La reducción de pecho por la Seguridad Social

La reducción de pecho por la Seguridad Social
Por Multiestetica.com
6 mar 2015

El pecho excesivamente grande no es sólo un problema estético para las mujeres que lo padecen, sino que supone múltiples problemas de salud como dolores de espalda, de cuello, irritación de la piel...

El pecho muy grande es resultado de un desarrollo anormal de la glándula mamaria que conlleva una carga de peso que puede acarrear muchas secuelas posteriores. En España, esta operación es cubierta por la Seguridad Social sólo en los casos graves, conocidos como gigantomastia.

Pese a que muchas mujeres busquen aumentar el tamaño de sus pechos, algunas otras necesitan su reducción. Las mamas muy grandes ya sean de origen hereditario u hormonal, conllevan múltiples problemas como la distensión de la piel, dolores dorsales, musculares y de cuello, además de generar una mala postura, e incluso, problemas respiratorios en la mujeres que lo padecen.

La seguridad social trata sólo aquellos casos que puedan suponer un riesgo serio para la salud y requiere un procedimiento previo para aprobar la intervención de forma gratuita. La jefa del Servicio de Cirugía Plástica del Gregorio Marañón nos da una pequeña guía "Son mamas exageradamente grandes en las que la distancia entre cuello (escotadura esternal) y el pezón alcanza los 30 o 35 centímetros" (frente a los 18 o menos de un pecho normal), además añade "La circunferencia del seno es de unos 60 centímetros(...)y pueden encontrarse aureolas de 12 centímetros que también deben disminuir de tamaño". Aunque todo dependerá de cada caso, podemos decir que aproximadamente la talla mínima de sujetador para que la operación pueda ser aceptada por la Seguridad Social es 105/110.

carrera-cancer-infantil-1170x2702-1024x4

Foto: Dra. Durbán

Los pasos a seguir

Aunque la Seguridad Social cubra los casos extremos, se ha de seguir un protocolo, más o menos largo, para llegar hasta el quirófano que variará según la Comunidad Autónoma donde se resida y el centro médico al que acudamos. El proceso puede seguir diferentes vías:

  • En primer lugar deberemos acudir a nuestro médico de cabecera que hará una primera valoración y nos solicitará las pruebas, en caso que lo creyera necesario, para hacer un diagnóstico de los daños que suponen el exceso de pecho.
    • Si el médico de cabecera, necesita un análisis más exhaustivo para justificar esta operación, derivará a la paciente al especialista - en este caso el traumatólogo- para descartar o confirmar que los dolores sean causados por el pecho grande. Si se confirma que los problemas son derivados por el exceso de pecho se pasa al siguiente paso que sería el cirujano.
    • También puede darse el caso que el médico de cabecera vea muy claro el caso y decida derivar directamente al cirujano. Como nos comenta Ana Pérez (25, Valencia) que fue operada de reducción de pecho hace dos años "(...) la última palabra la tiene el cirujano plástico, siempre y cuando el médico de cabecera quiera enviarte a él. "En el caso concreto de Ana tras varios intentos con el médico de cabecera y traumatólogos, se le derivó directamente al cirujano plástico "En todo momento traté con él, me explicó la operación y contestó todas mis dudas, también autorizó los resultados de los anestesistas y del cardiólogo."
    • Una tercera opción, aunque mucho menos común es que la derivación para intervenir llegue por parte del psicólogo. Los graves problemas psicológicos que puede acarrear el el pecho excesivamente grande también pueden ser un motivo para ser intervenida por la Seguridad Social. Aunque el psicólogo sea quien recomiende la intervención, el paso por el cirujano será imprescindible en todos los casos.

En el supuesto que no se consiguiera la prestación por parte de la Seguridad Social, la reducción de pecho se tendría que realizar mediante una clínica privada en la cual se estima que la operación cuesta alrededor de los 4.000 euros, un precio muy similar al del aumento de pecho.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!