La belleza está en las hormonas

La belleza está en las hormonas
Limpiezas faciales, tratamientos hidratantes y nutritivos son algunas de las soluciones para mantener una piel joven y cuidada.
Centro Médico Estético exclusivo en sus planteamientos pero asequible en sus tratamientos con un equipo médico formado por profesionales altamente cualificados y excelentes resultados.
Creación: 21 jun 2010 · Actualización: 2 may 2019

Cuantas veces echamos la culpa a las hormonas de nuestros estados de ánimo. Además de ser totalmente cierto ahora descubrimos que el sistema hormonal incide directamente en nuestra salud y en nuestra belleza. La apariencia y textura de la piel está directamente relacionada con el nivel de hormonas que segrega el organismo.

De esta forma, a medida que los estrógenos disminuyen se acelera el proceso de envejecimiento, incidiendo en la hidratación, el grosor y la pigmentación de la piel así como en la cantidad de grasa que posee. Los estrógenos favorecen la renovación de las células, estimulan la síntesis de colágeno y elastina.

Existen otras hormonas que también influyen en el estado de la piel como son las hormonas tiroideas, cuya disminución provoca un engrosamiento de la piel y cuando se segrega en exceso produce una epidermis más delgada y frágil. Así mismo cuando se produce una situación de estrés, se liberan corticoides que hacen que la piel pierda luminosidad.

A los 20 años las hormonas estimulan el funcionamiento de las glándulas sebáceas y se inician los problemas de exceso de grasa en el rostro, surgen entonces las impurezas, los brillos y el acné.

A medida que pasa el tiempo, se va produciendo el envejecimiento cutáneo, la piel va perdiendo firmeza, grosor y elasticidad, va disminuyendo el nivel de hormonas y el ritmo de renovación celular va siendo más lento.

El film hidrolipídico que recubre la piel se va deteriorando por falta de lípidos, empeora la síntesis de fibras de colágeno y elastina. A los 50 años la bajada de estrógenos se traduce en una piel seca y flácida que se refleja no sólo en el rostro si no también en el cuerpo.Existen algunos tratamientos recomendados:

  • A partir de los 20 años son fundamentales las limpiezas faciales como la microdermoabrasión y la utilización de cremas hidratantes, y si es necesario con un tratamiento específico para pieles grasas con tendencia acneica.
  • A mitad de camino, de los 30 a los 50 años, se recomiendan tratamientos hidratantes, nutritivos como la Mesoterapia facial o los rellenos de ácido hialurónico, también los peeling despigmentantes para eliminar las manchas provocadas por el exceso de sol.
  • A partir de los 50 años lo más importante es actuar frente a la flacidez y la pérdida de firmeza con tratamientos como la radiofrecuencia (Accent), tratamiento de las manchas como los léntigos solares (por el daño solar provocado) con láser IPL, sin descuidar la hidratación de la piel con la mesoterapia facial y los rellenos de colágeno para frenar su pérdida.

En cuanto a la alimentación es muy importante conseguir un equilibrio hormonal para mantener un buen estado de salud. Mantener hormonas como los eicosanoides en un buen estado de equilibrio, mantiene nuestro sistema inmunitario y nos ayuda a sentirnos en un estado saludable.

Es importante tener unos niveles de ácidos grasos adecuados, por eso una correcta alimentación debería incluir: 40% hidratos carbono, 30% proteínas y 30% grasas y ejercicio físico aerobio para mantener un equilibrio hormonal.

Con estas recomendaciones mejoraremos nuestro sistema cardiovascular, inmunológico y sistema nervioso.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!