La diástasis abdominal

La diástasis abdominal
 Especialistas con amplia experiencia que proporcionan las mejores soluciones en el ámbito de la Medicina estética y antienvejecimiento. Cuentan con más de 30 años de experiencia en el sector.
Creación: 9 mar 2015 · Actualización: 9 mar 2015

Una de las consecuencias físicas más comunes tras el embarazo es la diástasis, que consiste en la separación de los músculos rectos abdominales por un daño en el tejido conectivo.

Esta separación deja los órganos internos más próximos a la piel y afecta al abdomen dándole un aspecto flácido. Además, puede producir dolor de espalda sobretodo en la zona lumbar y problemas digestivos.

Aparece en más de la mitad de los embarazos y en la mayor parte de los casos se recupera de forma espontánea en las primeras semanas tras el parto.

Entre los factores de riesgo destacan la edad materna mayor a 34 años, hijos grandes, ganancia excesiva de peso, flacidez abdominal, falta o exceso de ejercicio, gestación múltiple, la multiparidad o cesáreas previas.

Sus principales causas son el aumento de peso durante el embarazo, los partos complicados o múltiples y el aumento de presión en la zona abdominal al realizar abdominales con mala técnica y sin protegerlos (abdominales clásicos).

La diástasis está directamente relacionada con la generación de disfunciones del suelo pélvico, como la incontinencia urinaria, ya que la separación de los músculos abdominales contribuye al aumento de presión intraabdominal que incrementa la probabilidad de lesiones.

Recomendamos

- Mantenerse activa: para mejorar la circulación sanguínea, la movilidad articular y la postura corporal. Hacer estiramientos diariamente.

- No hacer "abdominales" clásicos.

- No se debe cargar peso y si lo hacemos debemos contraer el abdomen y el suelo pélvico. - Agacharse con flexión de rodillas, no de tronco.

- Ejercitar el suelo pélvico (contraer siempre que hagamos un esfuerzo como estornudar o cambiar de posición) y hacerse masajes perineales a partir de la semana 34 para minimizar las lesiones del perineo.

Es necesario y aconsejable practicar ejercicios tanto durante el embarazo como en el postparto, haciendo hincapié en la musculatura profunda del abdomen y en el suelo pélvico. Tu fisioterapeuta de confianza hará una valoración y comenzará con el tratamiento.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.