Adipocitolisi para la intralipoterapia

Adipocitolisi para la intralipoterapia
Es especialista en Estética Avanzada, Depilación Láser, Medicina Estética y Cirurgía Plástica, Estética y Reparadora y, Biomedicina. Además se respalda por SEME, SELMQ Y SECPRE
Creación: 22 jul 2014 · Actualización: 22 jul 2014

Dentro de los tratamientos no quirúrgicos para reducir la grasa localizada, se ha erigido como referente en este ámbito una nueva técnica.

Nos referimos, obviamente, a la adipocitolisi, un tratamiento en el que, mediante la técnica de la intralipoterapia, se inyecta directamente en el tejido adiposo una solución detergente que rompe el adipocito, la célula que almacena la grasa.

La solución definitiva sin cirugía para la eliminación de la grasa localizadaAdemás, la tumescencia que esta sustancia produce en el tejido adiposo, permite que la aplicación posterior de ultrasonidos externos aumente su eficacia para producir una microcavitación efectiva en este tejido, y por tanto, que ambos juntos consigan un efecto sinérgico que, como apuntábamos anteriormente, no tiene parangón con el resto de técnicas no quirúrgicas actuales para este fin, y que cuenta con la ventaja adicional de evitar la flacidez posterior y mejorar el aspecto y la textura de la piel.

Aplicación del tratamiento

Se sigue el siguiente protocolo:

Una vez descartados los casos no indicados y después de la pertinente historia clínica, se realiza un análisis de la composición corporal y valoración del estado nutricional mediante impendanciometria , así como una plicómetro (medición del pliegue de grasa), junto con la delimitación y medición de la zona a tratar y de los perímetros de las áreas adyacentes.

A continuación, mediante la técnica de la intralipoterapia (una técnica muy específica de uso exclusivo para médicos entrenados), se infiltra directamente en el tejido graso la sustancia detergente que inducirá el vaciamiento del contenido del adipocito y disolverá la grasa, el que finalmente se eliminará vía linfática y urinaria.

Pasados unos minutos, se procede a la aplicación de ultrasonidos externos con unos parámetros determinados, que, como hemos explicado, complementarán el tratamiento y mejorarán los resultados. Estas sesiones de ultrasonidos se repiten con frecuencia semanal mientras dure el tratamiento y además, se pueden combinar con otros tratamientos, como el drenaje linfático o carboxiterapia, para maximizar la eficacia o tratar paralelamente problemas asociados (por ejemplo celdas celulitis ) en la zona en qüestió. Dentro de estos cúmulos de grasa se pueden tratar tanto los llamados primarios (de tipo hormonal y/o hereditario), que se localizan principalmente en la mitad inferior corporal (“cartucheras", cara interna de muslos y rodillas, etc.), como los secundarios (ligados a los hábitos alimenticios), más frecuentemente situados en la mitad superior corporal (abdomen, flancos, pliegue torácico, papada, cara posterior de los brazos, etc.) y los patológicos o yatrogenia (relacionados con determinadas patologías o con el uso de ciertos fármacos) como la "joroba de búfalo" o algunos lipomas. La reducción de la grasa que se consigue es permanente en todas ellas, si bien en las de tipo Secundaria, al estar relacionadas con la ingesta, pueden recuperarse parcial o totalmente en caso de ganar peso.

Finalmente hay que decir que son necesarias generalmente varias sesiones, variables según cada caso, para alcanzar resultados comparables o superponibles a la liposucción, si bien desde la primera de ellas ya se objetiva la disminución del cúmulo de grasa en cuestión. El tratamiento es muy poco molesto, perfectamente tolerado y no requiere ningún tipo de convalecencia.

Además, al ser la sustancia inyectada un derivado del ácido desoxicòlic, un componente fisiológico de la bilis, los efectos secundarios son prácticamente inexistentes y, de producirse, son leves (calor, enrojecimiento, prurito), locales y de poca duración.

Por todas estas características explicadas, la adipocitolisi por intraliopterapia es actualmente, sin duda, el referente de los tratamientos no quirúrgicos para tratar la grasa localizada, sola o combinada con ultrasonidos, y es, por su seguridad y eficacia, uno de los tratamientos más solo solicitados.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.