Mini hilos tensores de polidioxanona (PDO)

Mini hilos tensores de polidioxanona (PDO)
Centro sanitario dirigido por el Dr. José Antonio Hernández y un equipo de profesionales. Desde 1988 en un referente en La Rioja en todo tipo de tratamientos relacionados con la salud y el bienestar.
Creación: 17 oct 2014 · Actualización: 22 sep 2021

Una de las técnicas de rejuvenecimiento facial para prevenir y tratar la flacidez de forma sencilla y segura es la implantación, con efecto lifting, de múltiples minihilos de Polidioxanona (PDO).

Los hilos tensores faciales de PDO son unos filamentos reabsorbibles y que poseen unas pequeñas espículas que permiten elevar o corregir los tejidos flácidos faciales. La técnica consiste en introducir bajo la piel, mediante una fina aguja o una cánula guía diseñada especialmente para este fin, unos hilos de material totalmente compatible con el cuerpo humano, quedando anclados en el tejido celular subcutáneo. 

Una vez introducidos, se traccionan y se produce una tensión natural del tejido obteniéndose un efecto lifting. Puede aplicarse para corregir cejas asimétricas, levantar tejidos flácidos del contorno facial y del cuello, reposicionar pómulos caídos y en general para tratar el envejecimiento facial.

La forma de colocar los hilos tensores dependerá de la zona a tratar y variará de una persona a otra. Una vez colocados los hilos, el cuerpo generará nuevas estructuras de colágeno que envolverán los hilos y ayudaran a mantener elevado el tejido.

Esta técnica no reemplaza el lifting clásico pero permite un rejuvenecimiento facial sin perder los rasgos naturales del rostro. Es un procedimiento que se puede complementar con otras técnicas de rejuvenecimiento. Se puede combinar con toxina botulínica, rellenos de volumen, peelings o terapias de láser. No está tampoco contraindicada con una futura cirugía facial.

La PDO (Polidioxanona) es una sutura de reabsorción lenta de amplia utilización en cirugía cardíaca que no causa alergias o efectos secundarios y que es reabsorbido por el organismo después de un cierto periodo de tiempo.

Estos hilos se implantan en la piel mediante finas agujas o cánulas, sin necesidad de cortes ni suturas y producen una reacción de fibrosis a su alrededor, estimulando la autoformación de colágeno y elastina.

El efecto es casi inmediato, alcanzando la tensión máxima entre las 2 y las 6 semanas siguientes, permitiendo retoques y nuevas implantaciones en cualquier momento y sin interferir con las anteriores. EL hilo de PDO se reabsorbe en unos 3 a 6 meses pero su efecto dura unos 12 meses dependiendo, claro está, del tipo de piel, de la edad, del grado de flacidez y de la respuesta individual de cada paciente.

El proceso es natural y poco agresivo. Se puede aplicar tanto en tratamientos faciales como corporales y es una buena alternativa para prevenir, tratar y mejorar la flacidez y el descolgamiento.

Muy buenos resultados en combinación con mesoterapia facial, tanto de hialurónico, vitaminas y aminoácidos como de factores de crecimiento. Y es compatible con otras técnicas de Medicina Estética (toxina botulínica, hialurónico,).

Es un procedimiento ambulatorio que permite al paciente reincorporarse a sus actividades cotidianas de forma inmediata.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.