La cuperosis: causas y tratamientos

La cuperosis: causas y tratamientos
Por Multiestetica.com
3 abr 2014

A diferencia de los hombres, las mujeres sufren con mayor frecuencia una enfermedad conocida como cuperosis, una lesión de la piel que no causa problemas de salud pero que genera efectos muy antiestéticos.

¿Qué es?

La cuperosis provoca el enrojecimiento crónico de la cara, generando una lesión cutánea caracterizada por la dilatación de los capilares. Parte de una inflamación de la piel que se repite en el tiempo hasta convertirse en crónica. Esta fragilidad capilar provoca un continuo enrojecimiento conocido como eritrosis facial, que se convierte en telangiectasia cuando los capilares dilatan de forma permanente.

La cuperosis se manifiesta sobre todo en aquellas mujeres que después de los 30 años presentan algunas características típicas como la fragilidad capilar. Sin embargo, este problema también puede afectar a los hombres, aunque en menor medida.

La cuperosis no crea problemas de salud, aunque las venas rojizas que aparecen a los lados de la nariz, sobre las mejillas o sobre la frente resultan muy antiestéticas. No obstante, es fundamental que se ejerza un control sobre las mismas, ya que detrás de ellas podría existir un problema dermatológico más grave conocido como rosácea o acné rosácea. En este caso la piel de la cara puede presentar pápulas o pústulas.

Las causas

Entender qué motivos provocan la aparición de la cuperosis es complejo. Entre los más comunes encontramos:

  • Factores genéticos;
  • Consumo excesivo de alcohol y disfunción hepática o intestinal;
  • Factores emocionales;
  • Falta de vitaminas;
  • Disfunción hormonal;
  • Variación climática;
  • Alimentación no equilibrada.

Se ha descubierto que la mayor parte de personas que sufren cuperosis trabajan en lugares en los que se producen fuertes saltos de temperatura, como por ejemplo los cocineros, los campesinos o los marineros, que están expuestos a una continua vasodilatación y vasoconstricción por este tipo de cambios.

Los remedios

El mundo de la cosmética constituye uno de los principales remedios para frenar la cuperosis. No se trata de un tratamiento que pueda eliminar por completo el problema pero puede evitar que éste empeore. Lo importante es que las cremas utilizadas contengan una alta concentración de protección solar. En cualquier caso es fundamental acudir al dermatólogo para conocer qué productos son los más eficaces para cada tipo de piel o antiestetismo cutáneo. El dermatólogo podrá aconsejar cosméticos calmantes y descongestivos para evitar que la cuperosis se agrave.

En otros casos, el especialista puede aconsejar la aplicación de tratamientos tópicos junto a aquellos de origen físico. El uso de la luz pulsada, por ejemplo, puede dar buenos resultados a nivel capilar. Otra alternativa es el láser Kpt o el Dye láser, que requieren al menos de 2 a 5 sesiones para reducir los efectos de la cuperosis. La aplicación de estos tratamientos debe ser necesariamente aconsejada por un especialista, que podrá evaluar los riesgos y los beneficios adecuados para cada paciente.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.