Estrías y embarazo: ¿cómo prevenirlas y eliminarlas?

Estrías y embarazo: ¿cómo prevenirlas y eliminarlas?
Por Multiestetica.com
16 jun 2014

Cuando estamos embarazadas las mujeres experimentamos grandes cambios fisiológicos y hormonales con efecto en casi todas las partes del cuerpo, incluida nuestra piel. Así como se dice que los niños vienen con un pan bajo el brazo, el embarazo suele traer consigo las tan temidas estrías. Si bien no acostumbran a acarrear problemas de salud, sí que suponen un gran motivo de preocupación desde el punto de vista estético, para el que se buscan diariamente nuevas soluciones.

Aunque es un asunto que no solo atañe al género femenino, las mujeres somos las más propensas a padecer este problema estético. Se forman cuando se producen cambios de peso notables y, aunque están estrechamente relacionadas con el embarazo, las estrías también aparecen durante la adolescencia. Esto se debe a que se trata también de un problema hormonal; cuando estamos embarazadas o estamos desarrollándonos, las mujeres experimentamos un constante baile de hormonas que provoca, entre otras cosas, que disminuya la actividad de las células que nos aportan colágeno. La disminución de dicha proteína perjudica la elasticidad de la dermis y hace que ésta acabe rasgándose.

¿Qué son las estrías y por qué aparecen?

La piel tiene una gran capacidad para distenderse y, de hecho, durante el embarazo puede estirarse hasta diez veces más. Esta vasta extensión, no obstante, deja consecuencias a su paso: estrías. No se trata sino de roturas de la fibra de elastina de la dermis que se producen cuando ésta se estira en exceso.

Los efectos visibles son unas líneas rosáceas que se tornan blancas con el paso del tiempo y que afean determinadas zonas de nuestro cuerpo; el abdomen, los muslos, las caderas y el pecho son la diana preferida por las estrías. Aunque no causan dolor en aquellas que las padecen, en ocasiones sí pueden acarrear picor y sensación de calor.

¿Pueden borrarse las estrías?

Desgraciadamente no existe ningún remedio mágico que borre las estrías de forma definitiva, solo en algunos casos la cirugía estética puede conseguirlo. Del mismo modo, existe una amplia gama de tratamientos que ayudan a atenuarlas.

Carboxiterapia: una técnica mediante la cual se inyecta C02 con agujas microfinas en la región en la que se encuentran las estrías; el objetivo es reactivar la circulación sanguínea de manera muy localizada y conseguir así una mejora visible de este problema. Aunque depende del caso, se necesitan de unas 4 a 8 sesiones periódicas y los posibles efectos secundarios (dolor en la zona de punción, hematoma de los tejidos) desaparecen rápido.

Biodermogénesis: un método novedoso que estimula la producción de colágeno mediante la aplicación de Plasma Rico en Plaquetas (extraído de la propia paciente), el cual se inyecta para conseguir una dermogénesis activa (una especie de renovación de la piel). Elimina de manera significativa las estrías y estabiliza el metabolismo de los melanocitos, las células encargadas de producir pigmento en la piel. Es una técnica que no se lleva a cabo, no obstante, ni durante el embarazo ni durante el período de lactancia.

Abdominoplastia: es la técnica más invasiva y solo es útil cuando existe un problema de exceso de piel. Se elimina el segmento de piel donde se hallan las estrías.

¿Cómo prevenir la aparición de estrías durante el embarazo?

Según un estudio de la especialista en dermofarmacia Ana Anaya (“Las estrías. Etiología, clínica y tratamiento"), si no se toman medidas preventivas durante el embarazo, las estrías aparecen entre el 75 y el 95% de las veces. Es por ello que, en ocasiones, la solución al problema comienza con la propia prevención.

Algunos ítems son:

  • Utilizar cremas antiestrías que nos aporten un plus de elasticidad y flexibilidad, tanto en los meses de gestación como después de dar a la luz;
  • Usar fajas compresivas que preparen la piel para los cambios de volumen;
  • Beber mucha agua y mantenerse bien hidratada;
  • Alimentarse de una forma equilibrada;
  • Hacer ejercicio de forma regular y mantener el tono muscular de nuestro cuerpo.
Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.