso, os dejamos algunas alternativas al lifting tradicional menos invasivas y más avanzadas.

El lifting o estiramiento facial es una intervención quirúrgica para corregir y rejuvenecer la piel de la cara y el cuello que con el paso del tiempo va perdiendo tirantez y volumen. Esta técnica busca retirar el exceso de grasa, tensar los músculos y rellenar las zonas que hayan perdido voluptuosidad.

Sin embargo, algunos pacientes prefieren técnicas menos invasivas y que no sean tan agresivas como el lifting tradicional, buscando un resultado más natural y disimulado. La intervención original realiza unas incisiones en diferentes zonas de la cara y cuello, para extraer la grasa sobrante, estirar la piel y más tarde coser el tejido. Un coste elevado o el miedo al quirófano y a la anestesia, son otras de las causas del surgimiento de nuevos métodos que buscan resultados parecidos al lifting pero sin pasar por quirófano. Además, una alternativa al lifting puede ser ideal si lo que buscamos es sólo disimular algunas pequeñas arrugas o imperfecciones que no requieran un intervención quirúrgica

Los métodos

Existen dos métodos que buscan efectos parecidos al lifting pero de una forma más sencilla y con resultados menos extremos:

  • Radiofrecuencia. Aunque es utilizada en varias zonas del cuerpo, la radiofrecuencia puede ser un perfecto sustituto para aquellas personas que quieran evitar un lifting. Este método mejora la laxitud de la piel y no requiere de incisiones porque su efecto se hace a través de ondas electromagnéticas. Tampoco necesita de periodo de recuperación más que unos pocos días y unos simples cuidados. Elimina signos de la edad como flacidez, pequeños surcos y estimula y regenera la producción de colágeno. El colágeno, además es un ralentizador del envejecimiento de la piel y su generación lo retrasa. También puede ser utilizado en otras zonas del cuerpo como la parte interna de los brazos, el abdomen, las nalgas, etcétera. Es un tratamiento ambulatorio que no necesita anestesia y es totalmente indoloro. Las sesiones duran entre 25 y 45 minutos y se requerirán más menos dependiendo de la situación y objetivos de cada persona.
  • Hilos tensores. Como la radiofrecuencia busca un resultado más natural y leve que lifting tradicional. El tratamiento se realiza en consulta y dura aproximadamente unos 40 minutos, Se trata de la colocación de unos hilos bajo la piel desde la zona anterior a la oreja hasta el surco que hay entre la nariz y la boca. Así, se recoloca el pómulo en la posición que solía estar y se reafirma el óvalo facial. Hay diferentes formas de colocar los hilos intradérmicos en función de los resultados que se busquen.
Como hemos comentado anteriormente, éstas también pueden ser alternativas válidas para aquellos que buscan algo más económico que un lifting. El precio de la radiofrecuencia se sitúa en los 400 euros (10 sesiones) y los hilos desde 150 el procedimiento más simple hasta 1000 en los casos más complejos.
Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.